902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

Tendencias del mercado mundial de la cerveza

Tendencias del mercado mundial de la cerveza

La cerveza es una de las bebidas más antiguas que elabora el hombre y una de las más consumidas en todo el mundo. Sin embargo, no es una lager rubia todo lo que reluce y el sector afronta una época complicada. En los últimos años la industria de la cerveza ha experimentado un estancamiento, si no retroceso, en el consumo mundial.

Los retos que afronta el sector cervecero son estructurales, del tipo regulatorio, de mayor competencia y de cambio en los hábitos de consumo. Por ello, los grandes grupos cerveceros están poniendo el foco de atención en estrategias innovadoras y en el desarrollo de los canales de distribución para mantener sus retornos y márgenes.

A continuación te contamos un poco más sobre esta industria, los grandes países consumidores y las grandes empresas productoras o las nuevas tendencias de consumo a nivel mundial. Te anticipamos que puedes llevarte alguna sorpresa.

¿Quién bebe más cerveza?

El consumo global se ha estancado un tanto en los últimos años. Los mercados tradicionales como América del Norte no han mejorado sus cifras, aunque otros mercados desarrollados sí lo han hecho. Latinoamérica supone hoy en día el 17% del consumo global y la demanda allí ha crecido a una tasa anual compuesta (CAGR) del 1,2%, liderada por México, donde la demanda crece a un CAGR del 3,4% el mayor de toda la región.

Durante el periodo 2011-2016, Europa (-1,7%), Japón (-1,3%), Oriente Medio (-1%) y Oceanía (-0,4%) han visto caer el consumo, mientras que Norteamérica (0,1%), Asia sin Japón (0,5%), América Central y del Sur (1,2%) y África (4,3%) lo han aumentado.

Sin embargo, en términos absolutos, los países que consumen más cerveza son China, que tiene un 22,4% del mercado, seguida por Estados Unidos con un 13%, y Brasil con un 6,8%. Les siguen Alemania, Rusia y México, los tres con más del 8%, Reino Unido y Vietnam, con algo más del 4%, y España y Polonia, con un 3,9%, respectivamente.

Tras ellos se sitúan Sudáfrica (3,1%), India, Colombia, Corea del Sur, Canadá, Francia y la República Checa, todos con una cuota de mercado por encima del 2%. Cierran la lista, con valores entre el 1,9% y el 1,6%, Tailandia, Rumanía, Argentina, Italia, Ucrania, Australia y Filipinas.

Evolución del consumo y tendencias

tendencias en el mercado de la cerveza

Uno de los aspectos clave en estos datos es la caída del consumo en países tradicionalmente cerveceros como Alemania (-0,8%) y Australia (-1,6%) donde ahora se busca más la cerveza artesanal y otras bebidas alcohólicas, así como el estancamiento en Estados Unidos (0,3%).

Por el otro lado, el consumo de cerveza sigue aumentando en economías emergentes como India (7,9%), Tailandia (2,7%), Sudáfrica (1,4%), México (3,4%) y Vietnam (8%), donde la mayor población y unas rentas más altas han impulsado su consumo. 

En España, según los datos de Kirin Beer, en el periodo 2011-2016, el consumo aumentó un 3,6%, con lo que nos situamos como el tercer país donde más creció el consumo de cerveza. Cerveceros de España, la asociación que agrupa a las principales cerveceras españolas indica que en el cuarto trimestre de 2017 se pusieron en el mercado casi ocho millones de hectolitros.

La gran tendencia a nivel mundial es la premiumization o tendencia a consumir productos premium o de mayor calidad percibida por el usuario. Porque aparentemente, los consumidores están dispuestos a pagar más por productos de mayor calidad, exclusividad y mejor experiencia.

Este cambio está muy presente en mercados como el estadounidense o el australiano en los últimos años, con los mercados emergentes siguiendo su estela. En América Latina la penetración de las marcas premium ha aumentado entre tres y cuatro puntos porcentuales por encima de la media, al mismo tiempo que han crecido las empresas cerveceras independientes.

Para superar este reto, las cerveceras habrían modificado sus estrategias con el fin de llegar a los nuevos consumidores y a las nuevas tendencias, incluyendo el aumento de la cartera de productos o la complejidad de los canales de distribución, o bien mediante la innovación.

Principales cerveceras del mundo

tendencias en el mercado de la cerveza

La principal cervecera del mundo es la multinacional belga Anheuser-Busch InBev (ABI) con una cuota de mercado del 27% del volumen global en 2016. Entre sus marcas más conocidas se encuentran Budweiser, Corona, Stella Artois, Skol, Quilmes, Michelob, Leffe, Sibirskaya o Norteña. Su capitalización bursátil es de unos 126.000 millones de euros. Anheuser-Busch InBev consolidó su posición de liderazgo mundial en 2015-2016 cuando adquirió SABMiller.

La siguen la holandesa Heineken, con una cuota del 9,7% y una capitalización bursátil de unos 56.000 millones de euros; China Resources, con el 6,1%; la danesa Carlsberg, con el 5,9% y una capitalización de 135,67 millones de coronas danesas; la canadiense Molson (4,9%) y la china Tsing Tao (4,1%) y 62.000 millones de yuanes de capitalización.

Tras ellas se sitúan la nipona Asahi (3,4%), la china Beijing Yanjing (2,2%); la japonesa Kirin (2,2%), parte del conglomerado Mitsubishi, y la estadounidense Constellation Brands (1,3%), con un valor de 38.000 millones de dólares.

Para invertir en estas empresas se puede elegir comprar directamente las acciones de las que cotizan en el mercado, o bien mediante fondos de inversión como Vice Funds o fondos cotizados (ETFs).

Por último, hay que señalar que, en lo que respecta a la innovación, algunas marcas están experimentando con nuevas formas de tecnología, tales como la inteligencia artificial para ayudar a las cerveceras a probar diferentes combinaciones de sabores. Porque, aunque la cerveza es una de las bebidas más antiguas y populares, incluso la tradición necesita innovación.

Estos datos tienen finalidad informativa y no deben interpretarse en ningún caso como una recomendación de compra o venta, o de realización o cancelación de inversiones, ni puede servir como base de ningún tipo de decisión sobre inversiones actuales o futuras. Self Bank no se hace responsable de los perjuicios que pueda sufrir el inversor como consecuencia del uso de dicha información. El Cliente es responsable de las decisiones de inversión que adopte y del uso que haga de la información proporcionada a tal efecto. Self Bank proporciona esta información a través de un proveedor y no asume compromiso alguno de la actualización en el contenido de la información presentada. La evolución o resultados pasados de las inversiones no garantizan la evolución o resultados futuros.

Self Bank no acepta ningún tipo de responsabilidades por pérdidas, directas o indirectas, como consecuencia de este informe. Ninguna parte de este documento puede ser copiada o duplicada de cualquier forma o medio o redistribuida sin el previo consentimiento por escrito de Self Bank.