902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

Implicaciones de la subida del euro

Implicaciones de la subida del euro

El inicio de 2018 nos ha traído un euro desatado que ha roto la barrera psicológica del 1,25 dólares por cada euro. Veamos la evolución de los últimos años:

Fuente: Yahoo finance

Desde 2014 no teníamos esos niveles en el tipo de cambio, por lo que es algo que no debemos dejar de considerar, tanto en nuestras decisiones de inversión como en las de ahorro. Por ello, vamos a valorar algunos efectos que tiene esta apreciación del euro respecto a las principales monedas, y en particular respecto al dólar.

Inversión

Efecto directo

Cuando invertimos en activos fuera de la moneda euro es importante tener en cuenta el efecto divisa en el rendimiento. Por ello, la subida del euro respecto a otras monedas ha provocado un efecto negativo sobre las inversiones que tuviéramos.

Ejemplo de impacto de la divisa en la inversión:

Supongamos que compramos 100 acciones de Apple el 4 de enero de 2016. Ese día cotizaban a 101,43$. Por ello, necesitamos comprar, 10.143$. El tipo de cambio ese día fue de 1,0831. Por tanto invertimos 9.365 euros.

El último precio de Apple fue de 160,5$ y la última cotización del tipo de cambio de 1,244 (16.050$/1,244= 12.902€).

Veamos las rentabilidades en euros y en dólares:

En dólares: (160,5-101,43)/101,43= 58,2%

En cambio, en euros: (12.902-9.365)/9.365= 37,8%

Como hemos visto, la evolución de los tipos de cambio puede ser decisiva (para bien y para mal) en la rentabilidad que obtengamos en nuestras carteras.

Lógicamente, ahora es relativamente más barato comprar acciones, fondos o ETF’s que hace unos meses gracias a la revalorización del euro, de la misma forma que nuestras inversiones en otras monedas habrán sufrido una importante merma en la rentabilidad obtenida.

Efecto indirecto 

Acabamos de comprobar la incidencia directa de los tipos de cambio en el rendimiento de nuestros activos financieros, pero hay más. Hay un efecto colateral en las empresas en las que invertimos, y da igual que sean en euros u otras monedas.

Hablamos de las consecuencias que tiene para las empresas la evolución del tipo de cambio. Por ejemplo, es por todos sabido que un euro fuerte perjudica a los grandes exportadores europeos (Siemens, Louis Vuitton, , BMW o Inditex, por citar algunos ejemplos).

Por el contrario, empresas de países como EE.UU. se ven beneficiadas, al ser sus productos más competitivos por la rebaja de la divisa.

Ahorro

Pero el efecto de un euro fuerte no sólo lo notan nuestras inversiones, sino también nuestro bolsillo; como consumidores debemos estar muy atentos. Es por ello que vamos a ver algunos efectos directos e indirectos para nosotros.

Viajar

Con un euro fuerte, viajar es una gozada. Seguro que alguno aún recordará lo que era viajar por Estados Unidos con el dólar a 1,60; todo parecía barato.

Por eso, hay quien para viajar se fija en el índice Big Mac, como indicador de cuál es el momento óptimo para maximizar nuestro consumo, viajando a aquellos países con un momento de cambio más favorable.

Compras

Si viajar te parece barato con un euro fuerte, las compras también. Y no sólo cuando viajas, con el comercio online puedes sacar tajada de esa ventaja relativa. ¿Nunca te has planteado comprar productos en países en los que puedas aprovechar el tipo de cambio?

Esto es útil sobre todo en países dentro de la UE (de momento), en particular Reino Unido. Puedes comprar en amazon.uk y quizás te salga mejor que en Amazon España, pese a asumir unos gastos de envío más elevados.

Hacerlo en países fuera de la UE es más complicado, pues es posible que tengas que asumir sobrecostes por aduanas y similares, que puedan provocar que el ahorro por la divisa se pierda.

Consumo

Las divisas tienen una incidencia capital en muchos aspectos de tu vida diaria que quizás no te plantees. Por ejemplo, en la tarifa del gas o en el precio del petróleo. Esto es así porque las materias primas se suelen comprar en dólares y por tanto, la evolución del tipo de cambio influenciará el precio final en euros.

Ahora, a las empresas les resulta más barato comprar crudo o gas en euros, y deberían trasladar ese ahorro al consumidor aunque no siempre pasa.

Por todo lo que hemos comentado, debes estar atento a la evolución del euro, pues los efectos en tu bolsillo y en tu día día son más de los que podrías suponer a priori.