El blog de SelfBank by Singular Bank

Sostenibilidad: ¿es posible una industria del lujo sostenible?

industria del lujo

La sostenibilidad se ha convertido en uno de los factores más apreciados por los consumidores. La industria del lujo no está siendo ajena a esta tendencia: las principales marcas no solo quieren sumarse, sino situarse como ejemplos a seguir para mantener su posición de liderazgo.

Cómo puede contribuir la industria del lujo a la sostenibilidad del planeta

Según los datos de la Asociación Textil de Reciclaje (Asirtex), se desechan al año 900 millones de kilogramos de ropa (unos 20 kilos por habitante), de los cuales solo se recicla, aproximadamente, un 10%. 

En contraposición, ante esta tendencia de «usar y tirar» las marcas de alto standing defienden diseño y calidad suficiente para alcanzar una vida más larga en los roperos, contribuyendo al cuidado del medio ambiente.

Además de esta mayor durabilidad, la industria del lujo puede coadyuvar a un mayor cuidado de los recursos del planeta de diversas maneras:

Mercado de segunda mano

Muchas personas prefieren adquirir marcas de alto nivel, aunque sean usadas, tanto por el componente de prestigio que pueden aportar, como por la mayor calidad de los mismos.

Hay mercados de segunda mano muy activos en diversos sectores y apps como Wallapop o Vinted destacan en este ámbito. Pero también las propias firmas pueden canalizar las ventas de sus productos reutilizados, como sucede habitualmente, por ejemplo, en el sector del automóvil, con sus vehículos seminuevos o kilómetro cero.

Materiales y embalajes ecológicos y reciclables

La industria del lujo no puede ser ajena a la tendencia hacia un empleo habitual de materiales reciclados y reciclables. Algunas grandes marcas ya sacan colecciones con un porcentaje más o menos significativo de componentes reciclados, o utilizan materiales sintéticos —piel ecológica— en lugar de usar la de procedencia animal.

Además, al uso de materias primas «tradicionales», como madera, lana o cerámica, se unen otras más innovadoras y biodegradables, como las hechas a partir de leches vegetales, fibra de plátano, de naranja o de flores.

Unido con el punto anterior, las marcas de lujo podrían llegar a un modelo de economía circular, en el que, en lugar de desechar los productos, se reciclan para darles una nueva vida, siendo la materia prima de nuevas creaciones.

Producción sostenible

Los márgenes más elevados de las marcas de lujo favorecen que se incluya la sostenibilidad como uno de los factores fundamentales de su producción, y así, según el informe El viaje hacia la sostenibilidad en las industrias culturales y recreativas, las empresas de la asociación del sector de la alta gama han reducido sus emisiones de CO2 en un 20%, y 4 de cada 10 evitan ya el uso de pesticidas o herbicidas químicos.

Objetivos ODS

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), promovidos por la ONU, forman parte de la Agenda 2030, a través de la cual los integrantes de la organización buscan hacer un planeta más sostenible, crear conciencia medioambiental y frenar el cambio climático, entre otros aspectos.

Hay 17 objetivos de desarrollo sostenible, y en muchos de ellos, la industria del lujo puede aportar su granito de arena:

Salir de la versión móvil