914 890 888

El blog de SelfBank by Singular Bank

¿Cómo aprovechar el efecto enero?

¿Cómo aprovechar el efecto enero?

Los mercados fluctúan incesantemente. Aunque son impredecibles, a lo largo del tiempo se han observado patrones que parecen repetirse sistemáticamente. El efecto enero es uno de los más documentados y conocidos en el mundo de la inversión.

Al igual que la economía real, la bolsa sigue ciclos y podemos observar fenómenos recurrentes. Si comprendemos bien en qué consisten y cuáles son sus causas, podremos incorporar estos factores a nuestra estrategia de inversión para mejorar nuestras probabilidades de éxito.

¿Qué es el efecto enero?

Llamamos efecto enero a la observación de que estadísticamente el mes de enero ha sido un buen mes para la rentabilidad en bolsa. Concretamente desde el año 1928 el S&P 500 se ha revalorizado en enero el 62% de las veces, es decir, de los 93 eneros observados desde entonces, 58 han dado rentabilidades positivas.

El primer registro de este fenómeno se remonta a 1942 cuando el banquero Sidney Wachtel lo formuló como hipótesis. En años recientes parece que se ha atenuado el efecto, previsiblemente porque el mercado tiende a incorporar este tipo de fenómenos en los precios haciendo más difícil beneficiarse de él.

Implicaciones del efecto enero

La hipótesis del efecto enero, al igual que todos los fenómenos bursátiles estacionales, está basada en la idea de que el mercado en general no es eficiente. Si lo fuera, no se darían este tipo de anomalías.

El efecto enero parece afectar más a las empresas de pequeña capitalización, posiblemente porque son activos menos líquidos y por tanto más proclives a experimentar volatilidad puntual cuando se produce un volumen más alto de negociación.

¿Cuáles son las posibles causas del efecto enero?

Se han ofrecido muchas posibles explicaciones al efecto enero. La más recurrente es la tendencia que tienen los inversores a vender las inversiones con minusvalías a final de año para compensar con las posibles ganancias a lo largo del año y reducir su factura fiscal. Después, en enero, recompran las inversiones más castigadas para continuar teniendo exposición a los activos. Esa actividad compradora sería la que presiona los precios al alza.

También se suele ofrecer como posible explicación el hecho de que hay inversores que utilizan su bonus salarial de final de año para invertir al mes siguiente. Esto favorecería que se encontraran con más liquidez en enero para destinar a sus inversiones.

Por otro lado, el efecto enero podría estar relacionado con un fenómeno psicológico de los inversores. Enero es el primer mes del año y muchos ahorradores se proponen como propósito de año nuevo empezar a invertir para su futuro.

Hay otras explicaciones que se centran en dinámicas de la propia industria financiera: los gestores de fondos profesionales tienen un incentivo para incorporar aquellas empresas que han brillado el año anterior a su cartera de inversiones, así como eliminar rastro de sus inversiones menos afortunadas. Sin embargo, esta explicación no parece estar respaldada por los datos.

¿Qué estrategia podemos implementar para aprovechar el efecto enero?

Aunque es verdad que el efecto enero ya no es tan recurrente como en el pasado, algunas de las razones que hemos visto siguen siendo fuerzas activas en el mercado y podrían llevar a producir oportunidades interesantes de inversión.

En múltiples ocasiones empresas que no han brillado a lo largo del año ven cómo los inversores afloran las minusvalías latentes en sus posiciones a final de año, provocando que el precio caiga. Es un buen momento para estar atentos a aquellos activos que nos interesan a largo plazo y ver si podemos adquirirlos a mejor precio en enero.
En todos estos casos lo realmente importante es que la bajada de precio de la acción que nos interesa sea un efecto circunstancial y estacional, y que el negocio subyacente sea robusto y con buenas perspectivas. Cualquier ocasión que nos ofrezca el mercado de adquirir buenas empresas a precio rebajado debería ser aprovechada.

Críticas al efecto enero

Algunas personalidades del mundo de la inversión como Burton Malkiel, ex director de Vanguard y autor del libro Un Paseo Aleatorio por Wall Street han criticado el efecto enero, razonando que no es una anomalía lo suficientemente fiable como para ser aprovechada por el inversor. Según Malkiel la ventaja estadística que ofrecen las compras en enero es tan pequeña que no justifica los gastos de transacción en los que se incurre.

En cualquier caso, el inicio de año siempre es un buen momento para realinear nuestra cartera con nuestra estrategia y nuestros objetivos como inversores. Si estamos atentos y nos encontramos con alguna buena oportunidad de inversión, haremos bien en aprovecharla.

Singular Bank ha obtenido los datos contenidos en esta comunicación a través de otras fuentes de información que considera fiables pero no se hace responsable de la completa exactitud de los mismos. Estos datos solo tienen una finalidad informativa y no deben interpretarse como una recomendación de compra o venta. 

Singular Bank no se hace responsable de: (i) cualquier derivada de la utilización directa o indirecta de la información contenida en esta comunicación ni; (ii) del uso que se haga de dicha información. No todos los planes de pensiones son iguales y tienen distintos niveles de riesgo en función de distintos factores. El nivel de riesgo de cada uno de los planes está detallado en el Documento de Datos Fundamentales del Partícipe del plan correspondiente. El cobro de la prestación o el ejercicio del derecho al rescate solo es posible en caso de acaecimiento de alguna de las contingencias o supuestos excepcionales de liquidez regulados en la normativa de planes y fondos de pensiones. El valor de los derechos de movilización, de las prestaciones y de los supuestos excepcionales de liquidez dependen del valor de los activos del fondo de pensiones y puede provocar pérdidas relevantes.

Las decisiones que cada inversor adopte, tanto de inversión como de nivel de delegación y asesoramiento, son su responsabilidad.  

Rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras.

Ninguna parte de este documento puede ser copiada o duplicada de cualquier forma o medio o redistribuida sin el previo consentimiento por escrito de Singular Bank.