902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

Batir al mercado, el objetivo de muchos inversores

Batir al mercado, el objetivo de muchos inversores

Una de las cuestiones primordiales que buscan los inversores es conservar su dinero, tal y como dice Warren Buffett: “La primera norma del inversor es no perder dinero. La segunda norma, no olvidar nunca la primera”. Esto incluye el valor que se pierde por la inflación, de manera que el primer objetivo es superar a ésta.

A partir de ahí, muchos inversores pretenden “batir al mercado”. Con esta expresión hacemos referencia a aquellos que son capaces de obtener una rentabilidad superior (o pérdidas inferiores) al promedio del mercado, que normalmente se mide a través de un índice de referencia (en España, habitualmente se utiliza el IBEX 35).

De esta manera, si el IBEX obtiene una revalorización media del 10%, incluyendo los dividendos que se hayan podido entregar, el inversor conseguirá “batir al mercado” si consigue una rentabilidad superior a esa cifra, y si el IBEX baja, por ejemplo, un -8%, conseguirá superarlo si sus pérdidas son menores.

¿Es sencillo batir al mercado?

Algunos pueden pensar que esto no es tan difícil. Cuando alguien se inicia en este mundillo, ocasionalmente puede conseguir inversiones exitosas, que hacen que su rentabilidad sea superior a la media. Sin embargo, cuando hablamos de batir al mercado, nos referimos a hacerlo de manera consistente, y son pocos los que consiguen superarlo a largo plazo, año tras año, incluso entre los gestores profesionales.

Para hacerlo, se pueden seguir diversos sistemas, como el stock picking (realizar una cuidada selección de valores), la diversificación de activos (como en la estrategia de la cartera permanente) y de mercados, las coberturas de divisas, etcétera.

¿Qué conseguimos batiendo al mercado?

Además de reafirmar nuestra estrategia inversora, batir al mercado a largo plazo puede proporcionar rendimientos muy superiores por el efecto acumulativo que se produce, lo que entendemos como interés compuesto.

Veamos esto con un sencillo ejemplo. Supongamos que invertimos 10.000 euros en un activo, y durante 10 años obtenemos una rentabilidad del 6%, mientras que el mercado la obtiene del 4%:

 

Rentabilidad Anual

4,00% 6,00%

Año 1

10.400 10.600

Año 2

10.816

11.236

Año 3

11.249

11.910

Año 4

11.699

12.625

Año 5

12.167

13.382

Año 6

12.653

14.185

Año 7

13.159

15.036

Año 8

13.686

15.938

Año 9

14.233

16.895

Año 10 14.802

17.908

Rentabilidad 10 años 48,02%

79,08%