902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

Cómo cobrar el dividendo flexible de Caixabank

Cómo cobrar el dividendo flexible de Caixabank

Caixabank nos permite cobrar este dividendo en acciones o en efectivo a través de 3 modalidades que se diferenciarán por la fiscalidad que se les aplica.

1) RECIBIR EL EFECTIVO (0,04€ brutos por acción)

Es la modalidad que más se parece al cobro de dividendo “de toda la vida”. Es decir, la compañía nos pagará el día 8 de diciembre una cantidad de 0,04 euros brutos por cada acción, de la que habrá que descontar una retención del 19%.

Para cobrar el dividendo de esta manera, debemos hacérselo saber al banco donde tengamos depositadas las acciones antes del 1 de diciembre.

Dentro del IRPF, la cantidad cobrada irá a parar a la renta del ahorro, por la que deberemos pagar un tipo impositivo según aparece en la siguiente tabla:

tabla fiscal

2) VENDER LOS DERECHOS EN EL MERCADO

Mediante esta opción, también ingresaremos dinero en efectivo, pero no porque Caixabank nos compre los derechos a un precio prefijado, sino porque los venderemos al precio al que coticen en el mercado en cada momento. Como cualquier otra operación en bolsa, lleva consigo una comisión.

Tenemos hasta el 6 de diciembre para hacerlo, ya que en esa fecha finaliza el periodo de negociación de los derechos.

A nivel fiscal, no conlleva ninguna retención. Tributaremos cuando vendamos las acciones en el futuro. Llegado ese momento, Hacienda considerará que el precio de adquisición de las acciones ha sido menor, y por lo tanto, la plusvalía que se hubiera podido generar será más elevada.

3) RECIBIR NUEVAS ACCIONES (1 por cada 72 antiguas) 

Es la opción que deberían elegir los que confíen en que Caixabank subirá en bolsa en el futuro, ya que en vez de efectivo, lo que nos darán será más acciones.  Si elegimos esta manera de cobrar el dividendo, no debemos comunicar nada al banco.

A nivel fiscal no tiene implicaciones ahora mismo, sino cuando vendamos las acciones en el futuro. En ese momento, y al igual que ocurre cuando vendemos derechos en el mercado, Hacienda considerará que el precio de adquisición de las acciones ha sido menor, y por lo tanto, la plusvalía que se hubiera podido generar será más elevada.

Para pagar con acciones, Caixabank realizará una ampliación de capital, por lo que cobrar en acciones es la manera de no ver diluida nuestra participación en la empresa.