902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

Fork de criptomonedas: bifurcación de una cadena de bloques

Fork de criptomonedas: bifurcación de una cadena de bloques

El término anglosajón fork es habitual entre los que manejan criptomonedas. Es probable que hayas escuchado que ha salido un nuevo fork de bitcoin o que podría haber un nuevo fork de ethereum. Aquí te contamos de forma muy sencilla qué es eso de fork.

Uno de los significados de fork es tenedor, como knife and fork, cuchillo y tenedor. Pero no va por ahí la traducción más acertada de un fork de criptomonedas, sino más bien, la de bifurcación. Como la bifurcación de una carretera. Y con esa imagen en la cabeza, la de un camino que se divide en dos, será más fácil comprender el resto del artículo.

Blockchain, la tecnología detrás de las criptomonedas.

Conviene recordar que toda la potencia y la principal clave del éxito de las criptomonedas se debe a su base de funcionamiento: la cadena de bloques, o blockchain. Para cada criptomoneda existe una única cadena de bloques que es pública para todos los participantes y segura, porque está encriptada. Se asemeja a la idea de una base de datos a la que tenemos acceso, o un libro de cuentas.

En cada bloque de la cadena se guardan transacciones (un ejemplo de transacción: A envía 1 bitcoin a B). Cuando no caben más transacciones en un bloque, se empiezan a guardar en el siguiente, que está enlazado con el anterior. De aquí su denominación, cadena de bloques.

Una idea más que conviene recordar. En las transacciones de criptomonedas no hay intermediarios, sino nodos (mineros) que con sus ordenadores (o mejor dicho, con sus tarjetas gráficas) realizan cálculos muy costosos (requieren cada vez más procesamiento, con un elevado coste en electricidad). Los mineros están conectados en una red P2P en la que, de forma conjunta, procesan y validan transacciones de la cadena de bloques bajo el mismo protocolo (usando el mismo software y las mismas reglas). De modo que, cuando un bloque se llena, las transacciones que hay en él han sido procesadas y validadas por toda la red P2P, es decir, por todos los mineros. El bloque se cierra y se pasa al siguiente, sin que pueda ser modificado posteriormente.

Fork de criptomonedas.

Dentro del ámbito de las criptomonedas podemos referirnos a un fork bajo cuatro diferentes situaciones:

  1. Cualquiera puede crear una criptomoneda nueva. Basta con tomar el código abierto de otra ya existente y añadir los cambios de protocolo que se crean convenientes. En este caso se habla de fork referido a un clon de una moneda que ya existe.
  2. Fork accidental. Si tras actualizar el core o código de la criptomoneda los nuevos bloques no son compatibles con los anteriores, entonces se bifurca en dos cadenas de bloques separadas, una con el código antiguo y otra con el surgido a partir del código erróneo. Sucede así para evitar perder las transacciones registradas en la nueva cadena hasta que se detecta el error.
  3. Actualización de protocolo de software de una criptomoneda: cambio en las reglas de validación de transacciones con el objetivo de corregir riesgos de seguridad y añadir cambios o nuevas funciones.
  4. Soft fork. Sucede tras un cambio intencionado del protocolo de una criptomoneda. Por consenso, la mayoría de los mineros decide actualizar el protocolo a uno compatible con el anterior. Por tanto, el minero que no quiera cambiar, puede seguir utilizando el antiguo. Los bloques previamente validados, ahora serían reconocidos como inválidos, pero lo importante es que los nuevos bloques serán reconocidos como válidos por los nodos actualizados y por los no actualizados. Aquí realmente no se produce bifurcación.
  5. Hard fork. Sucede tras un cambio intencionado del protocolo de una criptomoneda. En este caso, el nuevo protocolo es incompatible con el anterior. Esto significa que todos los mineros tienen que cambiar el protocolo. Si no sucediera así, y parte de los mineros se quedase con el antiguo, entonces tendría lugar un desdoblamiento de la cadena a partir de un determinado bloque:
  • Por un lado, la cadena de bloques que sigue utilizando el protocolo anterior.
  • Por otro, una nueva cadena de bloques que sigue el nuevo protocolo.
  • Como consecuencia de un hard fork, aparece una nueva criptomoneda a partir del bloque marcado para la bifurcación. Un ejemplo reciente y muy sonado de hard fork fue la aparición del Bitcoin Cash, un hard fork de Bitcoin que se desdobló el 1 de agosto de 2017.