902 888 888 / 914 890 888

El blog de SelfBank by Singular Bank

Plan de ahorro para sobrevivir al verano

Plan de ahorro para sobrevivir al verano

El objetivo para los que nos tomamos vacaciones en verano es común y se resume en dos palabras: descansar y desconectar. Lo que sí varía es el presupuesto disponible y la elección para disfrutar del tiempo libre. Justo aquí entra en juego nuestro buen hacer como ahorradores, demostrando que es posible aprovechar julio y agosto sin arrepentirnos en septiembre.

Nos hemos pasado once meses cuidando nuestras finanzas, ¿vamos a tirar por tierra ahora la economía familiar? No parece lo más sensato; tampoco lo es restar satisfacción al verano por causa del ahorro. Veamos entonces un plan adecuado que nos permita sobrevivir al verano.

Septiembre no está tan lejos

iStock_000019778177_SmallEmpezamos por el final de las vacaciones. Estamos de acuerdo en que todavía hay semanas de verano por delante, incluso hay quien todavía no ha empezado las vacaciones. Pero hay que tener presente que septiembre espera amenazante a la vuelta de la esquina. La vuelta al cole añadida a los excesos del verano pueden jugárnosla muy pronto.

Plan de ahorro para vacaciones

HiResLo más recomendable es tener un plan de ahorro para vacaciones durante todo el año, un colchón con el que financiar este período de mayor gasto. Sirve desde la tradicional hucha para el verano, mover fondos a una cuenta de ahorro específica, o ir dejando una cantidad sin tocar en la cuenta corriente.

 

No endeudarnos

Si no hemos sido capaces de ahorrar durante los meses previos, recurrir al crédito de la tarjeta no es la mejor opción, pues esa rápida liquidez extra para el verano nos tocará devolverla después y con intereses. Llegados a ese punto, mejor ajustarnos al disponible y tomar buena nota para el verano próximo.

Elegir destino según nuestra economía

I'm building mommy and daddy a new houseSabemos mejor que nadie el estado de nuestras cuentas, cuáles serán los próximos ingresos y qué gastos tendremos que afrontar. Entonces seamos coherentes al elegir el destino. Si no nos llega para ir al otro lado del mundo, podemos dar por válidas unas semanas en la playa o tomárnoslo con más calma y aprovechar el buen tiempo para realizar más actividades fuera de casa.

Presupuesto vacacional

Si nos quedamos en casa, si viajamos por nuestra cuenta o si vamos con agencia, la información previa de Internet y nuestro saldo disponible para las vacaciones son la base para conformar una cifra máxima que nos marcaremos como objetivo: el presupuesto vacacional.

Planificar con tiempo y aprovechar descuentos

Las mejores ofertas se adelantan varios meses al verano. En cuanto sepamos cuándo nos podemos tomar las vacaciones, sería el momento idóneo para empezar a reservar vuelos y hoteles. Además, conviene estar siempre alerta ante posibles descuentos y cupones. Nos van a permitir ahorrar en desplazamientos, alojamiento, actividades y restaurantes.

Seguro en viaje, ahorro ante un posible gasto

contratar un seguro de viajesAunque el seguro represente una partida considerable en el presupuesto vacacional, más vale prevenir que curar y podríamos considerar la póliza contratada como un posible ahorro futuro, en el caso de que tengamos algún problema de salud o incidencia durante el viaje.

Gastos variables, el punto de mira del ahorro. Presupuesto diario

Antes de empezar el verano ya conocemos algunos gastos que debemos afrontar con certeza; llamémosles gastos fijos. Sin embargo, en el día a día existen otros, como los gastos en comidas, transporte o souvenirs que es imposible conocer a priori y que deben ser el punto de mira del ahorrador. Para no excedernos, es aconsejable calcular un presupuesto diario e intentar respetarlo, en la medida de lo posible.

Los pequeños gastos, un gran ahorro

iStock_000047590612_SmallEse segundo café. Cenar otra vez fuera de casa. Ese souvenir innecesario. Esa llamada telefónica evitable. Todos sabemos a qué nos referimos con pequeños gastos. Y poco a poco, gasto a gasto, el importe total de las vacaciones va aumentando.

¿Cuánto nos gastamos en las vacaciones?

Para saber si gastamos más o menos que el resto de españoles podemos comparar nuestro presupuesto vacacional con los resultados de dos análisis diferentes. El  estudio de Cetelem-Investmarket cifra la previsión de gasto medio de los españoles para el verano de 2016 en 1.010 euros. Por su parte, American Express, aproxima el gasto en vacaciones en 2.246 euros de media, centrando su estudio en familias con más de 30.000 euros de ingresos anuales.

Resulta una buena práctica hacer balance de todos los desembolsos realizados en vacaciones: hoteles, vuelos, transporte, comidas, entradas, etc. Para, de ese modo, saber si hemos cumplido con el presupuesto inicial que habíamos calculado y mejorar el ahorro en vacaciones en años venideros.