914 890 888

El blog de SelfBank by Singular Bank

Las cifras del sector del champagne

Las cifras del sector del champagne

Champagne, por antonomasia la bebida del placer, el lujo y la despreocupación. Puro glamour embotellado, este líquido ha empapado el hedonismo de celebridades tan dispares como Coco Chanel y 2Pac Shakur; y el imaginario asociado nos remite a mesas reservadas, fiestas exclusivas y privilegiados en modo desenfreno. No es de extrañar, por tanto, que su imagen de producto y su posición en el mercado sean igualmente opulentas.

Día Internacional del champagne

El pasado 28 de octubre se celebró el día internacional del champagne. Por sorprendente que parezca, la iniciativa de dedicar una jornada mundial al conocido como ‘vino de reyes’ nació en un lugar tan alejado de sus raíces como California (EE.UU.). Fue allí donde el bloguero y connaisseur Chris Oggenfuss alumbró la idea, en el reciente 2009. Desde entonces, el cuarto viernes de cada octubre el sector del espumoso celebra su ‘fiesta grande’.

Origen del champagne

El champagne (o champán, o champaña) es tan francés como la baguette o la torre Eiffel, pero su origen nada tiene que ver con el sibaritismo y exclusividad que hoy representa. Fue descubierto por casualidad hacia 1660 —aunque algunas fuentes indican que fue tres décadas más tarde— en una abadía benedictina al norte del país galo.

En este lugar tan poco epicúreo, el monje Dom Pierre Perignon, que investigaba nuevas formas de elaborar vino, produjo de forma totalmente inesperada un caldo espumoso que, según sus propias palabras, le hizo “saborear las estrellas”. La recién inventada delicia no tardó en abrirse paso en ambientes más profanos, poniéndose de moda entre la alta sociedad francesa y convirtiéndose en un signo de riqueza y disipación.

sector champagne

Proceso de elaboración del champagne

Pese a que los romanos ya conocían el proceso que dota de efervescencia al vino, se considera que fue Perignon quien perfeccionó (accidentalmente) el método champenoise que da lugar al champagne como lo conocemos hoy en día. Sobre este procedimiento se instauraron unos cánones de elaboración que hay que cumplir para que el producto sea genuino.

Se utilizan tres tipos de uvas: Pinot Noir, Pinot Meunier y Chardonnay. Aunque las dos primeras son uvas tintas, el proceso de prensado es demasiado rápido para que pigmenten el líquido, por lo que el champagne es, en esencia, un vino blanco.

Posteriormente, tiene lugar una primera fermentación en la que el zumo de uva adquiere las características de un vino joven. Este caldo base se combina con otros vinos similares y la combinación resultante se somete al ‘tiraje’, que consiste en la incorporación de un conjunto de azúcares y levaduras.

Ya en la botella, se da la segunda fermentación, en la que los químicos presentes en el líquido producen los gases necesarios para las características burbujas. Por último, se deja envejecer el espumoso, lo que determinará en gran medida su variedad y calidad.

Características del champagne blanco y del champagne rosado

La coloración del champagne está condicionada principalmente por el ‘ensamblaje’, el ya explicado proceso de mezcla. Si se utilizan vinos ligeros, el color y el sabor del espumoso resultante será también ligero. Un rosado, por el contrario, se obtiene mediante la maceración de las uvas negras o combinando vinos blancos y un vino tinto ‘tranquilo’ de denominación champagne, resultando en un caldo más potente.

sector champagne

¿Cuál es el champagne más vendido?

Según la publicación especializada La revue du vin de France, Moët & Chandon es la marca más millonaria en ventas, con su caldo estrella Réserve Impériale Brut a la cabeza, representando el 85% de la producción de la compañía.

¿Cuál es el consumo de champagne en el mundo?

De acuerdo a las cifras publicadas por el organismo oficial francés Comité Champagne, en 2021 las ventas de champagne en el mundo alcanzaron los 320,2 millones de botellas, un crecimiento del 7,7% en comparación con 2019. El mercado galo acapara casi la mitad de esa cifra, un 43,9%; mientras que el 56,1% se dedica a la exportación, siendo la Unión Europea, con un 18,9%, el destino más importante.

Las viudas del champagne

Con casi tres siglos y medio a sus espaldas, la trayectoria del vino espumoso en el mercado ha estado llena de hitos, algunos tan interesantes como el de las emblemáticas ‘viudas del champagne’, que representan todo un referente del empoderamiento femenino en el mundo del emprendimiento.

El término ‘viudas del champagne’ hace referencia a las primeras mujeres que, a la muerte de sus maridos, se hicieron cargo de sus maisons de champagne, entre los siglos XVIII y XX. Desde entonces, las ‘casas de champán’ son empresas vinícolas familiares especializadas en este producto. Estas figuras históricas no solo marcan un antes y un después respecto al papel de la mujer en los negocios, sino que en muchos casos les debemos notables innovaciones técnicas cruciales en la evolución del ‘vino de reyes’.

Es el caso de la viuda Clicquot, que en 1805 heredó de su difunto esposo un pequeño negocio local de espumosos y lo convirtió en un emporio mundial, ganándose el apodo de ‘gran dama del champagne’. Gracias a la calidad de su producto y un ingenioso sistema de producción, Clicquot supo llevar sus caldos a todos los rincones del mundo, sobreponiéndose a las adversidades derivadas de las guerras napoleónicas.

Ya en el siglo XX, nadie daba un franco por Lilly Bollinger cuando su marido falleció en 1941, pero la viuda llevó a su empresa a facturar un millón de botellas, poco antes de su propia muerte en 1977. Una historia casi coetánea a la de Suzanne Gosset, que dirigió la casa homónima desde el deceso de su esposo en 1955. A ella debemos la presentación del champagne rosado en botellas transparentes, una idea que marcó tendencia.