902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

Ratio de Cobertura de Dividendos: ¿corren peligro mis dividendos?

Ratio de Cobertura de Dividendos: ¿corren peligro mis dividendos?

En el contexto de tipos de interés extraordinariamente bajos que hemos vivido en los últimos años, muchos inversores se han visto obligados a buscar alternativas a la renta fija para asegurarse una renta. Así como en el pasado era posible invertir en bonos o renta fija de calidad que rentara más de un 5%, los intereses bajos de estos años han obligado a los inversores a adquirir bonos de peor calidad si querían mantener la rentabilidad a niveles del pasado, o a buscar alternativas.

Una alternativa que parecen haber seguido muchos inversores es la de sustituir en sus carteras los bonos por acciones de empresas que repartan un buen dividendo. El perfil de empresa que suele repartir un dividendo estable es aquella que opera en un negocio maduro, donde no es posible crecer a ritmos muy elevados, y por tanto es prudente que devuelva parte del beneficio generado en forma de dividendo a sus accionistas.

Una de las claves para estos inversores que buscan rentas vía dividendos es asegurarse de que el dividendo que reparte la empresa es sostenible. En el mejor de los casos la empresa incrementará con el paso del tiempo su dividendo, aumentando también así el valor de nuestra inversión.

La política de reparto de dividendo de una empresa no puede estar desalineada con su realidad económica. O al menos no de manera recurrente durante mucho tiempo. Un dividendo es un reparto de dinero por parte de la empresa, es decir, una salida de recursos de la empresa. Esta descapitalización periódica será sostenible siempre y cuando la empresa esté ganando igual o más dinero en su actividad continuada. Para evaluar esta relación entre beneficios y dividendos podemos utilizar el ratio de cobertura de dividendos.

Fórmula de Ratio de Cobertura de Dividendos

Para calcular el ratio de cobertura de dividendos simplemente dividimos el beneficio total por acción de una empresa por el dividendo por acción. El resultado debería de ser superior a 1, y nos indicará cuántas veces se podría pagar el dividendo actual con los beneficios que ha generado la empresa.

Ejemplo de ratio de cobertura de dividendos

Una empresa que ha obtenido 20 millones de beneficio anuncia un dividendo de 5 millones. El ratio de cobertura de dividendos es 4 (20/5). Otra forma de expresarlo sería que la empresa podría repartir cuatro veces el dividendo con los beneficios obtenidos. En el futuro la empresa podría aumentar su dividendo sin problemas siempre y cuando siga generando el mismo nivel de beneficios. La empresa podría incluso ver su beneficio caer por la mitad, y aún así seguir repartiendo el nivel actual de dividendo.

Conclusión

El dividendo de una empresa será sostenible siempre y cuando la empresa genere los suficientes beneficios para sustentar ese dividendo. Aunque en un momento puntual la empresa puede recurrir a otras herramientas (como deuda, o venta de activos) para poder mantener su política de reparto de dividendos, a largo plazo los dividendos tienen que estar sustentados por la generación de beneficios.