El blog de SelfBank by Singular Bank

¿Qué pasos seguir para lograr una jubilación acomodada?

jubilación acomodada

Cada vez somos más los que creemos necesario tomar un rol más proactivo en asegurarnos una buena jubilación o lo que es lo mismo, una jubilación acomodada. Somos conscientes de que la demanda sobre el sistema público de pensiones es cada vez mayor y resulta sensato proveer por nuestra cuenta para no plantearnos en el futuro una calidad de vida inferior a la deseada.

Como con cualquier objetivo en la vida, una parte importante del éxito reside en realizar una buena planificación. ¿Qué debemos tener en cuenta? ¿Qué pasos podemos seguir para mejorar nuestras probabilidades de tener la jubilación que deseamos?

¿Qué pasos seguir para lograr una jubilación acomodada?

A todos nos gustaría tener una abundante cesta de activos que nos proporcione esa tranquilidad en la jubilación. Pero un patrimonio así no es algo que aparece de la noche a la mañana. Mucho mejor que soñar con que nos toque la lotería es planificar adecuadamente para acercarnos lo más posible a nuestros sueños. 

Como cualquier atleta de alta competición sabe, para cumplir objetivos extraordinarios se requiere de un buen plan, que en el caso de pretender una jubilación acomodada se resume en 8 pasos:

1. Empezar a ahorrar

Sin ahorro no es posible generar riqueza. Por muy evidente que esta afirmación parezca, demasiada gente no logra ahorrar. Contribuir periódicamente a un plan de pensiones puede ser una fórmula para ello, pero no es la única. Lo importante es empezar pronto, aunque sea con cantidades pequeñas, para crear el hábito del ahorro y que el tiempo y el interés compuesto juegue a nuestro favor.

2. Ser adecuadamente ambicioso

A nadie le gusta ver cómo baja el valor de su patrimonio y la volatilidad de ciertos activos, como la renta variable, puede ser preocupante. Pero a largo plazo es claramente la opción que mejores resultados ha dado históricamente. Debemos examinar detenidamente la asignación de activos de nuestra cartera y reflexionar sobre si las expectativas de los activos de nuestra cartera pueden cumplir con nuestros objetivos, sobre todo a largo plazo.

3. Estar preparado para situaciones adversas

El mejor plan es aquel que se puede cumplir. Debemos aceptar que en el transcurso del tiempo nos enfrentaremos a problemas y retos. Si no estamos preparados, estos traspiés pueden liquidar nuestro esfuerzo ahorrador. No podemos evitar todos los problemas futuros, pero si mantenemos un fondo de emergencia estaremos en mejores condiciones de lidiar con los problemas que surjan.

Además, un buen colchón evitará que tengamos que pedir dinero prestado a intereses desfavorables en momentos adversos.

4. Ahorrar más

Nuestros ingresos deberían crecer a medida que pasa el tiempo. Cada vez que mejoramos nuestras condiciones laborales deberíamos hacer un esfuerzo por aumentar nuestra tasa de ahorro. Es fácil acoplar los gastos a los nuevos ingresos —si gano más, gasto más—, pero esos son los momentos en los que es más importante que nunca priorizar el porvenir y pensar en nuestro bienestar futuro.

5. Controlar nuestros gastos

Todo el dinero de nuestros gastos del día a día salen de nuestros ingresos. La forma más directa de poder aumentar el ahorro es controlar o incluso disminuir donde sea posible los gastos. Este equilibrio es difícil de encontrar, ya que ahorrar para el futuro supone sacrificar gastos presentes. Pero es importante que pensemos sobre ello, valoremos adecuadamente la importancia del futuro, y tomemos una decisión reflexionada.

Una de las peores decisiones que podemos tomar es incurrir en excesiva deuda a tipos de interés elevados. Si estamos gastando de más, utilizando tarjetas de crédito con un interés elevado para pagarlo, nos será muy difícil acumular ahorro.

6. Vigilar nuestras inversiones

No es necesario vivir el día a día de la bolsa si no tenemos inclinación a ello. Pero sí que es importante que tengamos un conocimiento general de cómo está estructurado nuestro patrimonio y en qué clases de activos lo tenemos repartido.

Si no realizamos una gestión activa, es importante encontrar una gestión profesional que se ocupe de que nuestro patrimonio crezca de acuerdo a nuestras necesidades y expectativas.

7. Tener paciencia

La creación de patrimonio de forma paulatina y probable requiere tiempo. Cuanto más plazo dispongamos para cumplir nuestros objetivos financieros, más probable es que los podamos conseguir. El interés compuesto hará maravillas a nuestro favor, si tenemos la paciencia necesaria y la determinación.

8. Buscar ayuda para el camino

Las cosas a veces parecen más difíciles de lo que son realmente. Sobre todo cuando no se conocen bien. Afortunadamente hay gestores financieros personales profesionales que nos pueden ayudar a trazar un plan adecuado para nuestras circunstancias. En última instancia, la responsabilidad de nuestras finanzas siempre será nuestra, pero tener a alguien con conocimientos de nuestro lado puede marcar la diferencia y ayudarnos a tener la confianza y tranquilidad necesaria para lograr la jubilación que deseamos.

Singular Bank ha obtenido los datos contenidos en esta comunicación a través de otras fuentes de información que considera fiables pero no se hace responsable de la completa exactitud de los mismos. Estos datos solo tienen una finalidad informativa y no deben interpretarse como una recomendación de compra o venta. 

Singular Bank no se hace responsable de: (i) cualquier derivada de la utilización directa o indirecta de la información contenida en esta comunicación ni; (ii) del uso que se haga de dicha información. No todos los planes de pensiones son iguales y tienen distintos niveles de riesgo en función de distintos factores. El nivel de riesgo de cada uno de los planes está detallado en el Documento de Datos Fundamentales del Partícipe del plan correspondiente. El cobro de la prestación o el ejercicio del derecho al rescate solo es posible en caso de acaecimiento de alguna de las contingencias o supuestos excepcionales de liquidez regulados en la normativa de planes y fondos de pensiones. El valor de los derechos de movilización, de las prestaciones y de los supuestos excepcionales de liquidez dependen del valor de los activos del fondo de pensiones y puede provocar pérdidas relevantes.

Las decisiones que cada inversor adopte, tanto de inversión como de nivel de delegación y asesoramiento, son su responsabilidad.  

Rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras.

Ninguna parte de este documento puede ser copiada o duplicada de cualquier forma o medio o redistribuida sin el previo consentimiento por escrito de Singular Bank.

Salir de la versión móvil