902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

El reto de los 30 días: un método para ahorrar lo que uno quiera en 1 mes

El reto de los 30 días: un método para ahorrar lo que uno quiera en 1 mes

No nos hemos equivocado con el título, con este método se pueden ahorrar muchos euros. Todo lo que uno quiera. Eso sí, requiere la dedicación y el esfuerzo del ahorrador. Para los que prefieren pensar a corto plazo, para los que buscan un plan de ahorro sencillo y alternativo, este juego-desafío de ahorro es la solución.

Plan de ahorro diario, semanal y mensual: límite temporal

¿Por qué hay que ahorrar? No existe una única respuesta, todo lo contrario, cada ahorrador tiene su propio motivo que justifica su estrategia de ahorro: para las próximas vacaciones, para hacer frente a un posible gasto inesperado, para nuestra jubilación, para cambiar de casa, de coche, para darnos un capricho, para la vuelta al cole, etc.

Mucho hemos hablado de ello en el blog de Self Bank, preguntándonos ¿cuánto es mucho o cuánto es poco?, ¿ahorrar lo que sobra o antes de que no sobre? y hemos explicado otros métodos y trucos de ahorro como la regla 50-30-20. Y, de forma general, en el ahorro podemos diferenciar tres elementos:

  • Un motivo.
  • Una estrategia.
  • Un límite de tiempo.

Red circle. Mark on calendar at 26

En el reto de los 30 días, la estrategia y el límite temporal están muy relacionados: se sigue la idea de ahorrar un poco hoy, un poco más mañana, un poco más pasado mañana y así hasta llegar al último día del mes. Porque ahorrar una cantidad determinada un día aislado es fácil, pero mantener ese plan de ahorro una semana se complica; hacerlo durante todo un mes, supone un verdadero reto.

Qué es

Numerosos medios internacionales se han hecho eco de este curioso método, que se adapta bien a la forma de actuar de muchos ahorradores porque es flexible, dentro de ser todo un reto; porque tan solo dura un mes, pero se puede extender otros meses, y porque nos permite mejorar en el ahorro día a día, o si decidimos repetir el reto, en meses posteriores.

Es muy sencillo, consiste en ahorrar 1 euro el primer día del mes, 2 euros el segundo, 3 euros el tercero y así sucesivamente hasta ahorrar 30 euros (o 31) el último día del mes. Esta estrategia tan simple, bien ejecutada, nos permitirá ahorrar 465 euros en un mes.

tabla

La decisión clave es elegir correctamente cuánto ahorrar el día 1 del mes, pues va a condicionar superar con éxito el reto. No hay que olvidar que no se trata de ahorrar un euro cada día, sino de incrementar el ahorro un euro cada día. Las cuentas son muy fáciles, si en vez de un euro, elegimos otra cantidad D, el ahorro al final de un mes de 30 días será:

Ahorro con D euros/día = D x 465

Podemos seguir este método a la vieja usanza, echando cada día la cantidad correspondiente en una hucha, aunque nos obligaría a disponer de dinero efectivo cada día. Otra opción es calcular cuánto sería el ahorro de cada semana y mover el dinero de una cuenta a otra semanalmente.

Para qué sirve

La utilidad del reto es muy clara: planificar nuestro ahorro en un período de un mes para tener disponible una cierta cantidad pasado ese tiempo. A lo largo del año, hay momentos en los que nos gustaría disponer de una cantidad extra, pues con este método, a tan solo un mes vista, se llega a ahorrar casi 500 euros. Pero las ventajas del reto van más allá:

  • añade un mayor grado de dificultad cada día, y a la vez, nos motiva saber cuánto llevamos ahorrado.
  • derivado de lo anterior, nos permite aprender cómo es nuestro ahorro diario y mejorar cada día.
  • nos permite saber qué día se pone demasiado complicado el reto y reajustar mejor la cantidad D, si queremos repetirlo al mes siguiente.
  • es flexible, pues nos permite elegir cuánto incrementamos el ahorro cada día (D) y cuántos meses queremos repetir el reto,
  • como la meta está en el último día del mes, cuando lleguemos a ese día, nos podremos plantear si seguir un mes más, o si ya hemos alcanzado nuestro objetivo de ahorro y paramos el reto.

Resultados

Como hemos visto, calcular el ahorro pasados treinta días es fácil: basta con multiplicar el ahorro del primer día (D) por 465. Y para conocer cuánto llevamos ahorrado cada día, dejamos estos tres planes de ahorro realistas: 0,50 euros/día, 1 euro/día y 1,5 euros/día. Con una hoja de cálculo, de forma muy sencilla, puedes personalizar el tuyo.

D = 0,50 euros/día. Ahorro total: 232,50 euros.

tabla2

 

D = 1 euro/día. Ahorro total: 465 euros.

tabla3

D = 1,5 euros/día. Ahorro total: 697,50 euros.

tabla4

Detrás del reto, una progresión aritmética

Profundizando un poco más en el reto de los treinta días, vemos que se trata de una progresión aritmética, es decir, una sucesión de números en la que la diferencia de dos términos sucesivos es constante y se suele llamar diferencia de la progresión. La fórmula del término general de una progresión aritmética es la siguiente:

an = a1 + (n – 1) x D

Lejos de hacer cálculos complejos, con esta fórmula sabemos cuánto hay que ahorrar el día n del mes. Por ejemplo, con una D = 1, el día 20:

a20 = 1 + (20 – 1) x 1 = 20 euros.

Y para saber exactamente cuánto llevamos ahorrado en el día n del mes, utilizaremos la fórmula de la suma del enésimo término de una progresión aritmética:

Sn = n x (a1 + an) / 2

Por ejemplo, con una D = 1, el día 20 llevaremos ahorrados 210 euros:

S20 = 20 x (1 + 20) / 2 = 210 euros.