902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

En la variedad está el gusto… también para planes de pensiones

En la variedad está el gusto… también para planes de pensiones

Una de las herramientas de inversión más populares entre los españoles son los planes de pensiones. Es un vehículo de ahorro e inversión que nos permite ahorrar para el futuro y realizar aportaciones de forma periódica y flexible. Entre sus ventajas se incluye un importante ahorro fiscal a la hora de hacer la declaración del IRPF.

La jubilación es uno de los eventos que más impacto puede tener en nuestra planificación financiera. Con un buen plan de pensiones que complemente nuestra pensión, podemos asegurarnos más comodidad llegado el momento de abandonar la vida laboral.

Una de las grandes ventajas que suele pasar más desapercibida de los planes de pensiones es la posibilidad de diversificación que nos ofrecen. Muchos ahorradores al pensar en su plan de pensiones piensan en singular. En “el” plan de pensiones. Pero no tiene porqué ser así. Podemos tener tantos planes de pensiones como queramos. Por tanto haciendo una buena selección, podemos utilizar los planes de pensiones como un elemento más para estructurar nuestra cartera y patrimonio.

Mucho donde elegir

A la hora de invertir en productos financieros, Self Bank busca ofrecer una arquitectura lo más abierta posible para que nosotros los inversores podamos tener libertad en nuestras decisiones. Cuantas más opciones tengamos a la hora de elegir, más fácil será que encontremos aquello que mejor se adapta a nuestro perfil.

Recientemente Self Bank ha llegado a un acuerdo con Caser para poder ofrecer hasta 33 planes de pensiones adicionales de gestoras de reconocido prestigio como Finizens, Magallanes, Caser, Indexa…

Esta variedad de productos nos permite buscar aquellos planes que mejor encajen dentro de nuestra estrategia de inversión y ahorro. Los planes de pensiones pueden ser muy diferentes entre sí, y cada uno tiene sus características. A la hora de elegir, al igual que con los fondos de inversión, conviene tener en cuenta múltiples factores.

Planificar nuestros planes de pensiones: muchas posibilidades de diversificación.

Un plan de pensiones en muchos sentidos funciona como un fondo de inversión, en la medida en que es una cesta de activos gestionada por un gestor profesional. Es verdad que tiene una serie de características propias, como las condiciones para rescatar el dinero y las ventajas fiscales que ofrece. Pero en última instancia el rendimiento de nuestro plan de pensiones irá ligado a la evolución de los activos que componen la cartera de ese plan de pensiones. Históricamente los planes de pensiones disponibles han sido de naturaleza bastante diversificada, ya que pretendían ofrecer una solución más bien genérica. Sin embargo cada vez hay más planes mucho más específicos para que cada inversor pueda componer su patrimonio como mejor se adapte a sus necesidades.

Ya no tenemos por qué limitarnos a soluciones genéricas, sino que podemos construir nuestra propia cesta de planes de pensiones. Esto se traduce en una mayor capacidad de diversificación y variedad para estructurar nuestro patrimonio.

Todas las ventajas de una gestión profesional

Aunque en última instancia la decisión de escoger un plan u otro está en nuestras manos, los planes de pensiones al igual que los fondos de inversión, están gestionados por entidades y gestores profesionales. Cada vez es más frecuente que las pequeñas gestoras de autor comercialicen sus propios planes de pensiones, y por tanto es un elemento más a tener en cuenta a la hora de seleccionar nuestra cartera de planes de pensiones. Algunos de los planes de pensiones disponibles en Self Bank gracias a su acuerdo con Caser se encuadran en esta categoría.

Si tenemos confianza en un equipo gestor y hemos invertido en sus fondos, es una buena idea consultar si disponen de plan de pensiones. Con ello podemos conseguir beneficiarnos de su gestión y de las ventajas fiscales propias de los planes de pensiones.

Optimizar comisiones

A la hora de invertir uno de los aspectos que pueden marcar la diferencia a largo plazo en nuestra rentabilidad son los gastos y comisiones. Los planes de pensiones, al igual que los fondos, son muy diferentes entre sí con respecto a las comisiones que cobran. Más caro no necesariamente significa peor, ya que a veces la calidad tiene su precio, pero sí que es bueno asegurarse de que las comisiones son razonables con respecto al producto que contratamos. Algunos de los nuevos fondos disponibles a través de Self Bank tienen comisiones más bajas que los planes de pensiones tradicionales. Dedicar algo de tiempo a analizar los costes puede ofrecernos grandes recompensas ya que las comisiones pueden tener un efecto muy grande en la rentabilidad a largo plazo, y los planes de pensiones son activos claramente para el largo plazo.

 

Estos datos tienen finalidad informativa y no deben interpretarse en ningún caso como una recomendación de compra o venta, o de realización o cancelación de inversiones, ni puede servir como base de ningún tipo de decisión sobre inversiones actuales o futuras. Self Bank no se hace responsable de los perjuicios que pueda sufrir el inversor como consecuencia del uso de dicha información. El Cliente es responsable de las decisiones de inversión que adopte y del uso que haga de la información proporcionada a tal efecto. Self Bank proporciona esta información a través de un proveedor y no asume compromiso alguno de la actualización en el contenido de la información presentada. La evolución o resultados pasados de las inversiones no garantizan la evolución o resultados futuros.

 Self Bank no acepta ningún tipo de responsabilidades por pérdidas, directas o indirectas, como consecuencia de este informe. Ninguna parte de este documento puede ser copiada o duplicada de cualquier forma o medio o redistribuida sin el previo consentimiento por escrito de Self Bank.