902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

Empieza a ahorrar para el Black Friday: consejos para conseguir los mejores chollos

Empieza a ahorrar para el Black Friday: consejos para conseguir los mejores chollos

Las rebajas dejaron de ser algo vedado a dos épocas concretas del año (invierno y verano) hace unos años para convertirse en algo casi perpetuo en el comercio actual. Los descuentos ya no vienen marcados por el calendario y son las tiendas las que disponen cuándo y cómo aplicarlos a los productos.

Por ello, en los últimos años se han importado tendencias de otros lugares en este aspecto, y una de las que más furor ha despertado entre los compradores es el Black Friday, el primer viernes después del Día de Acción de Gracias, jornada en la que se inaugura la temporada de compras navideñas y en la que las tiendas y centros comerciales aplican importantes descuentos a sus productos.

Este día ya se ha popularizado totalmente en España y casi ninguna marca se ha quedado fuera, ofreciendo rebajas y descuentos tanto en tiendas físicas como online que permiten a muchos hacerse con los regalos navideños ahorrándose una buena cantidad. Si quieres ser uno de esos, apúntate estos consejos para llegar al Black Friday bien preparado.

Tips de ahorro para un ‘viernes negro’

  1. Haz una lista

Aunque quizá sea pronto para saberlo, conviene elaborar una lista con los productos que queremos comprar en el Black Friday. A estas alturas del año igual es complicado saber qué queremos regalar a nuestros familiares en Navidad o qué necesitan. No obstante, seguro que puedes ir haciéndote una idea, sobre todo de las cosas más caras, que suelen ser las relacionadas con la tecnología y la electrónica. Con esta lista previa podrás afinar el tiro de lo que necesitas comprar en el Black Friday.

  1. Presupuesto especial

A continuación, elabora un presupuesto especial Black Friday en el que te basarás para ahorrar las semanas previas. Según tus ingresos mensuales fijos más los gastos, calcula qué cantidad puedes ir ahorrando para la jornada de compras prenavideñas. De ese modo, no tendrás que hacer un esfuerzo especial esa jornada. Sobre todo porque más o menos ya sabrás qué vas a comprar y el regalo que necesitas.

  1. Espía

Si ya sabes qué productos vas a adquirir en el Black Friday, ve echando un vistazo en las tiendas o páginas web de las marcas donde los vendan, porque de este modo te irás haciendo una idea del precio que tendrás que pagar. Aunque ahora no están rebajados, podemos ir calculando lo que nos pueden costar ese día si aplicamos una rebaja media a los productos del 20%, que suele ser la más habitual.

  1. Ten paciencia

Es importante ser paciente y esperar a que llegue el ansiado día antes de comprar determinadas cosas. Hablamos, por ejemplo, de prendas de abrigo para el invierno, calzado, un portátil nuevo o un smartphone. Si puedes aguantar con lo que tienes hasta ese día, hazlo, porque es precisamente en estos productos más caros donde podrás apreciar la rebaja. Mejor invertir el dinero del Black Friday en algo que podrás sacar más provecho que en caprichos.

  1. Sé precavido

Si no quieres quedarte sin esos pantalones de marca que tanto te gustan o sin el último weareable, unos días antes del Black Friday guarda en la cesta de la compra de la tienda online de la marca ese producto determinado, para que así el Viernes Negro solo tengas que dar a aceptar la compra, con el descuento aplicado.

  1. Investiga

Bucea por las webs y blogs especializados para saber qué y dónde conviene comprar en Black Friday. Es decir, lo que merece realmente la pena. No todos los comercios aplican rebajas considerables o lo hacen de productos antiguos mientras siguen dejando tal cual los nuevos. Muchos usuarios se dedican a poner en común sus experiencias por la web, así que si los leemos estaremos preparados ante lo que pueda pasar.

  1. No te vuelvas loco

Por último, pero no menos importante… actúa con mesura. El Black Friday no debería hacer que tiraras la casa por la ventana y quemaras la tarjeta, pues a la vuelta de la esquina estarán las navidades -y los gastos que conllevan-, y sería lamentable llegar a las fiestas a cero. Compra con calma, sabiendo de antemano qué necesitas y, si no lo encuentras, no compres algo por comprar. Espera a que sea el momento. Piensa que, ahora, rebajas hay prácticamente todo el año.