914 890 888

El blog de SelfBank by Singular Bank

¿Qué representa el pasivo en un balance?

¿Qué representa el pasivo en un balance?

El pasivo se compone de todas las obligaciones y deudas de una empresa.

Conceptualmente, los pasivos más simples de identificar son los préstamos bancarios, pero hay otras partidas menos evidentes que también son pasivos, como las deudas con proveedores o los impuestos pendientes de liquidación.

Una primera clasificación de pasivos serían los: exigibles (deudas con terceros) y no exigibles (básicamente capital y reservas, que no tienen coste explícito y no son retornables).

El Plan General Contable distingue cinco grupos de Pasivo:

A) Fondos propios

B) Ingresos a distribuir en varios ejercicios

C) Provisiones para riesgos y gastos

D) Acreedores a largo plazo

E) Acreedores a corto plazo

Desde un punto de vista más conceptual podemos reducir estos cinco grupos a tres:

  • FONDOS PROPIOS: también llamados neto patrimonial. Son aquellas fuentes de financiación que no comportan, en principio, ningún tipo de exigibilidad para la empresa, bien porque corresponden a aportaciones de los propietarios (Capital Social) o porque se trata de beneficios retenidos (Reservas). En este apartado se podrían incluir los Ingresos a distribuir en varios ejercicios.
  • EXIGIBLE A LARGO PLAZO. Lo integran los acreedores a largo plazo, que constituyen fuentes de financiación externa que deben devolverse, así como las provisiones para riesgos y gastos, al tratarse de dotaciones destinadas a hacer frente a gastos y pérdidas, cuyo desembolso no está fijado aún.

También se conoce como pasivo no corriente o inmovilizado.

  • EXIGIBLE A CORTO PLAZO. Comprende los acreedores a corto plazo. La diferencia con los  acreedores a largo plazo viene determinada, únicamente, por el plazo de exigibilidad, considerando a largo plazo las deudas a más de un año y a corto plazo las de menos de un año.

Es conocido asimismo como pasivo corriente o circulante.

En todos los manuales leeremos que los pasivos no corrientes deberían destinarse a financiar los activos no corrientes de la empresa, de forma que exista una relación entre el bien y su financiación, pero también podrían financiarse con capital o reservas. Lo que debería evitarse en la medida de lo posible es financiarlos con pasivos a corto plazo.

Es decir, no es aconsejable financiar la compra de un edificio con préstamos a corto plazo. Es como si una persona financia la compra de su casa, en vez de con una hipoteca, con créditos a corto plazo que debe ir renovando periódicamente.

En cualquier caso, la idea básica es que los pasivos son las deudas u obligaciones que debe atender la empresa o el individuo.

Descubre qué representa el activo en un balance aquí.