902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

El Día Mundial del Libro, ¿me compro un libro en papel o un ebook?

El Día Mundial del Libro, ¿me compro un libro en papel o un ebook?

Como cada año desde 1995, hoy 23 de abril es el Día Mundial del Libro. En más de cien países de todo el mundo se celebran eventos relacionados con este fiel amigo. Y en tu blog de Ahorro de Self Bank, vamos a hacer un repaso de la situación actual de este mercado, centrándonos en la decisión de comprar un libro en formato papel o digital, según la perspectiva del ahorro.

La elección del día 23 como Día Internacional del Libro tiene un motivo: la Unesco así la estableció como homenaje a tres de grandes de la literatura: Miguel de Cervantes, William Shakespeare y el Inca Garcilaso de la Vega que fallecieron el 23 de abril de 1616.

Panorama del mercado del libro en España

Aprovechando la repercusión mediática, las librerías se ponen las pilas en vísperas del Día del Libro para hacer caja. Es lo lógico teniendo en cuenta que la crisis, la falta de hábito de lectura y el crecimiento del mercado electrónico están teniendo un efecto muy negativo en las librerías de nuestro país.

Según el Mapa de librerías de España de 2014 presentado por la Cegal (Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros) en ese año cerraron 912 librerías y abrieron 226 nuevas. El balance de 686 librerías menos en toda España deja el panorama bastante claro.

En cuanto a los hábitos de lectura en España, las encuestas del Centro de Investigaciones Sociológicas revelan que un 35% de los encuestados no lee nunca o casi nunca y un 65% lee al menos una vez al trimestre. Solamente un 29,3% lee todos o casi todos los días.

Según la Federación de Gremios de Editores de España la facturación ha caído un 40% desde que comenzó la crisis en 2008, se pierden cada año 300 millones por la piratería y el precio medio de un libro es de 14,1 euros (hace diez años era 12,72 euros).

En lo referente a libros electrónicos, en nuestro país las ventas todavía son reducidas, así se extrae del último Observatorio de la Lectura y el Libro: por cada 100 euros facturados, solamente 3 euros proceden de libros digitales.

Precios en papel vs. ebook. Análisis para Self Bank

Para la publicación de este artículo hemos realizado un análisis de los precios en las principales tiendas de venta online de libros. De los más vendidos, hemos elegido los que se ofrecen en formato papel y digital. Como resultado, extraemos que de media ahorramos un 50% comprando un libro en versión ebook, en lugar de en formato papel, con márgenes de ahorro del 37 al 82%.

No es el tema de este artículo, pero el aumento de los libros electrónicos también repercute en un menor consumo de papel, por lo que no debemos olvidar el ahorro ambiental.

Ahorro comprando libros electrónicos

Queremos cuantificar el ahorro de un lector que se decida por comprar libros en formato digital. Para ello consideramos que nuestro lector solamente compra libros de autores reconocidos cuyas nuevas obras en papel suelen costar al menos 20€ en su lanzamiento. Y por poner una fecha, hoy 23 de abril, decide cambiarse al libro electrónico.

Los e-readers o lectores de libros electrónicos más baratos, pero que ofrecen todas las comodidades para leer un libro, cuestan unos 80€.

Como hemos visto antes, a partir de la compra del e-reader, por cada nuevo libro estará ahorrando un 50% (o 10€ en el caso de los libros considerados en este ejemplo). Lo que significa que con el ahorro de comprar los primeros 8 libros ya habrá cubierto el coste del lector, y a partir del noveno, estará ahorrando un 50% por libro.

¿Cuánto cuesta publicar un libro digital?

La autopublicación digital también presenta ventajas para el escritor, al menos, para los que están empezando. Como es fácil intuir, los costes de impresión son cero en la publicación de un libro digital y de ese modo se abren puertas a los escritores que quieren lanzar sus obras sin la intermediación de una editorial.

La publicación digital que ofrecen las tiendas de libros online como Amazon o Casa del libro no tiene coste y las tiendas online cobran en forma de comisión por la venta de libros. Esta comisión suele ser del 30%. Otro tema a considerar sería el coste del ISBN.

Ventajas de lo digital vs. nostalgia de papel

iStock_000020443823_FullLos ebooks presentan ventajas evidentes como un menor precio, facilidad de compra, espacio de almacenamiento mínimo o facilidad de transporte. Sin embargo, según lo aficionados que seamos a la lectura y del tamaño de la colección de libros que tuviéramos cuando nos terminamos embarcando en el mundo de los e-readers, podríamos tener motivos que justifiquen un apego al libro tradicional en papel:

  • ¿Cómo no plantearse comprar el nuevo libro de nuestro autor favorito, si tenemos los anteriores en papel?.
  • A veces la edición es tan cuidada que un librófilo no podrá dejar escapar una obra solo por su espectacular acabado.
  • Más que tinta. No se siente lo mismo al pasar páginas de un libro, valorar su tipografía, marcarlo con un marcapáginas, su tacto o su olor, que no existe tocando la pantalla del e-reader.
  • Para regalar. Nunca podrá ser igual la sensación de abrir un regalo y encontrarte un libro que abrir el correo electrónico y ver adjunto un pdf, un epub o un mobi.
  • Tampoco es comparable visitar una librería, perderse en plantas de estanterías y montañas de libros que hacer una búsqueda en una página de Internet.

Para los indecisos y para los que son a la vez nostálgicos y ahorradores, a veces hay ofertas que incluyen el libro en papel y ebook. ¡Así no hay que decidir!

La polémica del IVA de los ebooks en Europa

A pesar de las ventajas del libro digital, la regulación del IVA en Europa no los favorece. Aunque la utilidad de leer un libro en cualquiera de los dos formatos es la misma para un lector, el Tribunal Europeo de Justicia de la UE establece que no se puede gravar con el mismo tipo impositivo a los libros electrónicos y los de papel, ya que los ebooks son considerados un servicio y no un producto que pueda ser grabado al tipo reducido.

En nuestro país el IVA de los ebooks es el más alto de toda Europa, aplicándose el tipo general del 21%. En cambio, los libros físicos tienen el tipo superreducido del 4%.