902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

¿Qué impacto puede tener Italia en la estabilidad de la Eurozona?

¿Qué impacto puede tener Italia en la estabilidad de la Eurozona?

No corren buenos tiempos para la Unión Europea. A la previsible salida de Gran Bretaña tras el referéndum del Brexit —aunque cada vez hay más voces en el Reino Unido que claman por una vuelta atrás en esta cuestión tan trascendental— se une una crisis que todavía no nos ha dejado del todo (de hecho, todavía el BCE continúa inyectando miles de millones a la economía de la Eurozona).

Además, se ha producido un auge en todo el continente de partidos más o menos populistas, de diverso signo, que están aumentando su apoyo en algunos países, gracias al desencanto de parte de la población con el proyecto europeo. El apoyo a estos partidos ha crecido en la mayoría de países, llegando a estar entre los más votados o incluso a gobernar en algunos, como en Grecia, Hungría y Polonia.

En el caso de Italia, la llegada al gobierno de dos formaciones de corte euroescéptico —o incluso eurófobo— como son la Liga (antes Liga Norte) y el Movimiento 5 estrellas (M5S) han traído una gran preocupación acerca de cómo puede afectar al futuro de Europa. ¿Hasta dónde pueden llegar? ¿Cómo afectará al proyecto de construcción de una Europa común?

¿Qué ha pasado en las elecciones italianas?

Los sondeos previos daban una victoria al M5S, movimiento de izquierdas que aglutina a los votantes desilusionados por la crisis, calificado en ocasiones de antisistema. Tras ellos, se preveía una lucha entre la Liga, un partido situado a la derecha del arco parlamentario, y de corte eurófobo, y Forza Italia, el partido de Silvio Berlusconi que representa a la derecha tradicional. Inicialmente, se estimaba que Forza Italia podría obtener el segundo puesto, por encima de la Liga, y que ambos podrían gobernar en coalición o mediante apoyos parlamentarios. Algunos analistas incluso situaban a Berlusconi como garante de la estabilidad, en comparación con las otras dos alternativas.

Sin embargo, una victoria un poco más amplia de lo esperado del Movimiento 5 estrellas, unido al sorpasso que protagonizó la Liga, al superar al partido de Berlusconi, cambió la situación. Se comenzó a hablar de una (aparentemente) improbable coalición entre el M5S y la Liga, que sólo parecían tener en común cierto rechazo a Europa. Pero ésta, finalmente, ha terminado cristalizando, y la preocupación se ha instalado en la Unión Europea. ¿Serán capaces de hacer lo que prometían en campaña?

Algunas de las propuestas de campaña

Ya se sabe que a veces las campañas electorales recogen una serie de intenciones o de deseos que luego difícilmente se cumplen, una vez que se alcanzan responsabilidades de gobierno. Pero lo cierto es que algunas de las propuestas que realizaban los partidos que ahora dirigen el país transalpino han llenado de incertidumbre los mercados. Repasamos algunas:

La Liga proponía volver a bajar la edad de jubilación (que se subió en 2011), lo cual tendría un coste, según la Seguridad Social de aquel país, de unos 140.000 millones de euros. También proponía una reducción de impuestos, de unos 40.000 millones.

Por su parte, el M5S abogaba por una renta básica para la ciudadanía, de unos 780 euros al mes, con un coste estimado de entre 15.000 y 17.000 millones, y una rebaja de impuestos de unos 15.000 millones, focalizada en las familias con menos ingresos.

Además, en las negociaciones para la formación del gobierno entre ambos partidos, se ha hablado de la posibilidad de abandonar el euro, algo que el M5S había eliminado de su programa, pero que incluso ha llegado a figurar en un borrador de acuerdo. En dicho borrador, además de la salida de la moneda única, también llamado Italexit, se hablaba de la solicitud que haría Italia para que el BCE cancelase una deuda de 250.000 millones de euros que Italia tiene con la institución. Aunque luego esto fue eliminado del acuerdo final, la intranquilidad ya estaba instaurada.

Cómo se han visto afectados los mercados

En un principio, las caídas en las Bolsas fueron generalizadas, sobre todo en la de Milán. El resultado, con dos partidos euroescépticos a la cabeza, y la dificultad para la elaboración de un gobierno, que parecía llevar a unas nuevas elecciones, hacían crecer la incertidumbre, algo de lo que los inversores suelen huir.

Si analizamos la evolución de la bolsa de Milán desde el principio de año, en comparación con el Dow Jones norteamericano, vemos que este último se ha visto superado por el MIB italiano hasta finales de mayo, que es cuando la bolsa descontó la coalición de gobierno entre dos partidos a priori contrapuestos como son el Movimiento 5 estrellas y la Liga. A partir de este momento comenzó un pronunciado descenso de la bolsa italiana reflejando así la gran incertidumbre que genera el país.

Sin embargo, si comparamos la evolución del índice italiano con el IBEX 35, vemos que es muy parecida. En este caso, parece que nuestro índice se ve más influenciado por lo que pasa en Italia:

En cuanto a la prima de riesgo, el nuevo gobierno italiano sí parece haber tenido un efecto destacado. La rentabilidad de la deuda italiana ha crecido notablemente, alejándose claramente de la española; en este caso, los mercados parecen desconfiar más del país transalpino que de un posible contagio a otras economías, como la nuestra, o la francesa.

 

Qué impacto puede tener Italia en la estabilidad de la Eurozona

Anteriormente, hemos visto algunos efectos que ha tenido la elección del nuevo gobierno en Italia. Pero, además, hay que tener en cuenta el considerable peso que tiene la economía italiana en la Eurozona. Con la salida del Reino Unido, Italia se convierte en la tercera economía de la Unión Europea, con un PIB superior a 1,7 billones de euros (muy por encima de España, que es la cuarta, y que aún no alcanza los 1,2).

Si el nuevo gobierno pusiese en marcha todas las medidas que se han propuesto, podrían rondar los 300.000 millones de euros, a los que habría que sumar los 250.000 de deuda que pediría que se condonasen. Si, además, se llegase a consumar la amenaza —hoy por hoy, parece que lejana— de abandonar el euro, el impacto en Europa podría ser definitivo.

No obstante, como indicábamos, parece que una cosa son los anuncios antes de llegar al gobierno, y otra, las decisiones que se pueden tomar una vez en el ejecutivo. Por ello, habrá que esperar un tiempo para ver qué tipo de decisiones se toman y cómo reacciona la Unión Europea ante estos nuevos desafíos.