914 890 888

El blog de SelfBank by Singular Bank

Sólo un 1% más de ahorro hoy puede hacer mucho cuando te jubiles

Sólo un 1% más de ahorro hoy puede hacer mucho cuando te jubiles

Los pequeños detalles o los pequeños esfuerzos son los que marcan la diferencia. También en la planificación financiera para el final de la vida laboral. Un 1% más de ahorro hoy puede suponer mucho cuanto te jubiles. Piénsalo.

Ahorrar para la jubilación puede parecer como escalar una montaña, pero no tiene porqué ser tan empinado como podría aparentar. Todo depende del tamaño y el número de pasos que demos.

Así, un pequeño paso podría ser aumentar tan solo en un punto porcentual el capital que dedicas cada año a tu jubilación. Si ese pequeño paso lo multiplicas por los veinte o treinta años que quedan por delante, puedes llegar a la meta con más tranquilidad. Todo consiste en dejar que tu dinero trabaje para ti durante más tiempo. Mira si no con algunos ejemplos numéricos: 

Susana gana 60.000 euros y tiene 35 años. Si ahorrase 600 euros más al año (1%) llegará a los 65 o 67 años con una hucha adicional de 18.000 euros. Piensa en pequeño, Susana sólo tendría que ahorrar 50 euros más al mes.

Andrés gana 70.000 euros anuales y tiene 45 años. Si aumentase un punto porcentual su ahorro anual (700 euros), en veinte años acumulará un extra de 24.000 euros. Para ahorrar 700 euros anuales a Andrés le bastaría con ahorrar unos 60 euros más al mes.

Alejandra tiene 55 años y gana 80.000 euros anuales. Si aumentase su ahorro en un 1% anual (800) puede acumular 8.000 euros adicionales en esos diez años. Y sería sólo 67 euros mensuales.

Lógicamente, para que las cuentas sean sencillas, no contamos con la rentabilidad que se obtenga por el dinero durante esos 30 años. Para aproximarlo, tirando a la bajo y como comparación, el bono español a diez años ofrece hoy una rentabilidad cercana al medio punto porcentual, pero es un rendimiento garantizado que permitiría alcanzar ese resultado con menos esfuerzo gracias al efecto del interés compuesto.

Pequeños pasos pueden llevarte muy lejos

En los ejemplos anteriores se trata de ahorrar un poco cada año, una cantidad que no tiene por qué ser difícil alcanzar, sobre todo si nos marcamos objetivos más pequeños y a menor plazo: mes a mes. De esa manera, pensando en corto plazo para ahorrar a largo plazo, será todavía más sencillo encontrar partidas de las que podemos sacar esas pequeñas cantidades. Todo es ponerse. 

De entrada, la gran duda es cuánto ahorrar anualmente. Un objetivo razonable que proponen muchos expertos es el 15% de tu salario bruto anual. ¿Es mucho? Si ya has terminado de pagar tu vivienda puedes darle un empujón al ahorro para tu jubilación, pues ya estás acostumbrado a pagar cifras similares cada mes. Y, en general, bastaría con dedicar al ahorro para la jubilación algo menos de lo que ya tenías fijado como gasto por la hipoteca.

Lo que nunca debes olvidar es que empezar pronto, ahorrar con regularidad y aumentar gradualmente el importe que dedicas a esta partida te ayudará a lograr la jubilación que deseas.

¿Cuánto ahorrar cada año?

ahorro te jubiles

Lamentablemente, la recomendación del 15% puede no ser suficiente si empiezas tarde. En cambio, funcionará mucho mejor si empiezas a los 25 y te retiras a los 67 años.

Para responder mejor a la pregunta cuánto ahorrar cada año, hay que valorar cuatro métricas

  • ¿Cuánto necesitaré cuando me jubile? 
  • ¿Cuánto de todo eso estará cubierto por la pensión pública? 
  • ¿Cuánto debería ahorrar desde hoy para cubrir la diferencia? 
  • Y, quizás en la que menos pensamos todos: ¿cómo hacer que mis ahorros para la jubilación me duren más?

