914 890 888

El blog de SelfBank by Singular Bank

Diario de un inversor de vacaciones

Diario de un inversor de vacaciones

El mes de Agosto suele ser un mes donde los inversores no profesionales se apartan del día a día del mercado debido a la desconexión vacacional. Sin embargo, esto no quiere decir que no podamos aprovechar parte de nuestro tiempo libre para mejorar nuestros conocimientos financieros con el objetivo de ser mejores inversores.

Independientemente de la estrategia de inversión que utilicemos para invertir nuestro dinero en los mercados financieros, siempre existen oportunidades para poder desarrollar nuestras habilidades en la toma de decisiones. En el artículo de hoy queremos ofrecerte algunas ideas para que puedas mejorar tu capacidad inversora este verano.

Cómo mejorar nuestras inversiones en verano

Una de las cosas más sencillas que podemos hacer para tomar mejores decisiones en el futuro es estar al día de lo que puede ocurrir en el mercado en los próximos meses. Por ello, un ejercicio muy útil para saber por dónde podremos ajustar nuestras carteras de inversión en el corto / medio plazo es estudiando las previsiones de mercado que realizan los principales bancos de inversión del mundo.

Acceder a este tipo de análisis es sencillo, al menos en su versión más simple (es cierto que los análisis más exhaustivos sólo están disponibles para sus clientes), ya que lo suelen publicar en sus páginas web. En ellos podemos encontrar un análisis de lo que ha ocurrido en los últimos meses en los mercados financieros, así como los posibles escenarios a los que nos podemos enfrentar en el futuro en diferentes activos, lo que nos permitirá tener información acerca de cómo actuar. Lo mejor de esto es que sólo necesitarás imprimirlos y podrás leerlos ¡incluso estando en la playa!

Otro clásico para mejorar nuestras capacidades inversoras es acudir a la lectura de libros especializados en la materia. A la hora de elegir material bibliográfico nos encontramos con que en el mercado existen gran cantidad de libros que nos pueden ser de utilidad, por lo que la clave está en seleccionar buenos libros que nos permitan dar un salto de calidad como inversores.

Una buena estrategia de lectura podría ser aquella en la que dediquemos nuestro tiempo a leer obras específicas que traten acerca de la estrategia de inversión que utilizamos (value investing, trading, global macro…) combinada con obras que nos permitan conocer e interpretar el entorno macroeconómico como marco general a tener en cuenta. Por suerte, con el desarrollo de la crisis se ha multiplicado en las bibliotecas el número de obras que versan sobre el análisis económico.

iStock_000063006929_Small

Otra forma de aprovechar el verano adquiriendo conocimientos financieros que nos ayuden en nuestra operativa de cara el futuro es la realización de algún tipo de formación online.

En este aspecto, estamos viviendo un boom en lo que se refiere a la formación educativa online, y podemos acceder (en muchos casos de forma gratuita) a cursos financieros impartidos por universidades de prestigio desde el salón de nuestra casa.

Otra buena opción es planear la formación que tomaremos después de las vacaciones, por ello también es importante echar un vistazo a aquellos cursos o eventos presenciales que se puedan realizar en nuestra ciudad para poder participar en ellos.

Por último, podemos dedicar algunas horas de nuestras vacaciones a realizar un ejercicio de backtesting. El backtesting es una estrategia muy utilizada por los traders que operan en el corto plazo para revisar qué partes de su estrategia son acertadas y cuáles no.

Con este sistema de revisión analizan todas sus operaciones pasadas tratando de encontrar qué patrones de decisión le han resultado más beneficiosos y cuáles le han hecho perder dinero, consiguiendo así pulir su sistema de inversión.

Pero esta estrategia de backtesting no sólo puede ser utilizada por los operadores a corto plazo, sino que los inversores a medio largo plazo también pueden beneficiarse analizando cómo se ha comportado una determinada estrategia de inversión en el pasado y, en consecuencia, si puede ser beneficiosa adoptarla de cara al futuro.

En definitiva, estas son sólo unas cuantas propuestas sobre cómo aprovechar nuestras horas de verano para mejorar nuestra operativa como inversores y sacar más provecho a los mercados financieros.

+