914 890 888

El blog de SelfBank by Singular Bank

Qué es un concurso de acreedores: cómo afecta a una empresa en quiebra

Qué es un concurso de acreedores: cómo afecta a una empresa en quiebra

En ocasiones, las empresas o personas pueden llegar a una tesitura límite donde ya no disponen de los recursos necesarios para seguir realizando su actividad. En situaciones de quiebra, así como en situaciones de suspensión de pagos, existe un procedimiento legal llamado concurso de acreedores.

Qué es un concurso de acreedores: definición y concepto

Un concurso de acreedores es un proceso para regular el reparto de los activos restantes entre los acreedores y proteger a las partes más débiles, como los trabajadores.

Este procedimiento se inicia cuando una persona (física o jurídica) ya no puede responder frente a su deuda y es necesaria la intervención jurídica para gestionar su insolvencia.

En España están regulados por la Ley Concursal que entró en vigor en el año 2020.

Principales nociones de la Ley Concursal

La Ley Concursal estipula que se encargará un único juez de todo el proceso relativo al concurso de acreedores.

También se expone un principio general del derecho que propugna la igualdad entre todos los acreedores. Como concepto general, se abre un plazo en el que todos los acreedores pueden presentar sus reclamaciones y, a partir de ahí, se intenta resarcir a todos a la mayor brevedad posible.

Existe también el deber de solicitar el concurso de acreedores si el empresario considera que su actividad ha pasado a ser inviable económicamente. No hacerlo no es delito, pero podría tener consecuencias negativas en el proceso posterior si se dirime que se ha intentado ocultar o provocar la insolvencia.

concurso de acreedores

¿Quién puede solicitar un concurso de acreedores?

La capacidad de iniciar un concurso de acreedores corresponde a la persona deudora si es el caso de una persona física o al órgano de administración de la empresa si se trata de una persona jurídica. También puede ser iniciada por los acreedores.

Cuando la solicitud es presentada por un deudor se habla de un concurso voluntario. Sin embargo, si la solicitud es presentada por un acreedor se llama un concurso necesario. Los concursos de acreedores también pueden ser instados por terceros, siempre y cuando puedan demostrar interés legítimo y estén en situación de insolvencia.

Fases del concurso de acreedores

Podemos hablar en la práctica de cuatro principales fases de cualquier concurso de acreedores:

  1. Actos previos.
  2. Fase común.
  3. Fase de resolución.
  4. Determinación de responsabilidad.

En la fase común se determina la masa activa y pasiva del concurso, que suele ser uno de los puntos más importantes, ya que establece cuánto tiene y debe el deudor.

En la fase de resolución se establece el convenio y se procede a la liquidación en caso de ser necesario.

Por tanto, y como conclusión, un concurso de acreedores es un procedimiento que pretende solucionar situaciones complicadas para los deudores y para los acreedores: buscando la mejor solución posible para todas las partes.

Singular Bank ha obtenido los datos contenidos en esta comunicación a través de otras fuentes de información que considera fiables pero no se hace responsable de la completa exactitud de los mismos. Estos datos solo tienen una finalidad informativa y no deben interpretarse como una recomendación de compra o venta.

Singular Bank no se hace responsable de: (i) cualquier derivada de la utilización directa o indirecta de la información contenida en esta comunicación ni; (ii) del uso que se haga de dicha información. No todos los planes de pensiones son iguales y tienen distintos niveles de riesgo en función de distintos factores. El nivel de riesgo de cada uno de los planes está detallado en el Documento de Datos Fundamentales del Partícipe del plan correspondiente. El cobro de la prestación o el ejercicio del derecho al rescate solo es posible en caso de acaecimiento de alguna de las contingencias o supuestos excepcionales de liquidez regulados en la normativa de planes y fondos de pensiones. El valor de los derechos de movilización, de las prestaciones y de los supuestos excepcionales de liquidez dependen del valor de los activos del fondo de pensiones y puede provocar pérdidas relevantes.

Las decisiones que cada inversor adopte, tanto de inversión como de nivel de delegación y asesoramiento, son su responsabilidad. 

Rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras.

Ninguna parte de este documento puede ser copiada o duplicada de cualquier forma o medio o redistribuida sin el previo consentimiento por escrito de Singular Bank.