Ratio de diversificación

Ratio de diversificación

El ratio de diversificación es una medida que nos permite estimar el beneficio de diversificar nuestra cartera en comparación con construir una cartera simple, en la que otorgamos igual peso a todas las posiciones. Cabe decir que no siempre incluir más empresas incrementa nuestra diversificación, ya que a lo mejor conseguimos diversificar más con una cartera con empresas de diversos sectores que con una cartera con muchas empresas de ámbitos con una alta correlación.

Cálculo del ratio de diversificación

La definición formal del ratio es la relación entre, la volatilidad media ponderada de los valores individuales de una cartera, dividida por la volatilidad global de la cartera. DR

Dónde σ1 es la volatilidad de cada activo de la cartera, w1 es el peso de dicho activo sobre el total, y σP es la volatilidad conjunta del portfolio.

Es interesante entender que la volatilidad de la cartera se obtendría considerando sus correlaciones. Por tanto, podemos deducir fácilmente que salvo que los activos de la cartera se encuentren perfectamente correlacionados, la volatilidad de la cartera siempre será más baja que la suma de las volatilidades ponderadas de los activos, ya que únicamente cuando las correlaciones sean 1 tendremos el mismo resultado. En caso contrario, siempre será inferior.

Interpretación del ratio de diversificación

El ratio tiene una doble visión que nos puede ser de utilidad. Por un lado, nos dice el grado de diversificación que alcanzamos con una cartera. Por el otro, nos puede servir como un indicador para comparar diversas carteras.

Como hemos mencionado previamente, no por tener mayor número de empresas en nuestra cartera conseguimos mayor diversificación. Para tener mayor diversificación necesitamos tener varias fuentes de riesgo. Si tenemos 100 empresas ferroviarias, no tendremos una gran diversificación, más allá del propio riesgo de quiebra de una empresa individual. Estaremos plenamente expuestos a aquello que le pueda suceder a ese negocio en concreto.

Como hemos comentado anteriormente, a mayor correlación entre los activos menor será el DR, puesto que el denominador será más alto. Por tanto, el cálculo matemático confirma lo que vemos intuitivamente: activos con mucha correlación entre sí nos traerán poca diversificación. Es posible tener una mayor diversificación con 2 activos con poca correlación que con 50 activos muy vinculados entre sí.