El blog de SelfBank by Singular Bank

Inflación: ¿De dónde sale el precio de la luz y por qué ha subido tanto?

precio de la luz

El final de 2021 está marcado por el incremento del precio de la energía. El coste de la electricidad y del gas natural se ha disparado y como consumidores nos preguntamos cómo nos afecta.

¿Por qué ha subido tanto el precio de la luz?

Existen dos causas principales que justifican el fuerte incremento del precio de la electricidad:

Derechos de emisión de CO2

Las compañías productoras de electricidad acuden a subastas de derechos de emisión. Con el objetivo de la descarbonización la Unión Europea exige el pago de un canon de emisión por cada tonelada de CO2 generada. A principios de 2020 este “permiso por contaminar” rondaba los 20 euros por tonelada, en octubre de 2021 supera los 60 euros. Por tanto, como veremos a continuación, la producción térmica de electricidad —mediante carbón o gas— se ve afectada por este canon que ha triplicado su valor desde antes de la pandemia.

Precio del gas natural

El segundo motivo es el aumento del precio del gas natural. En este caso, justificado por factores económicos y geopolíticos: en 2020 el bajo precio del gas motivó una reducción de suministro desde Estados Unidos y las reservas de gas del hemisferio norte se vaciaron durante el largo y frío invierno de 2021. Además, el gas no ha circulado al ritmo esperado por los gasoductos de Noruega y Rusia.

¿De dónde sale el precio de la luz?

Antes de nada, conviene separar dos ideas:

Es un tema complejo porque requiere comprender conceptos técnicos y normativas, de modo que, si se profundiza en exceso, lo más frecuente es aburrirse y dejarlo por imposible. Por ello, en los siguientes párrafos, vamos a intentar trasladarle de forma muy clara la información que necesita sobre cómo se forma el precio de la luz, sin que se pierda en tecnicismos.

Cuánto cuesta producir electricidad

La electricidad no es un producto almacenable. Sí, se puede guardar en pequeña escala, pero producirla a destajo y almacenarla hasta que se quiera consumir no es viable económicamente. Es decir, se tiene que producir electricidad conforme se demanda y como no es admisible que en algún momento no haya electricidad suficiente (supondría cortes de suministro impensables para empresas y hogares) debe existir sobrecapacidad para absorber posibles picos de demanda.

Cómo se determina el precio de la luz

Dividimos el proceso en tres fases: generación, transporte y comercialización.

Transporte

REE (Red Eléctrica de España) realiza estimaciones de cuánta energía se va a necesitar, pero ciertamente es imposible conocer por adelantado y con exactitud cuánta será. REE es el transportista único de electricidad por todo el territorio español, con un total de 44.000 kilómetros de cables de alta tensión.

Generación y comercialización

La energía eléctrica procede de tres fuentes de generación: térmica (carbón y gas), nuclear y renovable (hidroeléctrica, solar y eólica).

Un inciso: hay que tener en cuenta que los derechos de emisión de CO2 (sobrecoste por generar una tonelada de CO2) cada año encarecen más la generación térmica y, por tanto, encarece el MWh procedente de este tipo de centrales.

Las empresas comercializadoras pagan a las generadoras por la electricidad que luego suministrarán a sus clientes. El precio al que se vende la electricidad se determina en dos mercados:

Subasta eléctrica: mercado diario y mercado intradía

Son dos mercados gestionados por el OMIE (Operador del Mercado Ibérico Español) y el precio que casa oferta y demanda en España y en Europa es determinado mediante un complejo algoritmo llamado Euphemia, desarrollado por la compañía informática belga N-side.

Como ejemplo, en el siguiente gráfico vemos que el día 1 de octubre de 2021 a las 20:00 el precio del MWh fue 230 euros.

Precio del mercado eléctrico diario. Gráfico y datos: OMIE

Mercado eléctrico diario o pool eléctrico

Cada día a las 12:00 las empresas generadoras presentan el precio de cada megavatio (MWh) para cada hora de consumo del día siguiente.

Por su parte, las comercializadoras —a las que los consumidores pagamos por la electricidad— presentan su oferta de compra de megavatios para cada hora. Esto es cuántos megavatios quieren comprar para cada hora del día siguiente y a qué precio. Se conoce como mercado mayorista o pool eléctrico.

Mercado eléctrico intradiario

En el mismo día del consumo, en base a los precios ya fijados del día anterior en el mercado diario, puede ser necesario ajustar la cantidad de energía o sus precios (por ejemplo, por una oferta posterior de energía, un problema técnico que impida suministrar la energía pactada, etc.).

Las nuevas ofertas pueden presentarse hasta cuatro horas antes del suministro, con seis horas límite (seis subastas intradía o seis sesiones): a las 14, 17, 21, 1, 4 y 9 horas.

¿Qué es el sistema marginalista?

Para casar el precio de oferta y demanda en Europa se utiliza un sistema marginalista o pay-as-cleared. Funciona así:

Para cada hora entran en la pool (subasta) los paquetes de megavatios ofertados por las empresas generadoras, ordenados de menor a mayor precio. Cuando se llega a la cantidad que las comercializadoras demandan para cada hora, el precio del último megavatio es el precio que se paga por todos los megavatios de esa pool.

Es un sistema muy polémico pues se paga el megavatio al precio de generación más caro, que suele coincidir con la generación térmica, aunque la mayoría de megavatios subastados se hayan ofertado a un precio inferior. Sin embargo, este sistema pay-as-cleared es el establecido por la normativa comunitaria.

¿Cómo afecta el precio de la luz en la factura de electricidad?

Por último, veremos a qué parte de la factura de electricidad afecta el precio por hora determinado en las sesiones diarias e intradiarias. Para ello, utilizamos como ejemplo el desglose de la factura de septiembre de 2021 de un consumidor en el mercado regulado (tarifa PVPC):

Desglose de una factura de electricidad de septiembre de 2021

Facturación por potencia contratada o “término fijo”

Se paga por la cantidad de energía disponible de forma simultánea, es decir, cuántos kW puede estar consumiendo al mismo tiempo en su domicilio o en su empresa.

Importe por peajes de transporte y distribución y cargos: es el coste de transportar la energía desde las centrales productoras hasta el punto de suministro. Dividido en dos tramos: punta (más cara) y valle (más barata).

Margen de comercialización fijo: es lo que cobra la empresa con la que tiene contratada la electricidad.

Facturación por energía consumida o “término variable”

En esta sección se determina cuánto le ha costado la energía que ha consumido cada hora.

Importe por peajes de transporte y distribución y cargos: mismo concepto, pero referido al consumo y dividido en tres tramos, de mayor a menor coste: punta, llano y valle.

Impuesto electricidad: es el 5,112696% de la suma del término fijo y del término variable. Se reparte entre las diferentes comunidades autónomas.

Costes de la energía: aquí se suma el precio del kWh determinado en las subastas eléctricas que hemos analizado al principio de este artículo. Nota: 1 MWh = 1.000 kWh.

Alquiler del contador: el contador inteligente normalmente es propiedad de la distribuidora eléctrica. Hay que pagar una pequeña cantidad diaria en concepto de alquiler.

IVA: es del 21%. Aunque desde junio de 2021 se aplica el tipo reducido del 10% para los consumidores con un máximo de 10 kW de potencia contratada y siempre que el mes anterior el precio medio del mercado mayorista haya sido superior a 45€/MWh.

Salir de la versión móvil