902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

¿Qué lugar ocupa un Plan de Pensiones en la cartera diversificada de un inversor?

¿Qué lugar ocupa un Plan de Pensiones en la cartera diversificada de un inversor?

La multitud de herramientas que tenemos los inversores a nuestra disposición en la actualidad nos ofrece una enorme flexibilidad y libertad para rentabilizar nuestro patrimonio. Sin embargo, a veces con tantas opciones (fondos, acciones, etfs, cfds, materias primas…) no es fácil estructurar una cartera coherente con nuestras circunstancias.

Aunque es posible que no sean la solución única para todos los casos, los planes de pensiones pueden ser una herramienta muy interesante a considerar. Una de las características de la inversión inteligente a largo plazo se base en diferir el consumo presente a cambio de unos beneficios futuros. Esta perspectiva largoplacista es una de las cualidades que se suelen citar a la hora de diferenciar entre la inversión y la especulación cortoplacista.

Los planes de pensiones evocan automáticamente esta mentalidad a los inversores.  Una de sus características principales es que, salvo circunstancias muy extraordinarias, no se puede disponer de la cantidad invertida hasta llegado el momento de jubilación. A cambio de este compromiso de mantener la inversión a largo plazo, el plan de pensiones disfruta de algunas ventajas importantes:

La fiscalidad

Una de las ventajas más importantes de invertir en un plan de pensiones son las implicaciones fiscales. Al realizar una aportación a nuestro plan de pensiones se reduce nuestra base imponible. En función del tramo en el que estemos en la declaración de nuestro IRPF, esto puede suponer un ahorro importante en nuestra declaración de la renta. Este ahorro puede llegar a ser de hasta 450€ por cada 1.000€ que aportes a tu plan de pensiones.

calculadora de ahorro

En la web de Self Bank podemos encontrar un simulador para calcular el ahorro que nos supondrá este beneficio en función de nuestra edad, edad de jubilación, aporte anual y tipo de IRPF.

Inversión para el largo plazo

Muchas veces como inversores nosotros mismos somos nuestros peores enemigos. La volatilidad a largo plazo puede llevarnos a vender nuestros activos en los peores momentos y comprar cuando los precios ya reflejan expectativas excesivamente optimistas. Los planes de pensiones, por su naturaleza blindada a largo plazo, evitan que tomemos decisiones drásticas en momentos poco oportunos.

Igualmente centran nuestra atención en la importancia de ahorrar e invertir sistemáticamente todos los años. Estos dos factores, la visión a largo plazo y la constancia, se han mostrado históricamente como dos de las mejores armas del inversor para obtener sus objetivos financieros.

Posibilidad de realizar traspasos entre planes de pensiones

A pesar de su característica largoplacista, esto no quiere decir que no podamos seguir influyendo y optimizando la gestión de nuestro patrimonio una vez invertido en un plan de pensiones. Es posible traspasar fondos de un plan de pensiones a otro, de manera que podemos modificar o diversificar nuestras inversiones entre diversos planes sin ninguna penalización fiscal ni de costes.

Comisiones reguladas por ley

Las comisiones máximas de los planes de pensiones están reguladas por ley. Esto evita comisiones excesivamente elevadas y permite a los inversores tener acceso a activos financieros interesantes a un coste razonable.

En algunos casos las gestoras ofrecen planes de pensiones que son idénticos a algunos de los fondos de inversión que comercializan en cuanto a los activos en los que invierten, pero con comisiones ligeramente inferiores al fondo debido a que las comisiones legales permitidas son menores a las de los fondos de inversión.

Gestión profesional

Un plan de pensiones, al igual que un fondo de inversión, está gestionado por un gestor profesional que trabaja para lograr una cartera de activos interesante para el inversor. Es importante que el inversor lea la documentación del plan de pensiones para entender en qué y cómo invierte el gestor.

Al igual que con un fondo de inversión, el gestor está obligado a estipular cuál es el índice de referencia (el benchmark) con el que compara su rendimiento. Esta referencia nos ayuda a formar unas expectativas razonables de la evolución y rentabilidad futura del plan de pensiones.

¿Qué prioridad debe de tener un Plan de Pensiones en nuestra cartera?

Al igual que con tantas otras cosas en el mundo de las inversiones, el lugar que debe ocupar una herramienta como un plan de pensiones en la cartera de un inversor depende en gran medida de su conocimiento, objetivos y circunstancias.

Los planes de pensiones están orientados en gran medida a inversores que no quieren llevar a cabo un seguimiento día a día de los mercados. Al igual que con un fondo de inversión, podemos disfrutar de una gestión profesional a un coste muy razonable. Igualmente, incluso para inversores expertos, las ventajas fiscales de los planes de pensiones son tan importantes que merecen también seria consideración.

La variedad en la oferta de planes de pensiones es considerable y la mayoría de inversores debería de poder encontrar algo que encaje bien con su cartera (considerándolo como un fondo más) a la vez que obtiene las máximas ventajas fiscales disponibles.

Más allá de la jubilación

La mayoría de inversores se interesan por su plan de pensiones pensando en llegar a la edad de jubilación. Sin embargo con la generosa esperanza de vida de la que disfrutamos en la actualidad el horizonte temporal del inversor inteligente debe ir mucho más allá. Un plan de pensiones no sólo es un vehículo que nos puede servir para acumular patrimonio sino que se puede convertir en una herramienta para estructurar nuestras rentas al llegar a la jubilación al mismo tiempo que sigue generando rentabilidades.

Conclusión

En la mente de muchos inversores el plan de pensiones es una herramienta conservadora. Sin embargo, la variedad de oferta que podemos encontrar en la actualidad, así como sus importantes ventajas fiscales, hacen que sea una opción que todo inversor debe de considerar seriamente a la hora de crear y diversificar su patrimonio.