902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

FIPRE, FEIN y FiAE, los nuevos términos en las hipotecas

FIPRE, FEIN y FiAE, los nuevos términos en las hipotecas

A raíz de la entrada en vigor de la Ley Reguladora de los Contratos de Crédito Inmobiliario, más conocida como Nueva Ley Hipotecaria, el pasado 16 de junio de 2019, el banco debe entregar dos nuevos documentos a quien pide un préstamo hipotecario. Son la FEIN y la FiAE, además del FIPRE.

FIPRE

Si vamos por orden, el primer documento al que tiene acceso un consumidor que solicite una hipoteca es la FIPRE (Ficha de Información Precontractual). En ella se recogen las condiciones genéricas de un préstamo hipotecario. Son las mismas condiciones que la entidad financiera cuelga en internet, por lo que no son vinculantes. Dicho de otro modo, el banco ofrece la FIPRE a todos los que consulten las condiciones generales de sus préstamos hipotecarios.

Se trata entonces de un documento para comparar las ofertas generales que tienen varias entidades financieras en materia hipotecaria, para elegir a cuáles de ellas solicitarles una oferta más concreta o negociar unas condiciones específicas.

FEIN

Posteriormente, el usuario se encontrará con la FEIN, (Ficha Europea de Información Normalizada), un documento vinculante que elabora la entidad financiera para un consumidor concreto y que incluye toda la información financiera del préstamo hipotecario que han acordado.

Esta ficha también incluye los requisitos para cancelar la hipoteca (si llegara el caso) o los requisitos para una amortización parcial del préstamo hipotecario, junto a los derechos del prestatario (como el derecho de desistimiento de 14 días) y el de portabilidad (subrogación) y lo que pasaría en caso de incumplimiento de los compromisos.

Es importante tener en cuenta que la entidad financiera está obligada a facilitar la FEIN diez días antes -como mínimo- de la firma del préstamo hipotecario en la notaría.

FiAE

Por último, los usuarios encuentran la Ficha Europea de Advertencias Estandarizadas (FiAE). Se trata de un tercer documento que recoge algunas cuestiones concretas que en el pasado han resultado problemáticas, como ciertas cláusulas, los índices oficiales de referencia, la posibilidad de vencimiento anticipado y embargo o la distribución de los gastos.

Entre los aspectos más controvertidos que incluye la FiAE están las cláusulas más frecuentes que puede incluir un préstamo hipotecario y los riesgos que conllevan. Por ejemplo, las cláusulas para hipotecas contratadas en otra moneda, los costes si se produce un impago o el reparto de los gastos de constitución del préstamo.