902 888 888 / 914 890 888

El blog de SelfBank by Singular Bank

¿Qué diferencia existe entre cifra de negocios y cifra de beneficios?

¿Qué diferencia existe entre cifra de negocios y cifra de beneficios?

En ocasiones leemos en la prensa que una empresa ha aumentado sus ventas en miles de euros y sin embargo sus acciones bajan de precio. ¿Es esto posible? ¿A qué se debe?

En primer lugar tenemos que entender que las ventas, también llamadas cifra de negocios, no es lo mismo que los beneficios.

ventas = cifra de negocios ≠ beneficios

Porque una empresa puede vender mucho y, a la vez, perder dinero. Basta con que le cueste más producir los bienes y servicios que lo que ingresa por ello para que obtenga pérdidas. De hecho, si se diese este fenómeno de márgenes negativos, cuanto más venda más dinero perderá.

Sin embargo, otras veces leemos que la cifra de negocios de una empresa ha aumentado, sus beneficios también han aumentado, pero sus acciones bajan de precio. Puede llegar a parecer que no hay relación entre los resultados de una empresa y la respuesta de su cotización ¿En este caso qué sucede?

¿⇑cifra negocios, ⇑beneficios, ⇓ acciones?

El mercado es un mecanismo por el cual todos los participantes ponen precio a un activo mediante un proceso similar al de una subasta. Aunque a largo plazo suele reflejarse en la cotización, en el corto plazo intervienen muchos factores. Puede ser que el mercado ya haya descontado el aumento de beneficios, o que esperase más para hacerlo y, por tanto, con la noticia ajuste el precio a la baja. La clave está en pensar que el mercado a corto plazo refleja más las expectativas de los inversores que la realidad, aunque ésta se acaba imponiendo a largo plazo. Cuando compramos acciones de una empresa estamos comprando parte de un negocio y, a largo plazo, su evolución dependerá de cómo evolucione el negocio.

Estructura de la cuenta de resultados

Para entender la diferencia entre la cifra de negocios y los beneficios hay que comprender la cuenta de resultados. En ella las empresas reflejan sus resultados periódicos. La cuenta de resultados abarca un periodo de tiempo determinado (normalmente trimestral, semestral o anual).

El primer dato que aparece en la cuenta de resultados es la cifra de negocios o ventas. Esta cantidad es la cantidad total que ha vendido la empresa reflejada en euros. Si, por ejemplo, una empresa ha vendido un millón de televisores a 200 euros la unidad, su cifra de negocios será de 200 millones de euros. Evidentemente esta cantidad no es lo que la empresa ha ganado, sino lo que ha vendido. Para saber lo que ha ganado hay que descontar todos los gastos e impuestos.

La empresa tiene principalmente gastos operativos, administrativos, financieros y fiscales (impuestos). Cada uno de estos elementos va descontando su parte sobre la cifra de negocios hasta llegar a la última línea de la cuenta de resultado que es el beneficio neto, es decir, lo que queda tras descontar todos los gastos. Este beneficio neto es lo que la empresa ha ganado.

cifra de negocios

Siguiendo con el ejemplo simple de los televisores: si la empresa vende el televisor por 200€, le cuesta la materia prima para fabricar cada televisor 80€, los salarios de sus empleados equivale a 50€ por televisor, y luego tiene que devolver 10€ por televisor en concepto de pago de intereses a los bancos que le prestaron el dinero para abrir la fábrica, la empresa obtendrá un beneficio antes de impuestos de 60€. Considerando que paga un 30% de impuestos, sus beneficios netos serán de 40€ por televisor.

En este ejemplo la cifra de negocios de la empresa sería de 200 millones de euros, mientras que su cifra de beneficios sería de 40 millones de euros. Y la empresa tendría un margen neto de 20%

¿Cómo entender y observar la evolución de las cuentas?

A la hora de comprender la realidad de un negocio no sirve fijarse solamente en cantidades absolutas, sino que debemos comprender los márgenes, la evolución y el contexto de los datos. Por ejemplo, un titular en prensa de que una empresa ha vendido 1.000 millones más que el año anterior puede significar muchas cosas para los inversores: la interpretación dependerá de si la empresa viene de vender 100.000 millones o 10.000 millones el año anterior. En el primer caso supondría un incremento de ventas del 1% mientras que en el segundo sería un incremento del 10%.

Por otro lado, como hemos visto el incremento en cifra de negocios no tiene por qué ir correlacionado con los beneficios. Si el margen neto de una empresa ha caído, puede que la empresa haya ganado menos a pesar de haber vendido más.

Las empresas tienen también diferentes formas de aumentar su cifra de negocios, y no todas son iguales. Principalmente podemos diferenciar entre crecimiento orgánico y crecimiento no orgánico.

  • El crecimiento orgánico es aquel que se da cuando una empresa consigue aumentar su cifra de negocios porque consigue vender más unidades de su producto, o las vende a un precio superior. 
  • El crecimiento no orgánico es aquel que se da cuando la empresa adquiere otra empresa y sus datos pasan a consolidarse en las cuentas de la empresa que ha realizado la compra. 

Los inversores suelen ser más escépticos del crecimiento no orgánico, aunque la rentabilidad a largo plazo de este tipo de operaciones dependerá del precio que se haya pagado por la transacción y de las sinergias y mejoras operativas que la compra aporte al negocio principal de la empresa.

La operativa con productos cotizados está dirigida a inversores que deben tener experiencia y conocimientos financieros suficientes para invertir en ellos. La inversión en estos productos requiere una vigilancia constante de la posición ya que comportan un alto riesgo y se puede perder el 100% del capital invertido.

Antes de efectuar cualquier contratación, es recomendable informarse legal, regulatoria y fiscalmente sobre las consecuencias de una inversión. 

Las decisiones que cada inversor adopte, tanto de inversión como de nivel de delegación y asesoramiento, son su responsabilidad. 

Rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras. 

Ninguna parte de este documento puede ser copiada o duplicada de cualquier forma o medio o redistribuida sin el previo consentimiento por escrito de Singular Bank.