Para responder a la pregunta de por qué un 15%, las estimaciones apuntan a que cuando nos jubilemos necesitaremos entre un 55% y un 85% de las rentas previas para mantener el ritmo y estilo de vida. De ese margen, sólo una parte la cubrirá la pensión de la Seguridad Social, el resto podría quedar cubierto con ese porcentaje del 15% de tu salario ahorrado cada año, si empiezas a tiempo.

¿Y si empiezo más tarde?

Los expertos apuntan a que se necesita un 15% si se empieza con 25 años, pero tendrás que lograr un 18% si empiezas con 30 años o un 23% con 35 años. Por lo tanto, las matemáticas lo dejan claro: cuanto antes empieces, menor será el esfuerzo.

Pero ten en cuenta que la edad de jubilación podría retrasarse para que aguante el sistema de pensiones públicas y que puedes retirarte más tarde, si tu empleo te lo permite. Todo esto variará la situación cuando llegue el momento de la jubilación, pero siempre es mejor ajustarse a un objetivo establecido con tiempo.

Para maximizar tu ahorro con el riesgo lo más ajustado posible es necesario que te informes bien, que hagas cálculos y estimaciones y que, si te queda alguna duda acudas al asesoramiento financiero especializado. Porque arriesgar es la mejor manera de llegar antes o de recuperar el tiempo perdido, pero también puede suponer un revés del que te costará recuperarte.

Los mercados se van a mover todos los años, por lo que tendrás volatilidad en tu cartera sí o sí. Una cartera diversificada te protegerá de estos vaivenes y te acercará a tus objetivos financieros.

En resumen, dentro de una correcta planificación financiera un esfuerzo adicional del 1% anual es mínimo, pero puede ayudarte a alcanzar tus objetivos más fácilmente. Si quizás no empezaste a ahorrar tan joven como deberías (25 años), este pequeño impulso adicional puede llevarte a tu meta.

Pero, sobre todo, piensa en tu meta desde ya y conviértela en tu prioridad. Habrá hipotecas, universidades, trabajos mejores o peores, pero también herencias, premios y demás que te ayudarán a conseguir tus objetivos. Haz números ya y ponte ese objetivo del 15%. Si lo consigues, da un paso más y vete a por ese 1% adicional porque un 1% más de ahorro hoy puede hacer mucho cuando te retires.

Singular Bank ha obtenido los datos contenidos en esta comunicación a través de otras fuentes de información que considera fiables pero no se hace responsable de la completa exactitud de los mismos. Estos datos solo tienen una finalidad informativa y no deben interpretarse como una recomendación de compra o venta. 

Singular Bank no se hace responsable de: (i) cualquier derivada de la utilización directa o indirecta de la información contenida en esta comunicación ni; (ii) del uso que se haga de dicha información. No todos los planes de pensiones son iguales y tienes distintos niveles de riesgo en función de distintos factores. El nivel de riesgo de cada uno de los planes está detallado en el Documento de Datos Fundamentales del Partícipe del plan correspondiente. El cobro de la prestación o el ejercicio del derecho al rescate solo es posible en caso de acaecimiento de alguna de las contingencias o supuestos excepcionales de liquidez regulados en la normativa de planes y fondos de pensiones. El valor de los derechos de movilización, de las prestaciones y de los supuestos excepcionales de liquidez dependen del valor de los activos del fondo de pensiones y puede provocar pérdidas relevantes.

Las decisiones que cada inversor adopte, tanto de inversión como de nivel de delegación y asesoramiento, son su responsabilidad.  

Rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras.

Ninguna parte de este documento puede ser copiada o duplicada de cualquier forma o medio o redistribuida sin el previo consentimiento por escrito de Singular Bank.