914 890 888

El blog de SelfBank by Singular Bank

Ahorro: el secreto para alcanzar ese gran objetivo

Ahorro: el secreto para alcanzar ese gran objetivo

Quien tuvo y ahorró, para la vejez guardó. La sabiduría popular y las reflexiones de reconocidos personajes de la historia reciente —y no tan reciente— coinciden en reconocer las ventajas del ahorro. El ahorro es el protagonista de la planificación necesaria para lograr los grandes objetivos de la vida.

Ahorro: necesario para todos

Aunque sea básico y pueda parecer obvio, bajemos un poco el ritmo de lectura durante las próximas líneas, para asimilar mejor e interiorizar por qué ahorrar es siempre una buena idea:

A lo largo de la etapa laboral, desde que empezamos en el primer trabajo hasta que nos jubilamos, el nivel de ingresos fluctúa. Aunque habitualmente, conforme cumplimos años ganamos experiencia y los ingresos crecen; también lo hacen los gastos.

Nos guste más, o nos guste menos, el dinero es necesario para pagar nuestras necesidades y las de nuestra familia; ya sea comida, estudios, vacaciones, salud, ropa, vivienda, transporte y un larguísimo etcétera. Pues esos dos elementos: dinero y necesidad son, aunque no lo parezca, incógnitas a lo largo de la vida de una persona. Porque sabemos lo que ganamos hoy y sabemos lo que necesitamos hoy, pero tan solo podemos estimar lo que ganaremos mañana y lo que necesitaremos mañana.

Y cómo asegurarnos entonces de que tendremos suficiente para cubrir cualquier necesidad que se nos plantee en el futuro: con el ahorro.

ahorro

Además, esa incertidumbre sobre necesidad y capacidad económica tiene cabida en todos los niveles. Sucede así porque cada nivel de recursos disponibles determina un estilo de vida diferente. Pequeños ahorradores y grandes capitales tienen este elemento en común. Sin una adecuada planificación financiera alcanzar nuestros objetivos puede resultar más complejo.

For age and want, save while you may; No morning sun lasts a whole day”. Podríamos traducir la célebre reflexión de Benjamin Franklin como: “Ahorra mientras puedas para la vejez y la necesidad, porque no hay sol de mañana que dure todo el día”.

Ahorro: el secreto para alcanzar ese gran objetivo

El ser humano busca incansablemente sus metas. Son objetivos que cada uno se establece para el futuro más inmediato: hoy, esta tarde. Y también para mañana, pasado mañana, dentro de un mes, para cuando ya no trabajemos y por qué no, para nuestros hijos, cuando ya no estemos aquí.

Son metas sencillas —algunas—, complicadas —otras—, y también hay sueños que quedan muy lejos de nuestro alcance. De nuevo, nos guste más, o nos guste menos, el dinero es necesario para alcanzar muchas de esas metas; ya sea directamente —porque tienen un precio— o indirectamente, porque la disponibilidad económica permite la estabilidad necesaria para lograrlas.

¿Y cuál es ese gran objetivo para el que necesitamos ahorrar? Cada cual tiene sus metas. Son innumerables, pero citaremos algunas que seguro que rondan por la cabeza de muchos españoles: comprarse un modelo de coche concreto, una reforma soñada en el hogar, mudarse a ese chalet en la montaña, un piso en la playa, estudios en el extranjero, no pensar en el dinero tras la jubilación

El ahorro es el secreto. No hay que inventarse una fórmula compleja, ni buscar un mapa del tesoro y tampoco confiar en juegos de azar. El modo de conseguirlo ha estado ahí desde siempre, ya lo decía la abuela: “quien ahorra una peseta cuando puede, tiene un duro cuando quiere”.

Está claro que el ahorro es el secreto, pero ¿cuánto debería ahorrar? No existe una cantidad fija, aunque suele haber consenso en que alrededor de un 10% de la renta sería una cifra razonable. Como referencia, en el siguiente apartado veremos cuánto ahorramos los españoles y cuánto nuestros vecinos europeos.

ahorro

Ahorro: la asignatura pendiente de los españoles. ¿Qué sucede con el coronavirus?

Puede que esta dificultad para ahorrar que tenemos los españoles se deba a dejarse llevar por la tentación del gasto desmesurado o por recrearse en la pereza que genera controlar las cuentas y preocuparse un poquito por lo que está por venir. Dicho de otra forma, por no realizar una adecuada planificación financiera que nos permita ver con claridad cuánto ganamos, cuánto guardamos, cuánto invertimos y cuánto gastamos.

Si recurrimos a la tasa de ahorro de los hogares que publica el INE observamos que en 2019 el ahorro de los hogares mejoró sensiblemente en España, acercándose a cifras de 2013. El 7,4% de ahorro de la renta disponible es un alivio sobre el escasísimo 4,84% de 2018.

Imagen: Evolución de la Tasa de Ahorro

A pesar de esa mejoría que refleja el INE, hay mucho por mejorar. No en vano, el Banco de España mostraba su preocupación ante la ridícula cifra de ahorro de 2018: tan solo el 4,9% de la renta bruta disponible. Ese porcentaje de ahorro nos sitúa en la cola de la eurozona, solo por delante de Portugal y Grecia; lejos de la media (12,2%) y muy alejados de Eslovaquia, Países Bajos o Alemania, con cuotas de ahorro superiores al 15%.

Y en este contexto, llega la crisis por COVID-19. Paradójicamente, la incertidumbre derivada de la pandemia ahora preocupa a la Comisión Europea por su efecto sobre el consumo. En sus previsiones, la entidad estima que en 2020 el consumo caerá un 9%, tanto en la Unión como en la eurozona, no solo por la incertidumbre sino por la restricción en la oferta, que probablemente se traducirá en ahorro forzado o involuntario.

Sobre esta contracción del consumo privado, Bloomberg recoge los datos del Banco Central Europeo y argumenta: los europeos están acumulando miles de millones y tienen pocos planes para gastarlos. El consumo ha caído un 8% en el primer trimestre de 2020 debido a la pandemia. Y los depósitos de los hogares se han disparado 100.000 millones (17.400 en España) en solo dos meses, pues se partía 14.000 millones antes de la pandemia (2.900 en España), lo que implica triplicar el ritmo de crecimiento de la media de ahorro de la última década entre marzo y abril.