914 890 888

El blog de SelfBank by Singular Bank

Megatendencias: LegalTech, Tecnología para mejorar el mundo del derecho

Megatendencias: LegalTech, Tecnología para mejorar el mundo del derecho

La tecnología ha llegado prácticamente a todos los ámbitos de nuestras vidas. Megatendencias como la digitalización o el papel del 5G han cambiado nuestra concepción de muchos sectores e incluso de la manera en la que nos relacionamos. La pandemia del COVID-19 ha servido de catalizador y el mundo del derecho no podía ser ajeno a esta revolución.

¿Qué es LegalTech?

LegalTech es la unión de dos términos, Legal y Technology y, por lo tanto, se refiere a la aplicación de la tecnología para lograr que los servicios legales sean más eficaces, eficientes, seguros y amigables, haciéndolos más accesibles para la población en general.

El mundo del derecho está basado en leyes, en contratos, en documentos, en procedimientos, etcétera, un conjunto de elementos que a las personas de fuera de este ámbito les pueden resultar farragosos, incomprensibles o tediosos.

A través de la tecnología se puede mejorar muchos de estos aspectos, desde el propio contacto de los ciudadanos con los profesionales del derecho hasta la gestión de la documentación o la automatización de muchas tareas. A continuación, veremos algunas áreas en las que LegalTech puede suponer una mejora sobre la forma tradicional en la que se gestionaba este ámbito:

Acceso a la legislación e inteligencia artificial

Ya en 1979, una compañía llamada LexisNexis introdujo en el mercado estadounidense un terminal que permitía a los despachos de abogados conectarse con las bases de datos y jurisprudencia de algunas bibliotecas de aquel país, lo que entonces significaba un gran avance y un importante ahorro de tiempo.

Hoy en día, es impensable para los profesionales del derecho no contar con herramientas informáticas que les faciliten su labor, buscando casos similares a los que manejan y leyes relacionadas; y aunque todavía no está muy extendido, la inteligencia artificial está llegando al sector, y algunos bufetes de Estados Unidos incluso ya han «contratado» a un ordenador como abogado.

LegalTech: el medio de contacto entre cliente y abogado

Cuando alguien necesita los servicios de un abogado, si no conoce a uno tiene que preguntar a sus amistades o buscar información, antiguamente en las páginas amarillas o ahora en internet. Para facilitar las cosas, hoy existen plataformas o portales de abogados, e incluso apps para el móvil, desde la que se pueden realizar cómodamente consultas o realizar reclamaciones legales.

En este sentido se habla de una uberización del derecho, donde algunas plataformas funcionan como un sistema de intermediación entre los abogados y los clientes, cobrando una comisión por este servicio, al cliente o al propio letrado.

LegalTech

Automatización de tareas

Las tareas más sencillas pueden ser automatizadas, en cualquier ámbito. En el del derecho, basado en normas y procedimientos, esto es particularmente cierto. En ocasiones podemos necesitar realizar una reclamación o generar un contrato sencillo, y para ello la tecnología resulta de gran ayuda, basta una conexión a internet y simplemente rellenar una serie de datos.

Los propios abogados se pueden beneficiar de la automatización de muchas de las labores que se realizan habitualmente en un despacho, desde diversos trámites hasta otros aspectos más «prosaicos», como el escaneado de documentos o la facturación.

Además, existen aplicaciones para gestionar los procesos legales (asignando tiempos, tareas y recursos, adjuntando documentos, etcétera), que optimizan los flujos de trabajo e incluso facilitan el acceso de los clientes para que puedan comprobar cómo va su caso, lo que permite al despacho de abogados ahorrar mucho tiempo en consultas.

Autenticación

Las limitaciones derivadas de la pandemia y la optimización de procesos, ha llevado a que muchos contratos se firmen a distancia. Elementos como la firma digital forman ya parte de la vida de muchas personas, por la comodidad y la agilidad que suponen a la hora de realizar trámites.

El auge de las comunicaciones a través de internet, del teletrabajo y de las transacciones electrónicas en sus diversas formas ha facilitado el surgimiento de diversas plataformas y apps que proporcionan un proceso automatizado, seguro y fiable para la firma de contratos a distancia.