902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

Cómo aprovechar el asalto de las low cost al sector de la fibra óptica

Cómo aprovechar el asalto de las low cost al sector de la fibra óptica

Los operadores móviles virtuales revolucionaron tarifas y precios en la telefonía, aprovechando las antenas de los operadores con red propia. Ahora sucede algo similar con la fibra indirecta: las low cost hacen uso de la red FTTH instalada por otras compañías para buscarse un hueco en el mercado. Y para nosotros, los ahorradores, más competencia debería significar más ahorro.

De los OMR a los OMV: creando competencia.

En España la oferta de operadores de telefonía se ha disparado desde que en 2006 apareciera el primer operador virtual móvil. Son más de 60 en la actualidad y tienen una cuota de mercado superior al 15%. Veamos que son OMR y OMV:

  • Los OMR son los operadores de telefonía móvil que cuentan con red propia. Hay cuatro en España: Movistar, Vodafone, Orange y Yoigo.

Para dinamizar la competencia en telefonía móvil, la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) en el año 2006 estableció una regulación conocida como Mercado 15, que obligaba a las OMR a permitir un uso razonable de su infraestructura a las compañías sin red propia, a cambio de un precio mayorista.

  • Los OMV son los operadores que hacen uso de las redes de los OMR a cambio de un precio mayorista y unas condiciones reguladas, hasta ahora, por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Tras una década de OMV, en 2017 la CNMC ha aprobado su desregulación, pues considera que se ha creado suficiente competencia, han bajado los precios, son frecuentes las tarifas planas y las tarifas en general son mucho más sencillas para el cliente. La propia CNMC revela que los ingresos medios de los operadores por cada línea móvil han caído un 30% desde 2011.

De ADSL a FTTH.

La tecnología FTTH (Fiber To The Home), conocida simplemente como fibra, ha sido el sustituto natural del clásico ADSL con el que la mayoría de los hogares españoles se conectaron por primera vez a Internet.

Las telecos han dejado de instalar ADSL para dar paso al nuevo cableado de fibra, que llega cada vez a más hogares españoles. Concretamente a 22,8 millones, según las últimas cifras de la CNMC de 2015, un dato muy inferior al agregado de datos de las principales compañías, que superaría los 35 millones en 2017. Aunque tan solo con las cifras oficiales de la CNMC, España lidera el despliegue de FTTH en Europa.

¿Y por qué cambiamos a fibra? La transmisión de datos a través de cables de fibra óptica es mucho más eficiente que a través de los de cobre: más capacidad y mínima atenuación (no le afectan las interferencias electromagnéticas). Y en lo que respecta al uso que le damos en casa, nos permite una velocidad constante que nunca hubiéramos imaginado con el clásico ADSL.

Fibra indirecta, usando la FTTH de otros.

Son varias las compañías que instalan fibra óptica en España, no solo las tres grandes (Movistar, Orange y Vodafone). Citaremos algunas de ellas, aunque su presencia varía según la provincia en la que nos encontremos: MásMóvil, Jazztel (ahora parte de Orange), Ono (parte de Vodafone), PTV Telecom, Telecable, Oceans, Adamo, etc.Sin embargo, con una filosofía similar al uso de la infraestructura 3G y 4G de las OMR por parte de las OMV, has de saber que si a tu casa llega la fibra de alguna compañía, es probable que puedas contratar el servicio con esa misma empresa y con alguna otra que ofrezca una tarifa más interesante. Es lo que se conoce como fibra indirecta: la compañía propietaria del cable de fibra negocia un precio mayorista con otra compañía y ésta revende su servicio con unas condiciones que podrían ser más ventajosas para ti como ahorrador.

La oferta de fibra es amplísima. No solo en velocidad de subida y descarga, también por el número compañías y paquetes que incluyen fibra. Además, no todas llegan a todas las localidades con su propio cableado, y para hacerlo tienen que recurrir al de otra. Para más complicación, también hay empresas con fibra instalada en una localidad que, sin embargo, comercializan alguno de sus productos (por ejemplo, fibra a 30 Mbps, o a 500 Mbps) a través de la instalación de otras. Así sucede por ejemplo con MásMóvil, que usa su propia fibra, o bien la de Orange o la de Jazztel (aunque luego ésta fue adquirida por Orange).

La competencia aumentará todavía más a partir de 2018, ya que la CNMC obligará a Movistar (la que más fibra tiene instalada en España) a permitir el acceso mayorista a su red de forma regulada a todos sus competidores en los municipios donde no hay suficiente competencia y tendrá que ser a la velocidad máxima que permita su fibra.

Ahorrando en fibra con las low cost.

Ahora que conocemos mejor el panorama de los operadores de fibra en España, es momento de plantear cómo ahorrar con el acceso a Internet en casa gracias a las compañías low cost.

Los operadores con fibra propia son una opción a tener en cuenta, no cabe la menor duda, pero con la aparición de compañías OMV, que ahora también incluyen la fibra en su oferta, podemos optar a tarifas más sencillas y más económicas.

Aprovechar al máximo el cableado ya instalado por las principales compañías (Movistar, Orange, Vodafone y MásMóvil) es posible gracias a la oferta de fibra indirecta de compañías low cost como Lowi, Amena, Tuenti, Pepephone y las que todavía están por subirse al carro de la fibra low cost.

Tampoco es de extrañar que muchas de las low cost ahora sean marcas o compañías de las mismas propietarias de los cables de fibra, pues así pretenden llegar hasta el cliente que busca los precios más económicos.

La guerra de precios en el suministro de fibra viene acompañada por el de productos convergentes, donde los operadores combinan packs de televisión (Netflix o HBO), fijo y móvil, además de fibra, para ajustar más los precios.

Como conclusión, la fibra ha llegado a España para darnos mayor velocidad, ya sea con cableado propio o de terceros. Así la competencia sigue en aumento y favorece la aparición de tarifas más económicas. En ese punto, es tarea de cada ahorrador plantearse:

  • Qué servicios necesitamos. Y ojo porque no todos los ahorradores van a necesitar la máxima velocidad, ni todos los productos de una tarifa convergente.
  • Antes de contratar nada, calcular y comparar cuánto cuestan al año esos servicios con cada posible operador, incluyendo, por supuesto, los low cost.

Todo controlado con Mis Facturas de Self Bank.

La fibra es uno de los suministros que pagamos cada mes en casa. Su importe queda reflejado en una factura y, poco después, en el recibo cargado en el banco. No existe mejor forma de unir esos tres conceptos que con Mis Facturas de Self Bank, el primer recopilador de facturas de España.

Una vez vinculado el proveedor del servicio mediante tu usuario y contraseña de acceso a su área privada, puedes descargar todas las facturas en pdf desde el apartado Mis Facturas, y la opción más interesante: enlazar el cargo en el banco con el recibo y con la factura.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn