914 890 888

El blog de SelfBank by Singular Bank

¿Debería realizar un plan financiero anual?

¿Debería realizar un plan financiero anual?

La mayoría seguimos de cerca nuestras inversiones y solemos tener una noción de cómo nos va. Cuando llega final de año revisamos las carteras para saber si hemos ganado o perdido con nuestras inversiones. Sin embargo, hasta los inversores más disciplinados a veces pasan por alto hacer un plan financiero anual.

En cambio, un buen plan financiero anual nos puede aportar información valiosa y orientarnos apropiadamente sobre las decisiones financieras importantes que debemos tomar para asegurar nuestro futuro.

¿Qué es un plan financiero anual?

Un plan financiero anual es una recopilación de información, que nos ayuda a saber cuál es nuestra situación financiera actual, cuáles son nuestros objetivos financieros para el futuro, y qué áreas o temas tienen que ser debidamente considerados para poder cumplir estos objetivos que nos hemos marcado los próximos doce meses.

El plan financiero debe incluir todos los aspectos de nuestra vida económica, desde el ahorro e inversión, pasando por la fiscalidad, hasta temas que pueden estar en el futuro lejano como la jubilación.

Aunque cada uno tenemos un punto de partida diferente, dependiendo de nuestra edad, ingresos, deudas y activos, los principales componentes de un plan financiero anual son los mismos para todos. A continuación veremos algunas de las principales cuestiones.

Metas y objetivos del plan financiero anual

Todos pasamos por diversas etapas en la vida, y cada etapa lleva asociada unas expectativas y objetivos. Si tienes hijos, una de tus principales preocupaciones económicas será asegurar el bienestar de la familia y ofrecerles todas las posibilidades de educación y formación. Si eres muy joven y vives todavía con tus padres, una de tus principales preocupaciones económicas probablemente sea la de encontrar vivienda y lograr independizarte.

Hay puntos de inflexión en cualquier trayectoria vital que suponen gastos importantes y, por tanto, conviene pensar sobre ellos y anticipar la planificación todo lo que se pueda. La mejor forma de conseguir lo que queremos es planificar y trazar una estrategia que nos facilite cumplir nuestros objetivos.

El ahorro y la jubilación, parte importante del plan financiero anual

Prepararnos adecuadamente para la jubilación debería ser algo que esté presente en nuestra planificación a todas las edades, pero por desgracia es algo que demasiadas veces se posterga excesivamente.

La mayoría de trabajadores probablemente dispondremos de algún tipo de pensión, tras haber cotizado lo correspondiente a la seguridad social a lo largo de nuestra vida laboral. Pero también es verdad que es posible que el poder adquisitivo de las pensiones se vaya deteriorando a lo largo de los años. Si queremos mantener nuestra calidad de vida en la jubilación lo más probable es que tengamos que encontrar una forma de complementar nuestros ingresos.

Por eso es importante incorporar el hábito del ahorro e inversión a nuestro día a día. Cuando planificamos el ahorro e inversión a largo plazo pasan a tener más importancia cuestiones como las comisiones. Estos detalles pueden tener un impacto más grande del que creemos cuando examinamos el largo plazo. Gastos y comisiones altas pueden suponer una merma importante de rentabilidad a largo plazo ya que son un drenaje de rentabilidad que pagamos independientemente de la evolución de los mercados.

De la misma forma los peajes fiscales pueden reducir de forma importante nuestra rentabilidad a lo largo de los años. Por ello es interesante tener en cuenta formas de inversión que consiguen optimizar los impuestos que pagamos, como pueden ser los planes de pensiones o los fondos de inversión que se pueden traspasar sin coste fiscal.

A la hora de planificar nuestras finanzas futuras es importante pensar en qué activos y fuentes de ingresos tendremos en el futuro. Así, por ejemplo, no es lo mismo llegar a la jubilación con una propiedad inmobiliaria y la hipoteca pagada, que viviendo de alquiler. Tampoco es lo mismo si hemos sido asalariados a lo largo de nuestra vida profesional, o empresarios con negocios que siguen funcionando y aportando ingresos.

Estar preparado para emergencias

Una de las claves de un buen plan financiero es que tenga margen para poder solventar imprevistos. Muchas veces en la vida nos encontramos con situaciones inesperadas. En esos momentos, tener la capacidad de atravesar un periodo difícil económico nos aporta tranquilidad, precisamente cuando más la necesitamos.

Mantener un fondo de emergencia o unas reservas económicas para imprevistos es algo que debemos considerar seriamente y una de las decisiones que mayor calidad de vida nos puede aportar en el futuro.

No todos los planes de pensiones son iguales y tienen distintos niveles de riesgo en función de distintos factores.  El nivel de riesgo de cada uno de los planes está detallado en el Documento de Datos Fundamentales del Partícipe del plan correspondiente. El cobro de la prestación o el ejercicio del derecho al rescate solo es posible en caso de acaecimiento de alguna de las contingencias o supuestos excepcionales de liquidez regulados en la normativa de planes y fondos de pensiones. 

El valor de los derechos de movilización, de las prestaciones y de los supuestos excepcionales de liquidez dependen del valor de los activos del fondo de pensiones y puede provocar pérdidas relevantes. 

La operativa con productos cotizados está dirigida a inversores que deben tener experiencia y conocimientos financieros suficientes para invertir en ellos. La inversión en estos productos requiere una vigilancia constante de la posición ya que comportan un alto riesgo y se puede perder el 100% del capital invertido.

Antes de efectuar cualquier contratación, es recomendable informarse legal, regulatoria y fiscalmente sobre las consecuencias de una inversión.

Las decisiones que cada inversor adopte, tanto de inversión como de nivel de delegación y asesoramiento, son su responsabilidad.

Rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras.

Ninguna parte de este documento puede ser copiada o duplicada de cualquier forma o medio o redistribuida sin el previo consentimiento por escrito de Singular Bank.