914 890 888

El blog de SelfBank by Singular Bank

Factoring, cambiando facturas por liquidez

Factoring, cambiando facturas por liquidez

Siguiendo las definiciones de contratos utilizados por las empresas como renting y leasing, en este lexiconómico vamos a ver claramente en qué consiste el factoring y por qué permite cambiar facturas por liquidez.

¿Quién interviene en el factoring?

Determinemos antes de nada los agentes que intervienen en el factoring, que serán nombrados en la definición posterior:

  • Factor: entidad financiera o sociedad de factoring.
  • Cedente, o empresa que emite facturas y las cede al factor.
  • Cliente, a quien ha facturado la empresa.

Definición de factoring

Factoring es la cesión por parte del cedente de las facturas de una cartera de clientes al factor. El factor se encarga de la gestión de cobro de las facturas y anticipa su valor al cedente, restándole al total una comisión y un tipo de interés.

Además, el factor estudia la cartera de clientes y evalúa su riesgo. En función de ello puede variar la comisión cobrada al cedente.

Todos los detalles de la cesión de facturas, el momento de pago, evaluación de clientes, quién asume el riesgo de impago, seguros, comisión y tipo de interés quedan establecidos dentro de un contrato de factoring.

Veamos un ejemplo:

La empresa E emite facturas a sus veinte clientes y cede la totalidad de la cartera a una entidad de factoring F que, tras evaluar su riesgo, establece en el contrato de factoring una comisión del 10% por sus servicios. E factura el día 5 de cada mes con un vencimiento a 45 días. En el mes de julio facturó un total de 10.000 euros. Después del día 5, cuando se haya establecido en el contrato, F adelantará 9.000 euros a E y se quedará como comisión 1.000 euros.

45 días después de la emisión de las facturas F cobrará de la cartera de clientes de E el total de 10.000 euros.

Cabe preguntarse ahora qué sucede si alguno de esos clientes no paga su factura. Lo aclaramos explicando los dos tipos de factoring.

Tipos de factoring

iStock_000016244386_SmallEn función de quién asume el riesgo de impago:

  • Factoring sin recurso: el factor adquiere los créditos de una empresa con sus clientes sin recurso contra el cedente. De modo que si el cliente no paga la factura, el factor asume el impago.
  • Factoring con recurso: el factor adquiere los créditos de una empresa con sus clientes con recurso contra el cedente. Es decir, si el cliente no paga, el factor recupera su crédito del cedente, que es solidario ante impagos.

Ventajas e inconvenientes del factoring

Ventajas

  • Liquidez antes de que llegue el vencimiento de las facturas,
  • lo que supone una mejora el ratio de endeudamiento y circulante, reduciendo las cuentas pendientes de cobro.
  • Se evita el riesgo de impago (en el caso de factoring sin recurso).
  • Se reducen las tareas administrativas, pues las realiza el factor:
    • Menor gestión de cobros
    • y las gestiones de recuperación de impagos y morosos.
  • Como consecuencia del estudio de riesgo realizado por el factor, se obtiene una información muy valiosa sobre la solvencia de la cartera de clientes.

Inconvenientes

El principal inconveniente es el elevado coste financiero que supone en el manejo del circulante, mucho mayor que el descuento comercial. Y que queda en manos del factor la evaluación del riesgo y la posterior aceptación o no de determinados clientes.