914 890 888

El blog de SelfBank by Singular Bank

Los sectores defensivos: ¿Solución para mi cartera ante la ralentización de la economía?

Los sectores defensivos: ¿Solución para mi cartera ante la ralentización de la economía?

Actualmente, nos encontramos ante el ciclo económico expansivo más largo de la historia (más de una década de crecimiento económico). Este fenómeno no ha pasado desapercibido para el mercado, ya que la renta variable ha subido a nivel global, si bien, con algunas diferencias regionales (Eurostoxx 50 +57% y S&P 500 +273% desde enero de 2009). En concreto en este post nos centraremos en los sectores defensivos.

A pesar de que los indicadores macroeconómicos ya llevan algunos años apuntando hacia una cada vez más acusada ralentización de la economía, la renta variable no ha puesto el freno y las acciones cotizan cada vez más a múltiplos más exigentes. Ante este aumento del nivel de precios y un agotamiento del ciclo económico expansivo, surge la pregunta: ¿dónde invierto ahora mi dinero?

¿Cómo defiendo mi cartera ante el agotamiento del ciclo?

Es complicado conocer qué pasará con exactitud en los próximos años y qué activos podrían ser más adecuados a cada momento del ciclo. Antes de nada, podríamos comenzar con una clasificación entre las empresas cíclicas y las no cíclicas:

  • Las empresas cíclicas, como las relacionadas con las materias primas o las constructoras, suelen obtener un beneficio mayor cuando la economía crece a un ritmo más elevado. Por ejemplo, en épocas de bonanza se construyen más casas, para lo cual se consumen más materias primas y ello repercute directamente en el beneficio de estas compañías.
  • Por otro lado, las empresas no cíclicas, o también denominadas defensivas, como las de consumo básico, farmacéuticas o utilities, no ven su beneficio tan reducido en períodos de recesión, ya que la demanda es relativamente estable a lo largo del ciclo. Sin embargo, en épocas de bonanza su beneficio crece en ocasiones a un ritmo inferior que el de otras empresas cíclicas. Por ejemplo, la demanda de alimentos de primera necesidad o medicamentos es más o menos estable, ya que las familias mantienen su consumo incluso en tiempos de recesión.

¿Qué ocurrió en la crisis de 2008?

Ejemplo 2008                                                   

sectores defensivos

Si nos centramos en la crisis económica del 2008, el precio de las acciones de compañías con sesgo más defensivo descendió, si bien en menor medida que el de las empresas cíclicas. Si hubiéramos invertido en empresas defensivas en 2005, según la evolución del MSCI defensive index, en 2009 nuestro rendimiento sería prácticamente en plano; en cambio, la evolución del precio de las acciones de las empresas cíclicas sufrió un descenso más acusado, hasta el 60% de nuestro valor.

Ejemplo 2009-2019

sectores defensivos

Por otro lado, desde 2009, coincidiendo con el ciclo económico expansivo, el precio de las acciones de las empresas defensivas ha quedado por debajo del de las empresas cíclicas. Si hubiésemos invertido en empresas cíclicas, según el MSCI USA cyclical sector gross return index, nuestra inversión se hubiese multiplicado casi por 7 veces, mientras que la inversión en empresas defensivas “solo” se hubiera multiplicado por 3 veces.

Como observamos, ante una potencial recesión, las acciones con un sesgo más defensivo han tendido a mejorar el rendimiento de las empresas cíclicas. Por ello, podría ser una opción para “defender” nuestra cartera si el ciclo económico se agota.

¿ Qué sectores son los considerados como defensivos?

Consumo básico

Este sector agregaría aquellas empresas que se dedican a la fabricación o venta de productos que las familias no pueden o no quieren eliminar de su cesta de la compra, al margen de su situación.

Como su consumo no se suele ver tan perjudicado en función de la marcha del ciclo económico, la demanda de este tipo de productos suele ser relativamente estable. Además, son compañías que suelen tener una significante generación de caja y los dividendos tienden a ser elevados.

Este tipo de compañías se dedican a la venta y producción de alimentos, bebidas, bienes para el hogar, productos de higiene, etc.

Salud

Las compañías de este sector centran sus esfuerzos en investigar y desarrollar nuevos medicamentos, con el objetivo de curar enfermedades y mejorar la calidad de vida de aquellos que tengan algún problema de salud. Es un sector clave en cualquier economía desarrollada, que concentra buena parte de la inversión en I+D, y que ha cobrado un nuevo sentido por el cambio generacional de la pirámide de población, a consecuencia del envejecimiento de la población.

Como suele decirse: “la salud es lo primero”, por lo que muchas familias no tienen reparos a la hora de gastarse el dinero necesario en medicamentos, por lo que la demanda no suele sufrir tanto en fases económicas de recesión.

Además, son compañías que constantemente buscan e investigan soluciones para nuevas enfermedades, como ha ocurrido recientemente tras la aparición del coronavirus.

Utilities

Las utilities, o empresas del “sector público”, son compañías que utilizan grandes infraestructuras, principalmente para ofrecer un servicio público como la electricidad, agua o gas natural. Estas compañías tienden a actuar en régimen de monopolio natural, ya que la infraestructura necesaria para proveer sus servicios suele ser cara tanto de construir como de mantener.

Los ingresos de estas compañías tienden a ser estables, ya que las familias en épocas de recesión tienden a recortar de su presupuesto actividades de ocio, viajes, turismo, etc. antes que el gasto de agua o electricidad.

¿Cómo podemos invertir en sectores defensivos?

Si queremos optar por las ventajas de los fondos de inversión, como su diversificación y el traspaso sin coste fiscal, tenemos tanto opciones concentradas geográficamente como fondos que abarcan un ámbito global:

Europa:

  • BNP Paribas Euro Defensive Equity

Global

  • Pictet – Global Defensive Equity

Otra opción pasaría por comprar las acciones de las compañías de algunas de las empresas que mencionamos, pero también podemos utilizar otros instrumentos como fondos de inversión y ETFs sectoriales.

Encontramos más alternativas en el sector de la salud, ante la tendencia del envejecimiento de la población. Tenemos opciones en ETF, como el Lyxor MSCI World Health Care TR y también hay fondos de inversión como el BGF World Healthscience, el Fidelity Global Health Care o el CPR Silver Age.

En el caso del sector del consumo básico, tendríamos también distintas alternativas, como el ETF Xtrackers MSCI World Consumer Staples o el fondo de inversión NN Food & Beverages. Por otro lado, para cubrir el sector utilities encontramos, tanto americanas (SPDR S&P US Utilities Select Sector ETF) como europeas (SPDR MSCI Europe Utilities ETF).