902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

Plan de pensiones 2018: los errores que debes evitar al contratarlo

Plan de pensiones 2018: los errores que debes evitar al contratarlo

Un nuevo año está a la vuelta de la esquina y es momento de hacer nuevos propósitos. Quedan pocos días para que sea 2018 y muchos ya están dándole vueltas al asunto para concienciarse y cumplir esta vez con esas buenas intenciones que se tienen el 1 de enero pero que se suelen olvidar el día 2…

Uno de los más habituales es el de ahorrar más, y sobre todo, mejor. Ya sabemos que el ahorro es una de las asignaturas pendientes de los españoles, y 2018 puede ser un buen año para enderezar la situación. Al menos en nuestra economía personal. Sobre todo, porque solemos pensar muy poco en el futuro y, como vemos, los años pasan volando por lo que no está de más ir pensando en el ahorro para la jubilación.

Teniendo en cuenta cómo está la hucha de las pensiones, es muy importante contar con recursos alternativos, entre los que brilla el plan de pensiones. Si estás pensando en dar el paso el año que viene, es importante que tengas muy en cuenta los siguientes consejos para hacerte con el plan más adecuado y que más adelante no te lleves sorpresas.

Pasos para evitar fallos en tu futuro plan de pensiones

  1.   Aprende a organizar tu jubilación

A la hora de comenzar un plan de ahorro de cara a la jubilación, es imprescindible informarse acerca de las diversas opciones y productos disponibles y organizarlo de la forma más conveniente. Es decir, antes de lanzarse a la piscina y contratar un plan, es mejor analizar el mercado, valorar opciones y tener todas las cartas sobre la mesa.

Se trata de hacer un estudio pormenorizado de lo que ofrece el mercado y actuar en función de lo que nos convenga, teniendo en cuenta nuestros ingresos, nuestra situación económica y la del país en general, ya que la política monetaria puede influir también, ya que de ella dependerá que genere más interés o menos. De este modo, tendrás todas las herramientas necesarias para confeccionar el plan de pensiones que más útil te vaya a ser en el futuro.

  1.   Piensa, valora y, después, actúa

Antes de contratar un plan de pensiones debes parar un momento y estudiar qué es lo que quieres para tu futuro. Es decir, soñar con tu jubilación. Aunque te parezca pronto, es indispensable que lo hagas para, después, contratar el plan adecuado. Visualiza cómo quieres vivir en el futuro en función de los ingresos que has tenido durante tu etapa laboral, qué cantidades necesitarás para vivir y cómo vas a administrarte.

De este modo, se puedes establecer tu perfil de riesgo. Es decir, si vas a preferir un plan que invierta en valores y productos algo más arriesgados, pero que pueden dar grandes rentabilidades -al igual que pérdidas- o por el contrario prefieres ser hormiguita e ir a lo seguro. Así, podrás escoger el exacto.

 

  1. Los huevos en la misma cesta, nunca

Es algo que se repite muchas veces pero parece que nunca es suficiente. No debemos invertir todo nuestro plan de pensiones en los mismos activos. Es decir, que no hay que poner todos los huevos en la misma cesta, sino que hay que repartirlos. Y eso en lenguaje financiero se llama diversificar.

Es decir, tienes que optar por un plan que, en función de tu perfil de riesgo, invierta en diferentes activos (renta variable, renta fija, divisas, materias primas…), pues de ese modo si alguno de ellos tiene una mala racha, se podrá compensar con los demás. El objetivo es obtener rentabilidad y minimizar las pérdidas.

Por ejemplo, los planes de pensiones de Self Bank permiten tener tantos planes como cada persona quiera, de modo que se puede minimizar el riesgo de forma adecuada diversificando las inversiones.

  1. No dejes para mañana lo que puedes hacer cada mes

En España es muy común hacer las aportaciones al plan de pensiones a final de año, de golpe y con lo poco o mucho que se tenga ahorrado. Pero como hemos repetido también muchas veces, es mejor realizar las aportaciones de forma periódica.

Si las haces una vez al mes, como si fuera el pago de una factura más, al cabo del año lograrás un ahorro mayor que si vas al final con prisas. Además, algunos estudios señalan que realizando de forma periódica las aportaciones se logra más rentabilidad. De modo que, organízate la forma en la que te convenga más y haz tus aportaciones a lo largo del año.

  1. Se flexible

Los planes de pensiones no son eternos. Es decir, si uno no funciona o vemos que no nos está dando el resultado esperado, es mejor que cambies antes de que sea tarde. Se pueden traspasar fondos de un plan de pensiones a otro sin ningún coste fiscal, por lo que no dudes en hacerlo si crees que es lo mejor. Aguantar con un plan que no funciona es perder tiempo y, sobre todo, dinero.

  1. Controla las comisiones

De media, las comisiones de los planes de pensiones en España están entre el 1,3% y el 1,4%. Por lo tanto, ten muy en cuenta esa cifra y vigila que tu plan de pensiones, o el que vas a contratar, se mueve en estos porcentajes. El tema de las comisiones es muy importante, por lo que debes conocer muy bien las condiciones para que no haya sorpresas en el futuro.

  1. Se constante

Por último, es básico para que logres tu objetivo de jubilación que seas constante con el plan de pensiones. Abrirlo y no realizar ninguna aportación solo te acarreará costes inútiles que, además, no te van a generar rentabilidad. Por eso, piénsalo bien antes de contratarlo y, si estás decidido, cumple. 2018 tiene que ser el año.