902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

Hombro-cabeza-hombro, la figura que alerta de movimiento en una acción

Hombro-cabeza-hombro, la figura que alerta de movimiento en una acción

Hombro-cabeza-hombro o HCH es una de las figuras más conocidas del chartismo, por su fiabilidad y por su representativa denominación. Veamos en qué consiste y cómo alerta del movimiento de una acción.

Qué es hombro – cabeza – hombro

A lo largo de la historia la figura HCH ha demostrado ser una forma eficiente, a la vez que sencilla, de anticipar cambios de tendencia. Es una figura muy útil en todo análisis técnico, donde sobre un gráfico de cotización en tendencia alcista diferenciamos cuatro elementos:

  • Hombro izquierdo
  • Cabeza.
  • Hombro derecho.
  • Neckline, línea de cuello, o línea clavicular.
HCH.png

Decíamos que es una de las formas más conocidas, lo que no significa que por ello sea siempre fácilmente reconocible. Los hombros no están tan claramente definidos como en el esquema anterior, o se repiten varios a la izquierda o a la derecha a la vez que se prolonga la tendencia.

Para identificar un HCH observamos la cotización y el volumen de cada segmento del modelo:

  • Hombro izquierdo:

En el primer hombro sube la cotización junto con un gran volumen de negociación hasta llegar al punto máximo de este hombro. Entonces, cae su cotización y volumen hasta el neckline.

  • Cabeza:

Se eleva la cotización, pero no tanto el volumen, hasta alcanzar el valor máximo de la cabeza. Ésta es una señal de alerta que permite intuir que estamos ante un HCH y que la tendencia podría cambiar a la baja. Desciende la cotización y sigue cayendo el volumen, hasta tocar la neckline.

  • Hombro derecho:

En el tercer y último repunte alcista, sube la cotización y débilmente el volumen, en menor medida que en el hombro izquierdo y en la cabeza. Finalmente la cotización cae hasta cruzar la neckline, aunque podría haber pull backs antes de retomar la nueva tendencia bajista.

Cómo se interpreta: cómo sacar conclusiones y predicciones

En la figura HCH resulta fundamental observar el comportamiento del volumen de negociación en los tres repuntes:

  • En la formación del hombro izquierdo, al estar en tendencia alcista, aumentan el volumen y la cotización.
  • En la formación de la cabeza, algunos inversionistas empiezan a plantearse un posible cambio de tendencia, por lo que el aumento de cotización va acompañado de un incremento más débil del volumen de operaciones.
  • Por último, en la formación del hombro derecho, la cotización repunta y todavía en menor medida el volumen, ante un probable cambio de tendencia a la baja.

El nuevo objetivo de precio tras el cambio de tendencia, haciendo uso de la figura HCH se puede estimar proyectando P (diferencia entre la cabeza y la neckline) a partir del punto de corte del segundo hombro. Lo vemos más claro en el gráfico:

HCH_2.png

Por tanto, lo más acertado es vender en el pico de los hombros, o en la cabeza, pues tras cruzar la línea neckline, la tendencia nos llevará a un precio objetivo muy inferior.