El blog de SelfBank by Singular Bank

El checklist definitivo para retomar las finanzas tras las vacaciones

checklist retomar finanzas

Durante las vacaciones ha habido un poco de libertad financiera, frente a la rigidez presupuestaria que mantenemos en otros momentos del año, ¿verdad? Pues ahora es el momento de comprobar la situación del presupuesto familiar y de equilibrar las cuentas lo antes posible, si es necesario. Siguiendo este checklist para retomar las finanzas, todo resultará más fácil.

Compruebe la situación de liquidez de las cuentas bancarias

Mientras estaba de vacaciones siguieron entrando cargos en las cuentas bancarias. Este es el primer consejo de la checklist para retomar las finanzas. Compruebe que eran las domiciliaciones previstas y que no hay sorpresas. Cuidado con la factura de la luz, que ha podido traer sorpresas desagradables en vacaciones, y con los gastos que se pagaron con tarjeta de débito, comprobando los que ya se han cargado en cuenta y los que siguen pendientes.

En el caso de haber salido al extranjero, si ha sobrado moneda extranjera, hay que valorar si conviene cambiarla a euros, guardarla para otros viajes u olvidarse de ella (si son solo monedas). Porque si la cifra es pequeña puede no ser rentable pagar las comisiones de cambio a euros. Tampoco si se espera repetir destino.

Compruebe los gastos pagados con tarjetas de crédito

Según el periodo de facturación de su tarjeta de crédito, puede que algunos de los consumos no aparezcan hasta el mes siguiente. Conviene comprobar que las facturas se corresponden con los cargos realizados y las fechas en que se hicieron, no solo por evitar posibles fraudes, sino por si alguna ha superado el periodo de facturación de la tarjeta (normalmente el 21 de cada mes) y no entra el siguiente día 1, sino pasados 30 días.

Si se viaja en pareja y hay dos tarjetas de crédito o más que se cargan en la misma cuenta, el trabajo de revisión es especialmente relevante porque se ha podido perder la cuenta de las compras o pagos si las realizó otra persona.

Reajuste el límite de crédito de las tarjetas

Cuando se viaja al extranjero, para estar más cubierto ante imprevistos, es habitual elevar el límite de crédito de la tarjeta. Si ha sido el caso, conviene retornar a un límite de crédito más razonable para evitar tentaciones o daños mayores en el caso de pérdida, extravío de la tarjeta o fraude por phishing.

Revise las devoluciones, si las hubo, y posibles dobles cargos

No está de más comprobar que las devoluciones se han contabilizado correctamente en las cuentas o tarjetas con las que se abonaron y que no hay ningún cargo duplicado. Esto es particularmente relevante en el caso de pagos en el extranjero con otra moneda: puede haber diferencias en las fechas de cargo o en los importes al haber fluctuaciones en la moneda.

Haga un informe de gastos

Saber exactamente cuánto fue el gasto total y en qué partidas se produjo puede ayudar a planificar mejor las próximas vacaciones. Tampoco es mala idea valorar la forma mayoritaria en la que se hicieron los pagos para tener un mayor control en próximas ocasiones.

Planifique bien las financiaciones si las hubo

Continuando con el el checklist de finanzas… Algunos gastos llegarán en septiembre, pero otros pueden llegar en octubre. Todo depende de las fechas en que se estuvo de vacaciones, de los periodos de facturación de las tarjetas de crédito o el tiempo que hayan tardado algunos cargos en entrar en las cuentas.

Sin embargo, ahora es el momento de estudiar bien las financiaciones, si las hubo (pagos a plazo) o si va a haberlas (aplazamientos por cargos elevados en tarjetas de crédito o cargos inesperados).

Es especialmente importante no financiar con las tarjetas de crédito los gastos realizados, porque suelen cobrarse intereses muy elevados. Por ello, conviene estudiar con cuidado la mejor manera de abonar los excesos cometidos con el menor coste posible.

En el caso de las financiaciones, lo importante es incorporarlas a los gastos familiares de los próximos meses dentro de la planificación del presupuesto correspondiente a cada mes.

Compruebe los ingresos de sus inversiones

En los meses de verano son habituales los pagos de dividendos por parte de muchas empresas. Conviene revisar que han entrado como se esperaban y que se puede contar con ellos para lo que se hubiera planificado (ahorro o cobertura de gastos). Lo mismo se aplica si había algún pago de cupón o ingreso financiero previsto durante las vacaciones.

Es un buen momento también para revisar las posiciones abiertas y cómo han evolucionado, para revisar la estrategia de la cartera con vistas al otoño, así como valorar las noticias que se hayan podido producir y que afecten a estas posiciones.

Revise la agenda y los presupuestos del mes que viene

Se han acabado las vacaciones, pero empieza la vuelta al colegio o la vuelta al trabajo. Dado que se ha podido superar el presupuesto vacacional, conviene valorar cómo viene el otoño de gastos y la situación de los presupuestos de los próximos meses, para ajustarse a las necesidades financieras de la familia.

Empezar el otoño con una dinámica de control de las finanzas familiares es una buena idea para retomar el control de los gastos del verano y empezar a proyectar los de las Navidades. Si es el caso, y las vacaciones de verano no han afectado al presupuesto familiar, puede ser el momento de empezar a organizar alguna salida en los puentes que habrá en los próximos meses o en Navidad.

En resumen, con esta pauta o checklist finanzas es más fácil recuperar el control de las finanzas familiares y ajustar los gastos producidos durante las vacaciones en el presupuesto familiar. Cuanto antes se hayan cubierto, antes se podrán empezar a planificar los próximos.

Salir de la versión móvil