902 888 888 / 914 890 888

El blog de SelfBank by Singular Bank

¿Qué son los fondos de inversión mixtos?

¿Qué son los fondos de inversión mixtos?

Los fondos de inversión cada vez tienen más acogida en España. Ha costado y todavía cuesta, pero los españoles vamos poco a poco conociendo nuevas fórmulas de agrandar sus ahorros más allá de los depósitos bancarios, que hoy en día, con los tipos de interés tan bajos no dan rentabilidad, o es prácticamente nula.

Con la caída de los depósitos emergieron los fondos, como una alternativa para invertir y obtener unos ingresos extra, pero eso sí, teniendo que asumir más riesgo. Muchos han sido y son reacios a ellos, precisamente porque todo lo que conlleva la palabra riesgo genera aversión. Pero, quizá, conociendo mejor en qué consisten los fondos, se evitaría ese rechazo inicial.

Una explicación muy simple de fondo de inversión: es un vehículo o institución de inversión colectiva, es decir, invertimos en determinados valores de forma conjunta con más personas -se llaman partícipes- a los que no conocemos, -ni falta que hace-. Se reúne el dinero de todos los partícipes para crear un ‘fondo’ común que una gestora utiliza para invertir en diferentes alternativas, con el objetivo de lograr rentabilidad.

Por lo tanto, lo ‘bueno’, digamos, de uno de estos instrumentos es que no invertimos solos. Aunque ya se sabe eso de que “mal de muchos, consuelo de tontos”, en parte, reconforta saber que no está uno solo en esta aventura y que son más personas las que confían en ese tipo de inversión. Claro que, al igual que el riesgo se reparte, el beneficio también, por tanto, lo que se gane en ese fondo habrá que repartirlo.

Pues bien, como decíamos, los fondos se invierten en diferentes tipos de mercados, bien sea bolsa, divisas, bonos de empresas o de estados, materias primas, etc. Y aquí aparecen las tres diferentes tipologías: de renta fija, de renta variable y mixtos.

Fondos mixtos, ¿qué son y para qué?

Como su propio nombre indica, los fondos mixtos son una mezcla, fruto de combinar diferentes formas de inversión. Por un lado, de renta fija y por otro, de renta variable. Por lo que estos vehículos están compuestos de valores de bolsa y de bonos u otros valores de renta fija.

No hay una proporción fija de una cosa u otra; cada fondo tiene una tipología diferente según los gestores. Este diferente porcentaje destinado a renta fija y renta variable determina un nivel de riesgo del fondo, lo que permite al inversor elegir el fondo que mejor se adapte a su nivel de aceptación de riesgo. 

Así, los fondos mixtos incorporan una parte de renta fija que aporta estabilidad y seguridad a los partícipes -menor riesgo y menor rentabilidad- y a la vez suma un extra de riesgo -invirtiendo en renta variable, más volátil-.

Cabe destacar que estos fondos están compuestos por renta fija y variable; no hay divisas, ni materias primas, ni bienes inmuebles, que sí aparecen en los fondos multiactivos. Además, son muy flexibles y se podrían ir adaptando a la situación del mercado para decidir qué peso tiene cada categoría en el fondo.

La gran ventaja de este vehículo, es que permite diversificar la cartera y no jugar todo a una sola carta, el primer mandamiento del inversor. Pero también tiene sus inconvenientes, uno de ellos podría ser la parte de renta fija tuviese un mal comportamiento no esperado. Ya se sabe que por mucho que se estudie el entorno económico y los indicadores, nada es infalible y la situación podría cambiar de un día para otro.

Pero, como todo en inversión, es importante destacar que también contiene riesgo, no hay inversión exenta de ello, tan solo diferentes grados de incertidumbre.

Por lo tanto, si estás pensando animarte y lanzarte al mercado, esta fórmula puede ser interesante si quieres mantener el poder adquisitivo de tu dinero. Un fondo mixto diversifica de una sola vez, sin tener que andar comprando de un lado y de otro, lo que aporta comodidad. Y, además, está gestionado de forma profesional e independiente, lo que facilita el trabajo.

Estos datos solo tienen una finalidad informativa y no deben interpretarse como una recomendación de compra o venta. 

Self Bank no se hace responsable de : (i) cualquier pérdida derivada de la utilización directa o indirecta de la información contenida en esta comunicación ni (ii) del uso que se haga de dicha información. 

Te recordamos que la inversión en fondos implica asumir un determinado nivel de riesgo, que dependerá del fondo que desees contratar. No todos los fondos de inversión son iguales y tienen distintos niveles de riesgo en función de distintos factores. En nuestra web podrá consultar, tanto en el buscador como antes de la contratación de cualquier fondo,  el DFI (Datos Fundamentales Inversor), el Informe Semestral y el folleto completo correspondiente, para conocer las características y riesgos de cada fondo. Estos documentos también se encuentran en la web de la CNMV.

Las decisiones que cada inversor adopte, tanto de inversión como de nivel de delegación y asesoramiento, son su responsabilidad.  

Antes de efectuar cualquier contratación, es recomendable informarse legal, regulatoria y fiscalmente sobre las consecuencias de una inversión. 

Rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras. 

Ninguna parte de este documento puede ser copiada o duplicada de cualquier forma o medio o redistribuida sin el previo consentimiento por escrito de Self Bank.