902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

Fondos de reparto de rentas: una alternativa para tener una rentabilidad periódica

Fondos de reparto de rentas: una alternativa para tener una rentabilidad periódica

Cuando pensamos en las alternativas que existen en el mercado para recibir una renta periódica, muchas veces recurrimos a las opciones más conocidas, como los dividendos de las acciones o los intereses mensuales de una cuenta remunerada.

Muchos inversores no saben que invirtiendo en fondos de inversión, también existe la posibilidad de recibir un dinero de manera recurrente.

Muchas categorías de fondos de inversión han repartido históricamente dividendos, existiendo dos modalidades para ello: existen fondos de acumulación, en las que el dividendo se reinvierte en el propio fondo (por lo que el beneficio pasa al fondo directamente y no lo vemos físicamente en nuestra cuenta) y fondos de distribución, que abonan en nuestra cuenta el importe del dividendo periódico.

En los últimos tiempos, los inversores han incrementado su interés por los fondos que reparten dividendos, especialmente desde que los bajos tipos de interés han dejado la rentabilidad de otros productos (letras del tesoro, depósitos…) por los suelos.

Las gestoras de fondos han sabido recoger el guante y han ido un paso más allá, creando algunos fondos que están especialmente diseñados para repartir rentas de forma periódica.

Los fondos de reparto de rentas pueden invertir en acciones, en renta fija o pueden mezclar ambos tipos de activo, siempre en busca de la opción más eficiente para el cliente.

El principal objetivo de estos fondos es conseguir un atractivo reparto anual de dividendo, no siendo esto incompatible con la posibilidad de obtener también revalorizaciones del capital. Independientemente de lo que haga el mercado, los gestores de estos fondos de reparto se centran en conseguir que los inversores puedan recibir en su cuenta una renta periódica. ¿Cómo lo hacen? Es muy sencillo: los gestores invierten en acciones que reparten dividendo o en títulos de renta fija que abonan cupones, y de esos ingresos obtienen el capital necesario para pagar a su vez a los partícipes dicha renta.

Algunos de los fondos que reparten rentas son:

Reparto mensual:

Fidelity Euro Bond A-MDIST-EUR  (LU0168050333): Renta fija

Fidelity Euro Corp Bond A-MDIST-EUR (LU0605514487): Renta fija

Fidelity European High Yld E-MDIST-EUR (LU0718468068): Renta fija

Fidelity Global Dividend A-MG-EUR (LU0731782826): Renta variable global

Reparto trimestral:

JPMorgan Global Income (LU0404220724): Mixtos moderados

JPMorgan Europe Strategic Dividend (LU0714182606): Renta variable europea

Schroder ISF European Dividend Max B Dis (LU0321373184): Renta variable europea

Schroder ISF Global Dividend Max B Dis (LU0325253937): Renta variable global

Fidelity Global Multi Asset Income E QIncome EUR (hedged) (LU0987487500): Mixtos moderados

 

Es importante que sepas que el abono de dividendo no está garantizado, aunque históricamente estos fondos han podido cumplir puntualmente con su objetivo de reparto.

Descubre más sobre la Cuenta de Fondos de Self Bank.

 

Antes de efectuar cualquier solicitud, se aconseja a los inversores que se asesoren legal, regulatoria y fiscalmente de las consecuencias de una inversión en los fondos. Todas las transacciones deberán basarse en el último folleto completo disponible, el Documento con los Datos Fundamentales para el Inversor (KIID) y cualquier documento local de oferta. Dichos documentos, junto con el informe anual y el informe semestral están disponibles en la página web de la CNMV, de la gestora y en la de Self Bank.

Self Bank no te está recomendando la compra de estos fondos en concreto, sólo mostramos a efectos informativos fondos que dentro de sus respectivas categorías nos parecen interesantes por sus características y comportamiento histórico. Estos datos sólo tienen una finalidad informativa, y no deben interpretarse como una recomendación de compra o venta. El Cliente es responsable de las decisiones de inversión que adopte. En todo caso, Self Bank no se hace responsable del uso que se haga de esta información ni de los perjuicios que pueda sufrir el inversor como consecuencia de las operaciones que formalice teniendo en cuenta dicha información. La evolución o resultados pasados de las inversiones no garantizan la evolución o resultados futuros.