914 890 888

El blog de SelfBank by Singular Bank

¿Cómo afecta el apalancamiento operativo de una empresa al riesgo de mi inversión?

¿Cómo afecta el apalancamiento operativo de una empresa al riesgo de mi inversión?

Hay diversas medidas que toman como referencia los inversores a la hora de determinar la buena salud del negocio de una empresa o su nivel de riesgo. Una de las más importantes y a la que no se le suele prestar suficiente atención es el apalancamiento operativo.

Es importante comprender bien este fenómeno, ya que puede ser una de las características ocultas que provoque que las empresas en las que invertimos resulten más arriesgadas de lo que parecen. En los buenos tiempos el apalancamiento operativo puede hacer que la rentabilidad de un negocio se dispare, pero de la misma manera, en momento difíciles puede disipar cualquier posibilidad de beneficios, arrastrando a empresas enteras a la quiebra.

¿Qué es el apalancamiento operativo?

En esencia el apalancamiento operativo es la relación que existe entre los costes fijos que tiene una empresa y los costes variables. El apalancamiento operativo es más elevado en aquellas empresas que tienen una proporción alta de costes operativos fijos, frente a sus costes variables.

Ejemplo de negocio con mucho apalancamiento operativo: Microsoft

Para entender bien los efectos del apalancamiento operativo podemos observar un negocio bien conocido, el de Microsoft. La empresa de software necesita invertir en el desarrollo de sus productos una gran cantidad de dinero. Se trata de gastos fijos: dinero que la empresa gasta en desarrollar su producto independientemente de la cantidad de copias que posteriormente venda de su software.

Tanto si Microsoft consigue vender una copia como 10 millones de copias de su software, su coste de desarrollo permanece fijo. También implica que, una vez que Microsoft ha vendido suficientes copias de su software como para cubrir los gastos, cada copia de más que venda se convierte en beneficio. Esto hace que sus márgenes de beneficios aumenten fuertemente si consigue aumentar sus ventas. Microsoft es un caso de un negocio con un apalancamiento operativo alto.

Ejemplo de negocio con poco apalancamiento operativo: Walmart

El caso contrario, es decir, de poco apalancamiento operativo, sería el de cualquier gran cadena de supermercados. Por ejemplo la cadena estadounidense Walmart. El coste principal de su negocio no son sus edificios, sino el inventario de productos que luego vende. Walmart es un intermediario, no fabrica los productos que vende y, por tanto, los ha de comprar a sus fabricantes. Esto quiere decir que por cada producto que vende Walmart tiene que reemplazarlo en su inventario, con el coste correspondiente que ello conlleva.

La consecuencia es que, a medida que vende más productos, sus costes también aumentan. Decimos que tiene costes operativos variables.

¿Qué ventajas tiene el apalancamiento operativo?

Cuando los gastos de una empresa son en mayor medida fijos, como el ejemplo de Microsoft, se gana más dinero por cada unidad adicional que se vende, ya que no aumentan los costes en función del volumen de ventas. En el momento en que las ventas aumentan los márgenes de beneficios aumentan y la rentabilidad se dispara.

Riesgos de un apalancamiento operativo elevado

A pesar de poder ganar mucho dinero, no todo son ventajas para las empresas con alto apalancamiento operativo:

A esas empresas les resulta difícil gestionar las fluctuaciones en sus cifras de negocios, ya que incurren en gastos, independientemente de que vendan más o menos. Esto conlleva un alto grado de volatilidad en los beneficios, ya que son mucho más sensibles a las variaciones en las cifras de ventas.

Puesto que los inversores suelen seguir de cerca la evolución de los beneficios de las empresas a la hora de calcular su valor, aquellas empresas que tienen una gran volatilidad en sus beneficios también suelen tener cotizaciones en bolsa más volátiles.

De igual modo, las empresas con alto apalancamiento operativo deberían de ser gestionadas de forma más conservadora para poder soportar bien los momentos complicados. Con igualdad de condiciones, suelen tener gastos de financiación más altos, teniendo que pagar más por que le presten dinero para financiar su negocio.

¿Cómo valorar el nivel de apalancamiento operativo?

Conocer el grado de apalancamiento operativo de las empresas en las que invertimos nos dará una idea de la volatilidad que pueden sufrir los beneficios de una empresa ante variaciones en su cifra de negocios. Aquellas empresas con un apalancamiento operativo más elevado deberían ser gestionadas de forma más conservadora y, como inversores, no deberíamos olvidar que en ellas es posible que nuestras acciones sean más volátiles.

Si las ventas aumentan, los beneficios crecerán exponencialmente y ganaremos mucho dinero. Por el contrario, si se produce una caída en la cifra de negocios, puede que las pérdidas aumenten también exponencialmente. Una buena diversificación y gestión será importante para controlar el riesgo y volatilidad de nuestra cartera de inversión.

La operativa con productos cotizados está dirigida a inversores que deben tener experiencia y conocimientos financieros suficientes para invertir en ellos. La inversión en estos productos requiere una vigilancia constante de la posición ya que comportan un alto riesgo y se puede perder el 100% del capital invertido.

Antes de efectuar cualquier contratación, es recomendable informarse legal, regulatoria y fiscalmente sobre las consecuencias de una inversión. 

Las decisiones que cada inversor adopte, tanto de inversión como de nivel de delegación y asesoramiento, son su responsabilidad. 

Rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras. 

Ninguna parte de este documento puede ser copiada o duplicada de cualquier forma o medio o redistribuida sin el previo consentimiento por escrito de Singular Bank.