902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

¿A qué empresas les afectará la posible subida de tipos del BCE?

¿A qué empresas les afectará la posible subida de tipos del BCE?

Aunque las previsiones para 2019 de las casas de análisis contemplan sólo una primera subida de tipos durante la parte final del año, dada la situación del mercado laboral y de la inflación, es indudable pensar que Europa se acerca a un cambio de sesgo en su política monetaria que tendrá repercusiones en los mercados bursátiles.

Por lo general, unos tipos de interés más altos afectan negativamente al consumo y a la inversión. Impacta de forma negativa en los sectores y empresas más endeudadas, que necesitan mayor financiación (pagan más intereses). Sin embargo, favorece al sector financiero, pues mejora su margen de intermediación (préstamos).

Si sigues leyendo, te contaremos cuáles son los sectores o empresas que recuperan atractivo cuando suben los tipos de interés (cambio de ciclo económico) y los que lo pierden. Así podrás valorar mejor cómo afectaría el cambio de política monetaria del BCE a tu cartera de inversión.

 

Los bancos, los grandes beneficiados

Según un informe del banco estadounidense Goldman Sachs, las entidades financieras más pequeñas podrían ser las más favorecidas por una nueva política monetaria. Obtendrían, de media, un incremento del beneficio neto del 11% por cada 50 puntos básicos que aumentase el tipo de interés (medio punto porcentual). Para los bancos más grandes, el repunte de las ganancias alcanzaría el 9%.

Por citar algunos nombres, para Goldman Sachs, los más beneficiados serían Abanca y Kutxabank (13%) seguidos por Ibercaja y Unicaja (11%) y Liberbank, Bankinter y Caixabank (10%). Ese mismo porcentaje otorga a Santander, mientras estima un 8% para Bankia y Cajamar, y solo el 7% para Sabadell y BBVA.

Dentro del sector financiero, las aseguradoras también se verían beneficiadas por la subida de tipos ya que les resultaría más fácil encontrar activos de inversión atractivos en la renta fija europea con los que poder cubrir sus primas. Así pues, compañías como Mapfre y Catalana Occidente se podrían ver beneficiadas.

como afecta a las empresas la subida de tipos

 

Eléctricas y telecos, las más perjudicadas

Las compañías más sensibles al fin de las compras de deuda del BCE y al cambio de rumbo que ello supone (próximas subidas de tipos) son evidentemente las más endeudadas. Por lo tanto, en España, los inversores van a mirar con lupa a las eléctricas (Iberdrola, Naturgy…) y a las empresas de telecomunicaciones (Telefónica) pero también a firmas de otros sectores vinculados, como Tubos Reunidos.

Sin embargo, las grandes empresas cotizadas no han estado ociosas durante los últimos meses: Repsol, Telefónica, Naturgy, ACS o ArcelorMittal recortaron de enero a septiembre casi 14.000 millones de euros de su deuda global, por lo que conviene revisar las cifras actualizadas de cada una. De hecho, si siguen a este ritmo, la deuda de estas compañías podría seguir reduciéndose, antes de que suponga un verdadero lastre cuando empiecen las subidas de tipos.

 

Cómo ver el endeudamiento

Para valorar de forma autónoma el nivel de endeudamiento de una empresa cotizada y no depender de lo que vaya apareciendo en prensa, la ratio más importante es la que vincula la deuda neta (DN) con el resultado bruto de explotación o Ebitda. Cuanto menor sea la relación entre la deuda de la compañía con su beneficio bruto, menor será el nivel de endeudamiento.

Dado el elevado nivel de volatilidad que pueden sufrir las empresas, conviene mirar la evolución de los márgenes y no quedarse solo con los datos de ventas o ingresos, porque cualquier imprevisto (divisas, por ejemplo) puede poner a una empresa cotizada en apuros, tal y como ha ocurrido en OHL, Sacyr o Técnicas Reunidas en 2018.

Por último, yendo un poco más allá, los analistas aconsejan vigilar todas aquellas empresas que acaban de perder o están a punto de perder el rating de grado de inversión (Día, en diciembre de 2018, por ejemplo), porque son las que se han mostrado más dependientes de las compras de activos del BCE.

Como conclusión, a la espera de que lleguen las subidas de tipos, conviene aprender a mirar el nivel de deuda de una cotizada y a leer los datos importantes de un balance, porque mucho puede pasar en los meses que quedan hasta que la primera subida impacte en el mercado.

 

 

Estos datos tienen finalidad informativa y no deben interpretarse en ningún caso como una recomendación de compra o venta, o de realización o cancelación de inversiones, ni puede servir como base de ningún tipo de decisión sobre inversiones actuales o futuras. Self Bank no se hace responsable de los perjuicios que pueda sufrir el inversor como consecuencia del uso de dicha información. El Cliente es responsable de las decisiones de inversión que adopte y del uso que haga de la información proporcionada a tal efecto. Self Bank proporciona esta información a través de un proveedor y no asume compromiso alguno de la actualización en el contenido de la información presentada. La evolución o resultados pasados de las inversiones no garantizan la evolución o resultados futuros.

Self Bank no acepta ningún tipo de responsabilidades por pérdidas, directas o indirectas, como consecuencia de este informe. Ninguna parte de este documento puede ser copiada o duplicada de cualquier forma o medio o redistribuida sin el previo consentimiento por escrito de Self Bank.