902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

Las implicaciones de mifid2 para los ETF

Las implicaciones de mifid2 para los ETF

Qué es mifid2

El 3 de enero 2018 entró en vigor en la Unión Europea la Directiva 2014/65/EU relativa a los mercados de instrumentos financieros. La finalidad de esta norma es reforzar la regulación y en última instancia proteger a los clientes mejorando la supervisión y la transparencia.

Para ello la norma clasifica a los clientes en 3 niveles de protección, minoristas, profesionales y contra parte elegible. En Self Bank todos los clientes reciben la clasificación de minoristas con lo que tienen el máximo rango de protección.

Asimismo, Mifid 2 también clasifica a los productos financieros. En este caso hay 2 niveles: complejos y no complejos. Los no complejos cumplen las siguientes 3 características:

  1. Se pueden reembolsar de forma frecuente a precios conocidos por el público.
  2. El inversor no puede perder un importe superior a lo que invirtió inicialmente.
  3. Existe información pública, completa y comprensible sobre las características del producto.
  4. No son productos derivados

Qué es un ETF

Un ETF es un fondo cotizado, en muchos casos asociado a un índice, y que suele tener como rasgo principal los bajos costes.

A diferencia de un fondo de inversión, se puede operar en tiempo real. En los fondos de inversión, cuando damos una orden de suscripción o reembolso, ésta se tramita pasados unos días hábiles y a cierre de mercado según el valor de los activos del fondo. No existen comisiones de compra o venta, y se puede traspasar sin peaje fiscal.

En un ETF, sin embargo, la operativa es muy similar a la de una acción: debemos comprarlo o venderlo a través de un bróker, asumiendo las comisiones de compra o venta.

Qué es UCITS

Las siglas UCITS corresponden a “Collective Investment in Transferable Securities”. Se trata de una directiva europea de 1985 de la que prácticamente no se había hablado hasta ahora.

Lo que pretende es que todos los productos que lleguen a un minorista cumplan los mismos requisitos, y desde este año, no hacerlo implica que legalmente no se pueden comercializar a clientes minoristas.

Qué pasó el 1 de enero de 2018

Las gestoras no estaban preparadas y algunos brókers y bancos tampoco, y lo que sucedió fue que prácticamente el día antes enviaron comunicados a los clientes en los que se les decía que no podían comprar ETFs no UCITS, esto es, ETFs europeos que no tuvieran el sello de UCITS, y por supuesto, ningún ETF americano.

Lo que siempre se puede hacer es vender, ya que siempre debe existir una puerta de salida a un producto no conveniente para un cliente.

Por qué los ETFs americanos no se pueden comprar

No cumplen uno de los requisitos para poder comercializarse: no tienen un KID (Key information document) en el idioma del cliente. Es decir, para que un ETF USA se pueda comercializar en Europa, su gestora debe generar ese documento en el idioma de cada país para que el cliente minorista final tenga a su alcance y de forma fácil los datos clave del producto.

Próximos pasos

Adaptación a contrareloj

Muchas gestoras grandes, principalmente los emisores americanos de ETFs están sacando réplicas UCITS de los ETF más grandes y famosos a marchas forzadas. Esto permitiría que hubiera una alternativa válida para la mayoría de inversores.

Por poner algunos ejemplos, vemos cómo ya hay replicas en formato UCITS de los ETFs más negociados a nivel mundial:

  • SPDR S&P 500 UCITS ETF EUR – SPY5 – IE00B6YX5C33
  • Vanguard FTSE Emerging Markets – VFEM – IE00B3VVMM84
  • SPDR Russell 2000 – ZPRR – IE00BJ38QD84

Nuevo escenario ETF traspasables

Otro frente abierto que será clave para el mundo de los ETF será que se equiparen a nivel fiscal con los fondos de inversión en lo referente a traspasar posiciones sin coste fiscal.

Esto es algo que legalmente esta aprobado, pero entraña una gran complejidad técnica. Cuando suceda será algo disruptivo para la industria, pues fondos de inversión de gestión activa que no generan retornos mejores que el mercado tendrán una dura competencia con ETFs mucho más baratos y eficientes.