902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

La estrategia FIRE, retírate pronto y disfruta de la vida

La estrategia FIRE, retírate pronto y disfruta de la vida

Después de varios años viviendo la Gran Recesión, España tiene todavía muchos problemas por resolver, pero probablemente los dos más importantes para los ciudadanos sean el paro y las pensiones. Ante este panorama poco halagüeño la estrategia FIRE ha cobrado fuerza entre los millenials.

La tasa de paro sigue siendo elevada, pese a haberse reducido casi a la mitad respecto al máximo de hace siete años, de alrededor de un 14%, una cifra que aproximadamente, sigue duplicando la de la Unión Europea.

Y las pensiones: mientras determinados grupos piden un aumento de las mismas, el verdadero problema es pagar las pensiones actuales, pues el dinero de las cotizaciones no es suficiente y, sobre todo, poder pagar las de dentro de unos años, teniendo en cuenta que se jubilarán millones de personas, nacidas en el baby boom, con pensiones más altas, y unido a que cada vez se vive más años.

Qué es la estrategia FIRE

Lógicamente, la situación ha llevado a muchas personas a plantearse la creación de un plan de pensiones, o de algún tipo de ahorro o de inversión que permita complementar la pensión pública que puedan recibir.

La edad de jubilación posiblemente se retrase aún más (teniendo en cuenta que se viven más años). Además, estamos en una época en la que no sobra el trabajo (al menos, en España) y en el futuro se espera una masiva implantación de máquinas y robots, que sustituirán en ciertas tareas a los humanos.

Entonces, ¿cuál sería la perspectiva? ¿Trabajar muchos más años, hasta más viejo y cobrar menos por la jubilación?

Ante esta situación, ha surgido una tendencia que ha cobrado una relativa fuerza entre la generación de los millenials, nacida precisamente con el inicio de la transformación digital que ha tenido lugar en las últimas décadas: en vez de esperar a la jubilación clásica (ahora fijada en los 67 años) o, incluso, tratar de «arañar» algún año prejubilándose, ¿por qué no retirarse antes?

La estrategia FIRE (Financial Independence, Retire Early) propugna precisamente esto, conseguir la independencia financiera y retirarse pronto (incluso antes de los 40).

estrategia FIRE

En realidad, el planteamiento no es estrictamente una jubilación clásica. Se busca la libertad financiera, pero no necesariamente para dejar de trabajar, sino para no depender de un empleador y poder dedicarse a lo que uno quiera, puede ser sin trabajar o no (como se suele decir, si uno trabaja en lo que le gusta, ¡no es un trabajo!).

Además, hay otros aspectos complementarios. No solo se trata de vivir con más independencia, sino también reducir —o, más bien, eliminar por completo— el consumismo, lo cual, además de una actitud ante la vida, también favorece el cuidado del medio ambiente.

Cómo se lleva a cabo la estrategia FIRE

Lo primero que hay que tener en cuenta es que esta estrategia es bastante radical. El objetivo es retirarse —conseguir la independencia financiera— muy pronto, mucho antes de la edad de jubilación oficial. Por eso, un objetivo tan ambicioso requiere un esfuerzo notable.

Normalmente, cuando hablamos de comenzar a ahorrar, sugerimos un porcentaje del 10% sobre los ingresos. Si queremos «forzar un poco la máquina» y empezar a invertir para generar unos réditos, podemos hablar de un porcentaje del 20-25%.

Sin embargo, como decimos, la estrategia FIRE tiene que ser más contundente. Los seguidores de este movimiento se plantean ahorros del 50% o más.

Esto, a priori, puede parecer imposible para muchos. Apenas puedo ahorrar, ¿cómo voy a plantearme alcanzar un porcentaje tan alto?

Es evidente que si los ingresos son reducidos, no será posible pero, como siempre, conviene revisar todas las posibilidades. Los seguidores de la estrategia FIRE no son únicamente personas con sueldos muy elevados. Eso sí, se requiere mucha constancia y un cambio de mentalidad importante, para centrarse en la consecución de este objetivo.

estrategia FIRE

¿Cuánto dinero hay que reunir en la estrategia FIRE?

Los defensores de esta estrategia estiman que el objetivo para retirarse debe calcularse como unas 25 veces el dinero necesario para el primer año de «jubilación».

De esta manera, si estimásemos 40.000 euros anuales, necesitaríamos reunir un millón de euros (40.000×25). Pero si reducimos nuestras necesidades a 20.000 euros al año, entonces ya «solo» precisaremos 500.000 euros.

Aún así, ¿parece mucho? Desde luego, son cifras importantes, pero es que el objetivo (la libertad financiera, el retiro a una edad temprana) también lo es.

Cómo conseguirlo

La primera clave es la austeridad. Hay que  eliminar el lastre de las deudas, ser austero, deshacerse de todos los gastos superfluos, vivir prácticamente con lo mínimo.

Hay que tener claro cuál es el presupuesto personal de gastos y recortarlo a la mínima expresión, rebajando todas las partidas: reduciendo el ocio, aprovechando más la ropa, comiendo alimentos de temporada, teniendo claro no comprar, reciclando, reparando… cualquier aporte es positivo, tenemos que centrarnos en reducir el nivel de gastos al mínimo, para conseguir alcanzar ese porcentaje de ahorro tan importante.

Por ejemplo, siguiendo con el ejemplo anterior, si alguien gana 40.000, y en lugar de gastar todo o la mayor parte de sus ingresos, consigue mantener sus gastos en 20.000, no solo habrá reducido el dinero que necesita reunir a la mitad. También conseguirá un nivel de ahorro de 20.000 euros anuales, es decir, que en 15 años conseguiría ahorrar 300.000 euros, o 400.000 en 20 años.

Pero eso no es todo. Gracias al poder del interés compuesto, el dinero reunido puede ser muy superior. Imaginemos que se consigue invertir el dinero obteniendo un 5% anual:

 Ahorrado5%
120.00021.000
240.00043.050
360.00066.203
480.00090.513
5100.000116.038
6120.000142.840
7140.000170.982
8160.000200.531
9180.000231.558
10200.000264.136
11220.000298.343
12240.000334.260
13260.000371.973
14280.000411.571
15300.000453.150
16320.000496.807

Gracias al interés compuesto, en el decimosexto año se alcanzaría prácticamente los 500.000 euros deseados.

Otro aspecto importante es el siguiente. A esas alturas, con ese 5% estaríamos obteniendo un rendimiento de 25.000 euros anuales por esos 500.000 acumulados, lo cual nos permitiría vivir de rentas, sin tener que consumir el capital.