902 888 888 / 914 890 888

El blog de SelfBank by Singular Bank

El análisis DuPont: entendiendo la rentabilidad de una empresa

El análisis DuPont: entendiendo la rentabilidad de una empresa

Cuando compramos acciones de una empresa, estamos participando en su capital social y, en consecuencia, pasamos a ser propietarios en parte de su negocio. Esto quiere decir que a largo plazo el valor de nuestra participación estará relacionado con la evolución del negocio de la empresa y su rentabilidad.

Como inversor a largo plazo es importante saber si nuestra empresa gana o pierde dinero, comprender su modelo de negocio y tener en cuenta si el precio que pagamos por la empresa guarda una relación razonable con su estimado valor futuro.

Podemos utilizar muchos ratios para comprender la rentabilidad de un negocio. Uno de los métodos más populares, con décadas de uso a sus espaldas en las esferas financieras, es el análisis DuPont.

¿Qué es el análisis DuPont?

Desarrollado en los años 1920 por un trabajador de la DuPont Corporation, el análisis DuPont es una fórmula que desmenuza el ROE (Return on Equity) de una empresa, es decir, su retorno sobre el patrimonio neto.

La fórmula básica es la siguiente:

ROE = Margen Neto x Rotación de Activos x Múltiplo de endeudamiento

La fórmula viene a reflejar que la rentabilidad del negocio de cualquier empresa vendría reflejado por tres aspectos:

  • La rentabilidad de su negocio (entendida como su margen neto).
  • La eficiencia sobre activos (entendida como la rotación de activos).
  • El apalancamiento financiero (entendido como el múltiplo de endeudamiento).

Comprendiendo la idea del análisis DuPont

El análisis que pretende hacer la fórmula DuPont es bastante lógico si lo analizamos por partes:

En primer lugar la rentabilidad de un negocio tiene que ver con los márgenes del mismo. Si una empresa genera 10€ de beneficio por cada 100€ de ventas (un margen neto del 10%), es más rentable que otra que genera 5€ por cada 100€ de ventas (un margen neto del 5%). El margen neto lo podemos calcular fácilmente dividiendo el beneficio neto por las ventas.

En segundo lugar, la rotación de activos hace que una empresa sea más o menos rentable. Para calcular la rotación de activos tenemos que dividir las ventas por los activos que tiene la empresa. La idea es que cuantas más ventas genere una empresa con una misma cantidad de activos en su balance, mejor negocio es.

Por último, hay que tener en cuenta la estructura capital de la empresa. No es lo mismo para los accionistas que los beneficios se generen con deuda o sin ella. La deuda actúa como apalancamiento y mejora el ROE. Sin embargo, cuando hay pérdidas, también las magnifica. Para calcular el múltiplo de endeudamiento tenemos que dividir el total de activos en el balance por el patrimonio neto de la empresa.

Entender el negocio de una empresa mediante el análisis DuPont

Una de las observaciones que nos permite hacer el análisis DuPont sirve para comprender de dónde viene la rentabilidad sobre el patrimonio neto para el accionista. Puede haber empresas que tengan el mismo ROE pero lleguen a él de forma muy diferente.

Por un lado están las empresas cuyos negocios son muy rentables porque tienen márgenes de beneficios altos. En este caso, el factor más importante del ROE estará determinado por el margen neto de su negocio. Los casos típicos son empresas de productos de lujo: obtienen unos márgenes muy altos sobre los productos que venden y su rentabilidad viene principalmente de ahí. Sin embargo, son empresas que tienen difícil vender mucho. Su rotación de activos es baja.

El caso contrario es una empresa que tiene márgenes muy bajos pero que vende muchísimo, es decir que tienen una rotación de activos alta. El ejemplo clásico de esta fórmula sería los supermercados. Son negocios que ganan poco sobre cada venta, pero venden muchísima cantidad.

Comprendemos enseguida que cualquier empresa puede aumentar su rentabilidad mejorando cualquiera de los dos aspectos: o vende ganando más margen de beneficio, o vende más cantidad.

El tercer factor, el endeudamiento, también es fundamental tenerlo en cuenta ya que suele ser el que más problemas causa a una empresa. La cantidad de deuda que adquiere un negocio en su balance puede marcar la diferencia entre que sea un negocio sostenible o no.

Este factor es un poco más complejo porque no siempre es fácil decidir si el endeudamiento de una empresa debería ser mayor o menor. En el caso de los márgenes y la rotación de activos generalmente está claro que cuanto más mejor. Pero el nivel de endeudamiento es una decisión fundamental que debe de tomar la directiva de una empresa. Y no es fácil, porque el endeudamiento tiene un efecto de apalancamiento sobre los resultados de una empresa: cuando una empresa tiene más endeudamiento, gana más cuando las cosas van bien, pero también pierde más si los resultados son negativos. A más estable y previsible sea el negocio y los flujos de una empresa, más apropiado es el uso de endeudamiento en su negocio.

La operativa con productos cotizados está dirigida a inversores que deben tener experiencia y conocimientos financieros suficientes para invertir en ellos. La inversión en estos productos requiere una vigilancia constante de la posición ya que comportan un alto riesgo y se puede perder el 100% del capital invertido.

Antes de efectuar cualquier contratación, es recomendable informarse legal, regulatoria y fiscalmente sobre las consecuencias de una inversión. 

Las decisiones que cada inversor adopte, tanto de inversión como de nivel de delegación y asesoramiento, son su responsabilidad. 

Rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras. 

Ninguna parte de este documento puede ser copiada o duplicada de cualquier forma o medio o redistribuida sin el previo consentimiento por escrito de Singular Bank.