902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

¿Te suena el concepto Diworsification?

¿Te suena el concepto Diworsification?

Los inversores podemos hacer muchas cosas para mejorar nuestra cartera de inversión. Pero a veces tan importante es saber lo que debemos hacer, como aquello que deberíamos evitar. El término diworsification es un juego de palabras en inglés, mezclando la palabra diversification (traducción: diversificación) y la palabra worse (traducción: peor).

Se refiere a cuando los inversores añadimos activos a nuestra cartera de una forma en que empeoramos la relación rentabilidad/riesgo.

Entendiendo el concepto Diworsification

Una de las herramientas más importantes de que disponemos como inversores para proteger nuestros activos es la de la diversificación. Invertir en múltiples activos nos asegura cierta estabilidad cuando uno de estos activos sufre algún revés importante. Esta diversificación es el equivalente a la frase popular de no jugárselo todo a una misma carta. Es cierto que esta diversificación implica que también será difícil obtener los resultados espectaculares que podemos ver en algunas acciones individuales. A cambio, la volatilidad de nuestra cartera será menor en momentos difíciles.

Sin embargo, no siempre añadir activos a nuestra cartera es la mejor forma de obtener un buen grado de diversificación y los beneficios que una buena diversificación comporta. Desde el punto de vista técnico todo depende de la correlación que exista entre los activos de nuestra cartera.

La importancia de las correlaciones en nuestra cartera de inversión

Al comprar varios activos en lugar de uno estamos consiguiendo proteger nuestra cartera de movimientos negativos puntuales de cualquiera de los activos. Sin embargo, si los activos suben y bajan por igual y en la misma proporción, no obtenemos ninguna ventaja en esa diversificacación.

Esta similitud con respecto a cuánto sube o baja un activo con respecto a otro lo llamamos correlación. Cuánto más se asemeja la evolución de ambos activos, más correlación positiva decimos que tienen. A más se mueven en dirección contraria, más correlación negativa decimos que existe entre los dos activos.

Según la teoría moderna del portafolio, el grado de correlación pasado se puede medir mediante herramientas estadísticas. Esto lleva a muchos inversores a utilizar esta información para intentar estructurar carteras eficientes, con una óptima relación entre riesgo y rentabilidad.

Conclusión

Cuando pensamos en estructurar una cartera de inversión la diversificación es una de las herramientas importantes de la que disponemos. Pero añadir activos sin más no tiene por qué ser necesariamente la mejor opción. Uno de los errores en los que podemos caer es la diworsification. Un buen grado de diversificación del riesgo lo podemos obtener entendiendo la correlación que existe entre los componentes de la cartera, y asegurando que se ajusta a nuestras expectativas y necesidades.