902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

Pleno empleo: ¿qué significa exactamente para los políticos?

Pleno empleo: ¿qué significa exactamente para los políticos?

El paro es una de las principales preocupaciones de los españoles, ocupando el primer lugar de forma destacada en los últimos años. A pesar de que en los últimos tiempos tenemos algún indicador que en principio resulta positivo, como la disminución del número de inscritos en las oficinas de desempleo, hay otras variables, como el número de cotizantes a la Seguridad Social, que ofrecen cifras negativas.

Mientras tanto, en otros países comienza a hablarse de pleno empleo. Japón mantiene desde hace muchos años una tasa de paro entre el 3% y el 4%, y actualmente hay otras muchas naciones cercanas a esas cifras: Islandia y Alemania tienen una tasa de paro ligeramente superior al 4%, la República Checa, Estados Unidos y el Reino Unido rondan el 5%, Austria, Luxemburgo y Dinamarca se sitúan por debajo del 6%… Por su parte, la tasa española ronda el 22%, aproximadamente el doble que la de la Eurozona.

Qué es el pleno empleo

A primera vista, se podría pensar que el pleno empleo es la situación en la que la oferta de trabajo es igual o superior a la demanda del mismo, es decir, que todos aquellos que quieren trabajar tienen un empleo. Sin embargo, esta situación no se produce en la práctica, puesto que, aun en aquellos escenarios en los que pueda haber excedente de empleo, siempre habrá “parados circunstanciales”, es decir, personas que puntualmente dejan un trabajo porque no están de acuerdo con determinadas condiciones, porque se trasladan, o porque están en transición de un puesto a otro, en el cual aún no han empezado, por lo que momentáneamente estarían en situación de desempleo. También existe continuamente cierto volumen de trabajadores que se van incorporando al mercado, de manera que forman parte de los parados mientras no encuentran su primer empleo.

Por ello, convencionalmente se considera que la situación es de pleno empleo cuando la tasa de paro se sitúa entre el 3% y el 4%. El Acta para el pleno empleo y el crecimiento equilibrado, firmada en 1978 en Estados Unidos, cifraba el límite en el 4%. Recientemente, la oficina de presupuesto del Congreso de Estados Unidos ha realizado sus cálculos bajo el supuesto de que el pleno empleo equivaldría a una tasa del 5,2%.

Una vez visto qué se entiende por pleno empleo, conviene hacer una matización. La tasa de desempleo es uniforme en relación a diversas variables. Por ejemplo, en España el paro masculino suele ser inferior al femenino (20% y 23%, actualmente), y la tasa de desempleo de los jóvenes es muy superior (hoy en día, un 46%). Asimismo, el nivel de paro también es más elevado entre las personas con menos estudios. Por ello puede haber colectivos que tengan dificultades para encontrar un puesto de trabajo incluso en una situación de pleno empleo.