902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

Las ventajas y desventajas de invertir en la recta final del año

Las ventajas y desventajas de invertir en la recta final del año

Al año 2017 no le queda mucho recorrido. Y es precisamente en estos compases finales en los que muchos inversores redoblan sus esfuerzos para lograr algo de rentabilidad extra antes de que finalice el año. Sobre todo porque en esta recta final se produce lo que se conoce como ‘rally de fin de año’, que no es más que una tendencia alcista generalizada que se suele dar en la mayoría de bolsas mundiales.

Aunque no siempre es así, por ello, los que dejan el grueso de su inversión anual en acciones para última hora, se arriesgan a que vengan mal dadas y no se produzca el ansiado rally. Sobre todo porque los mercados viven en la incertidumbre y nunca se puede dar nada por hecho, y menos en el contexto actual en la bolsa española.

Vamos a ver qué beneficios y perjuicios puede tener para tu cartera y tus ahorros dejarlo todo para el último momento. ¿Conviene que te den las uvas en bolsa?

Por qué invertir cuando acaba el año

  1. En primer lugar, ya hemos comentado que, normalmente, se produce una subida notable de los valores bursátiles en esta recta final de año ya que muchos inversores se lanzan a comprar en estas fechas.
  2. En estas fechas es probable que tengamos más dinero ahorrado que a principios de año, por ello podemos permitirnos elevar nuestra inversión y conseguir con ello mejores réditos.
  3. Hay un mejor clima en el mercado. Los inversores se sienten más optimistas porque ya piensan en que cierran un ciclo y abren otro con nuevos proyectos y motivaciones, lo que, por ende, mejora el “estado emocional” del mercado en su conjunto, algo que también influye en la bolsa (aunque cueste creerlo).
  4. Muchos expertos inversores han declarado a la prensa especializada que son optimistas respecto a la recta final de año en las bolsas. Muchos ven al Ibex 35 (nuestro principal índice bursátil) acabando el año en máximos de los registrados en estos últimos doce meses ante la fortaleza que está adquiriendo el euro frente al dólar y la mejora de la economía.
  5. Se produce el cierre del año, tanto de los balances de las empresas como de las carteras e inversión, por lo que es la última oportunidad para llegar a los objetivos del año, lo que anima a muchos a invertir y mover posiciones para alcanzarlos e incluso superar esas metas.

Por qué deberías guardar cautela

  1. La situación en Cataluña preocupa a los mercados. Como se ha visto en estos días, la incertidumbre sobre lo que finalmente sucederá ha hecho que muchos inversores salieran de nuestro mercado, aunque todo se calmó cuando muchas empresas catalanas mudaron su sede social fuera de Cataluña, sobre todo las originarias de allí. No obstante, hasta que no se aclare la situación, el mercado no va a respirar tranquilo, lo que invita a ir con mucha cautela en las inversiones.
  2. Hay “mucho ruido de fondo”. Sí, los mercados no están del todo tranquilos. Y es que hay bastantes aspectos que trastornan la tranquilidad del mercado más allá de Cataluña, como las hostilidades manifiestas entre Estados Unidos y Corea del Norte. Por ello, el sosiego no es del todo real.
  3. La volatilidad siempre está presente. Las bolsas pueden cambiar de la noche a la mañana o en cuestión de segundos. La volatilidad es inherente a los mercados y ni en los mejores contextos puede descartarse. Ahora tampoco.
  4. Los estímulos monetarios se acaban. La Reserva Federal americana ya ha comenzado a retirarlos y Europa le irá a la zaga, aunque no inmediatamente. Esto supone que los grandes bancos centrales van a dejar de inyectar dinero en la economía una vez que la crisis parece superada, por lo que tanto tiempo bajo “tutela” en el que han estado los mercados puede pasarles factura. Aunque es cierto que la retirada de estímulos se está haciendo de forma gradual y no pilla por sorpresa en las bolsas.
  5. Porque nunca debes dejar para mañana lo que puedes hacer hoy. Un lema que vale para muchos aspectos de la vida, por supuesto también la inversión. Si llevas una inversión ordenada todo el año será más fácil que logres rentabilidad que si intentas dar el pelotazo a finales tirando la casa por la ventana. Planifica tu calendario inversor, te saldrá más rentable.
Estos datos tienen finalidad informativa y no deben interpretarse en ningún caso como una recomendación de compra o venta, o de realización o cancelación de inversiones, ni puede servir como base de ningún tipo de decisión sobre inversiones actuales o futuras. Self Bank no se hace responsable de los perjuicios que pueda sufrir el inversor como consecuencia del uso de dicha información. El Cliente es responsable de las decisiones de inversión que adopte y del uso que haga de la información proporcionada a tal efecto. Self Bank proporciona esta información a través de un proveedor y no asume compromiso alguno de la actualización en el contenido de la información presentada. La evolución o resultados pasados de las inversiones no garantizan la evolución o resultados futuros.
Self Bank no acepta ningún tipo de responsabilidades por pérdidas, directas o indirectas, como consecuencia de este informe. Ninguna parte de este documento puede ser copiada o duplicada de cualquier forma o medio o redistribuida sin el previo consentimiento por escrito de Self Bank.

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn