El blog de SelfBank by Singular Bank

El COVID-19 consolida el sector de la comida a domicilio

comida a domicilio

La digitalización del consumo es un cambio estructural que se está produciendo en todo el mundo. Y uno de los grandes agitadores están siendo las empresas de comida a domicilio. Según los analistas, tras un periodo de fuertes inversiones, este joven mercado se consolida y ofrece fuerte crecimiento y rentabilidad.

Ahora falta por ver si el confinamiento por el COVID-19 ha sido positivo o negativo para estas empresas y qué pasa con la reanudación de las operaciones de consolidación.

La industria de la comida a domicilio online ha crecido con fuerza los últimos años. Se estima que su tamaño es de unos 270.000 millones de dólares y que su crecimiento será del 20% anual entre 2019 y 2022. 

Esas previsiones son consistentes con las grandes tendencias en el consumo: el cambio estructural hacia las compras por internet empezó por las compras de bienes como los libros o la electrónica, pero se ha movido ya también hacia los servicios. Precisamente uno de los mejores ejemplos de esta tendencia es el crecimiento de los servicios de comida a domicilio.

En este negocio, los ingresos se generan principalmente por las comisiones que pagan los restaurantes por cada pedido, aunque también hay comisiones por pago con tarjeta o por posicionar mejor los restaurantes en los motores de búsqueda. Estos ingresos pueden crecer debido a un aumento de los pedidos, por un mayor número de clientes de alta o por un aumento de las comisiones.

Dos grandes modelos de negocio

El modelo de mercado pone en contacto a los restaurantes con los usuarios, pero sólo como intermediario, como una mera plataforma de gestión de pedidos, y no se encarga del envío. La comisión es de entre el 10% y el 15% del pedido. Es el caso, por ejemplo, de Just Eat.

El modelo logístico da un paso más y añade el reparto de la comida a la recogida de pedidos. Su comisión sube hasta el 30%, pero soporta el coste del reparto. Por ejemplo, es el modelo de Uber Eats, Deliveroo o DoorDash.

La tendencia del mercado es a crecer a costa de los pedidos por teléfono, aunque los pedidos online ya suponen cerca del 20% de todos los pedidos a nivel mundial. Como referencia, hay países como Reino Unido, donde la penetración de este servicio es del 60%, según las estimaciones de JP Morgan, frente a un 20% de países como Bélgica y Austria.

El caso de España

Según las previsiones de Statista.com para 2024, en España los pedidos de comida a domicilio online desde los restaurantes dominarán el mercado con una penetración del 24% (11,1 millones de usuarios) frente al 13% (5,8 millones de usuarios) de las plataformas.

La mayor cuota de mercado actual sería el 35% de Just Eat, seguida por el 15% de Glovo y Telepizza, el 10% de Deliveroo y Dominos, y el 5% de Uber Eats. Pedirían principalmente online (29%) las personas entre 35 y 54 años, un poco más los hombres que las mujeres (52%-48%) y serían en su mayoría personas de rentas medias (45%).

El mercado español supondría unos 1.099 millones de dólares según esta fuente, frente a los 51.500 millones del principal mercado mundial, China.

La actualidad del sector de la comida a domicilio

En los últimos años, hemos visto fuertes estrategias de expansión de las grandes empresas logísticas como Uber Eats y Deliveroo, apoyadas en el capital riesgo, y a costa de centrarse en el crecimiento frente en la rentabilidad.

Una segunda tendencia en el sector ha sido la consolidación. Por ejemplo, en Alemania, Just Eat Takeaway.com compró Pizza.de y Lieferheld y expulsó del mercado a Deliveroo con lo que se ha quedado con el 95% del mercado. En Corea, el número dos del mercado, Delivery Hero realizó una oferta por el líder, Woowa Brothers. En India, Uber Eats ha sido vendida a Zomato, mientras que en EE.UU. Uber Eats ha lanzado una oferta por Grubhub (segundo y tercer jugador del país, respectivamente).

Los analistas de Robeco señalan que esta industria no deja sitio para más de dos jugadores en cada país, por lo que apuntan a que la consolidación es imprescindible para que se logre la viabilidad financiera: “una mayor consolidación y un mayor interés en la rentabilidad deberían provocar que haya menos jugadores dominantes, pero capaces de generar elevados y robustos márgenes a largo plazo”.

Entre los frentes más complicados está el regulatorio, que cambia mucho de un país a otro, sobre todo en el aspecto laboral, y que generan problemas como los de Glovo en España (trabajadores en plantilla o colaboradores – gig workers).

¿Qué pasará con el COVID-19?

Los economistas no se ponen de acuerdo sobre si el efecto del COVID-19 en el mercado de la comida a domicilio será positivo o negativo. En China, por ejemplo, el líder del mercado, Meituan Dianping, ha reconocido que tuvo problemas debido al cierre de los restaurantes y la falta de repartidores.

Sin embargo, la opción de muchos restaurantes para sobrevivir a la pandemia ha sido la comida a domicilio, por lo que el efecto del COVID-19 podría resultar en un mayor número de usuarios a medio plazo.

Eso es lo que podría haber pasado, por ejemplo, en EE.UU. Según los datos de Second Measure, la comida a domicilio habría logrado nuevos máximos en el país norteamericano durante el mes de abril de 2020. Durante ese mes, un 29% de los usuarios había realizado un pedido por primera vez frente al 23% de un año antes.

Por lo tanto, parece previsible que el efecto del COVID-19 en el sector de la comida a domicilio pueda ser positivo y que haya asentado la tendencia previa que ya se venía dibujando en los principales mercados mundiales.

Singular Bank no se hace responsable de: (i) cualquier derivada de la utilización directa o indirecta de la información contenida en esta comunicación ni; (ii) del uso que se haga de dicha información. No todos los planes de pensiones son iguales y tienes distintos niveles de riesgo en función de distintos factores. El nivel de riesgo de cada uno de los planes está detallado en el Documento de Datos Fundamentales del Partícipe del plan correspondiente. El cobro de la prestación o el ejercicio del derecho al rescate solo es posible en caso de acaecimiento de alguna de las contingencias o supuestos excepcionales de liquidez regulados en la normativa de planes y fondos de pensiones. El valor de los derechos de movilización, de las prestaciones y de los supuestos excepcionales de liquidez dependen del valor de los activos del fondo de pensiones y puede provocar pérdidas relevantes.

Las decisiones que cada inversor adopte, tanto de inversión como de nivel de delegación y asesoramiento, son su responsabilidad.  

Rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras.

Ninguna parte de este documento puede ser copiada o duplicada de cualquier forma o medio o redistribuida sin el previo consentimiento por escrito de Singular Bank.

Salir de la versión móvil