914 890 888

El blog de SelfBank by Singular Bank

Inversión: la importancia de estar en otros mercados

Inversión: la importancia de estar en otros mercados

A la hora de invertir, al igual que en otros ámbitos de la vida, nos ceñimos a lo que nos resulta más conocido, más habitual, más cercano. Diversas generaciones de pequeños inversores han comprado en las últimas décadas acciones de los blue chips españoles: Inditex, Santander, BBVA, Endesa, Iberdrola… Pero hay mucho más allá de España si se abre la mente a otros mercados. en el siguiente post hablamos de la inversión: la importancia de estar en otros mercados.

Sin duda, invertir cerca tiene una parte positiva: se invierte de alguna manera en el país —aunque hoy en día, todas ellas son multinacionales, que suelen conseguir la mayor parte de los ingresos y los beneficios fuera de nuestras fronteras—, y habitualmente se tiene un mayor conocimiento y nivel de información sobre las compañías nacionales, lo que proporciona una mayor tranquilidad al inversor. Si bien, a pesar del conocimiento del mercado nacional, si este ha sido bajista, los inversores se pueden ver en dificultades de escapar de rentabilidades negativas. 

Además, las comisiones suelen ser más reducidas, un aspecto relevante si se opera en períodos cortos, realizando muchas operaciones; pero no tanto en inversiones a largo plazo.

Por otra parte, esta manera de actuar va también un poco en la línea de una de las directrices seguidas por uno de los más afamados inversores de la historia, Warren Buffett: invertir en negocios que uno puede entender. Esa mayor cercanía a las empresas nacidas en nuestro país puede propiciar —aunque no tiene por qué ser siempre así— un mayor conocimiento de las mismas.

Sin embargo, a la hora de invertir es fundamental configurar una combinación de riesgo y rentabilidad concreta, en función del perfil inversor de cada uno. Así como una adecuada diversificación, que puede tener muchas facetas: en cada activo (acciones de distintas compañías, por ejemplo), por tipos de activo (invertir en acciones, en bienes inmuebles y en materias primas), por tipos de economía (desarrolladas vs emergentes) o por áreas geográficas (España, Europa, Norteamérica, Latinoamérica, Asia…).

En un principio, puede resultar complicado «separarse» de las empresas españolas: “¿cómo voy a invertir en una compañía alemana, sueca o brasileña, si no la conozco?” Sin embargo, hoy en día hay múltiples posibilidades de información y de asesoramiento, que permiten acceder a este tipo de inversiones sabiendo lo que uno hace, y así alcanzar una mayor rentabilidad por nuestro dinero. 

Veamos a continuación algunas comparativas a modo de ejemplo:

Invertir en Europa

El primer paso, y más sencillo, para internacionalizar nuestras inversiones es mirar a Europa. Formamos parte de la Unión Europea y de la Eurozona, por lo que compartimos moneda con otros 18 países. Esto facilita mucho tanto las comparaciones como la operativa, al no tener que operar con divisas, jugar con el tipo de cambio, etcétera.

Por ejemplo, en vez de invertir en el IBEX 35, ¿por qué no invertir en el DAX alemán o en el Eurostoxx 50? Éste último agrupa a las 50 empresas más grandes en 19 supersectores, pertenecientes a 11 países de la Eurozona, del que forman parte también grandes compañías españolas, como Inditex, Santander, BBVA, Amadeus, Iberdrola y Telefónica.

¿Cuál es el desempeño de estos índices europeos en comparación con el IBEX 35?

El IBEX 35 iniciaba el 2020 en 9.367 puntos, mientras que a 1 de junio se situaba en 7.488, lo que representa una caída del 20,05%. Por su parte, el DAX alemán iniciaba el año en los 12.981, mientras que a 15 de julio estaba en 12.930, prácticamente plano..

Si tomamos la evolución en los últimos 5 años, el IBEX estaba en 10.769 puntos el 15 de julio de 2015, por lo que cinco años después estaría un 33,95% por debajo. Por su parte, el DAX estaba en 2015 en 11.540 puntos, por lo que su evolución en estos cinco años sería positiva, +12,0%.

inversión la importancia

Fuente: Yahoo Finanzas y elaboración propia

Si comparamos el IBEX con el Eurostoxx, vemos que este último se ha comportado mejor, ya que ha retrocedido menos, -9,80% hasta el 15 de julio (pasando de 3.745 a 3.378), o -6,79% con relación a cinco años antes, cuando cotizaba a 3.624.

inversión

Fuente: Investing.com y elaboración propia

Invertir en Estados Unidos

Las bolsas estadounidenses han sido uno de los activos estrella de muchos inversores en los últimos años, por su excepcional rendimiento desde que comenzó la recuperación tras la crisis financiera.

El índice por excelencia, el S&P 500 ha descendido menos que el IBEX este año, prácticamente en plano desde el 1 de enero al 15 de julio, aunque si examinamos su rendimiento a 5 años, ha subido un 53,1%, un resultado muy superior al del IBEX.

Fuente: Yahoo Finanzas y elaboración propia

Invertir en otros activos

Como indicábamos, una buena diversificación pasa también por invertir en diferentes tipos de activos. Tomaremos ahora como ejemplo el oro, uno de los activos de inversión por excelencia, muy utilizado para diversificar carteras, por su baja correlación con otros activos. ¿Cómo se ha comportado en este año, y en los últimos 5?

Hasta el 15 de julio de 2020, el oro ha subido un 19%, pasando de 1.525 dólares por onza a 1.815. Si cogemos el período de 5 años, en junio de 2015 estaba a 1.157 dólares, por lo que la subida en el último quinquenio es del 56,87%.

Fuente: Investing.com y elaboración propia

Estos datos solo tienen una finalidad informativa y no deben interpretarse como una recomendación de compra o venta. La información facilitada proviene de fuentes públicas.

Singular Bank no se hace responsable: (i) de cualquier pérdida derivada de la utilización directa o indirecta de la información contenida en esta comunicación, (ii) ni del uso que se haga de dicha información. Las decisiones que cada inversor adopte, tanto de inversión como de nivel de delegación y asesoramiento, son su responsabilidad.  

Antes de efectuar cualquier contratación, es recomendable informarse legal, regulatoria y fiscalmente sobre las consecuencias de una inversión. 

Rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras. 

Ninguna parte de este documento puede ser copiada o duplicada de cualquier forma o medio o redistribuida sin el previo consentimiento por escrito de Singular Bank.