902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

¿Cómo afecta a la bolsa americana la subida del dólar?

¿Cómo afecta a la bolsa americana la subida del dólar?

Durante los últimos años se ha producido una importante revalorización del dólar respecto al resto de divisas. Lo que vamos a tratar de explicaros en estas líneas son las consecuencias que esto tiene para las empresas americanas, ya que uno no sabe hasta qué punto es bueno para una economía que su divisa se revalorice.

eurodolar

¿Por qué ha subido el dólar frente al euro?

Principalmente por las diferentes políticas de la Reserva Federal americana y del Banco Central Europeo.

Mientras la Reserva Federal ha ido reduciendo la inyección de dinero en el sistema (QE) y anticipando una subida de los tipos de interés (algo que hizo finalmente en diciembre de 2015), el BCE ha hecho todo lo contario: reducir tipos y lanzar medidas no convencionales como un QE. Los planes de gasto público de Donald Trump han elevado las perspectivas de inflación y por tanto están acelerando al calendario de subida de tipos de la Reserva Federal, provocando una subida adicional del dólar.

Además, existen otros factores que han provocado que el euro se debilitarse. Uno de ellos es la crisis de deuda periférica que todavía no se puede decir que esté completamente solucionada.

¿Cómo le sienta a unos y a otros esta fortaleza del dólar?

 Perjudica a las multinacionales americanas con negocio en el extranjero ya que traducidos a dólares, sus ingresos se ven reducidos. Ejemplos: Walt Disney, Accenture o McDonalds.

Afecta igualmente a compañías americanas exportadoras. Un dólar alto hace que estos productos sean menos competitivos en los mercados internacionales y pasen a ser más caros para el consumidor extranjero. Esto acaba provocando un descenso en la demanda de estos productos. Ejemplos: Boeing, United Technologies.

El dato: Aproximadamente un 40% de los beneficios que genera el índice S&P500 depende de fuentes extranjeras.

Al estar denominadas en dólares, un aumento de la divisa provoca un descenso de la demanda de materias primas, que tienden a caer de precio. Por lo tanto, las empresas relacionadas con el petróleo, el acero o la alimentación se ven dañadas. Ejemplos: Chevron, U.S. Steel o Halliburton.

 También es perjudicial para las empresas que dependen de la llegada de turistas extranjeros a EE.UU., a los que les saldrá más caro hacer su viaje soñado a Nueva York: aquí no solo hablamos de hoteles y aerolíneas, sino también empresas de consumo cuya caja depende en gran medida de las ventas a turistas. Ejemplos: Tiffany & Co, Marriott, Hertz.

 Pero el dólar no es una mala noticia para todas las empresas estadounidenses. Al salirle más barato comprar en el exterior, un dólar fuerte favorece a compañías típicamente importadoras o a las que tengan una buena parte de su estructura de gastos en el extranjero. Ejemplos: American Eagle Outfitters, CarMax. 

 También tienden a comportarse mejor que las multinacionales las empresas locales sin presencia en el exterior. No olvidemos que la principal razón por la que está subiendo el dólar es por el inicio de la subida de tipos en EE.UU., que ha sido posible gracias a las buenas perspectivas sobre la economía americana: buenos niveles de consumo, tasa de paro en el 5%, inversión en i+D…

Este contexto es propicio para empresas con un carácter más doméstico como Southwest Airlines, Target o Dollar General, incluso para los bancos con la mayor parte de negocio dentro del país como es el caso de Wells Fargo. Hay índices bursátiles como el Russell 2000 mucho más ligados a la economía americana que los tradicionales Dow Jones o S&P500.

Ahora que te has familiarizado con algunas compañías americanas y las consecuencias que tiene el dólar sobre ellas, quizá te interese conocer qué cosas hay que tener en cuenta al invertir en la bolsa americana: el efecto divisa, los diferentes mercados que existen (Nueva York, Nasdaq…), las comisiones que cobran los bróker por operar allí, etc…

Si es así, te resultará interesante leer este otro post

Estos datos tienen finalidad informativa y no deben interpretarse en ningún caso como una recomendación de compra o venta, o de realización o cancelación de inversiones, ni puede servir como base de ningún tipo de decisión sobre inversiones actuales o futuras. Self Bank no se hace responsable de los perjuicios que pueda sufrir el inversor como consecuencia del uso de dicha información. El Cliente es responsable de las decisiones de inversión que adopte y del uso que haga de la información proporcionada a tal efecto. Self Bank proporciona esta información a través de un proveedor y no asume compromiso alguno de la actualización en el contenido de la información presentada. La evolución o resultados pasados de las inversiones no garantizan la evolución o resultados futuros. 

Self Bank no acepta ningún tipo de responsabilidades por pérdidas, directas o indirectas, como consecuencia de este informe. Ninguna parte de este documento puede ser copiada o duplicada de cualquier forma o medio o redistribuida sin el previo consentimiento por escrito de Self Bank.