902 888 888 / 914 890 888

El blog de Self Bank

Cómo te ayuda el Gobierno si estás a punto de tener un hijo

Cómo te ayuda el Gobierno si estás a punto de tener un hijo

e suele decir que los bebés vienen con un pan bajo el brazo, aunque realmente depende de dónde nazcas, ese pan será un pan de pueblo o un panecillo. Esa comparativa se hace evidente si contrastamos la situación con los países del centro-norte de Europa y con países del sur.

Pero también existen diferencias dentro de España, ya que hay ayudas que dependen de las comunidades autónomas y que suponen diferencias importantes entre ellas. Vamos a revisar algunas prestaciones que podemos solicitar en algunos supuestos cuando nos convertimos en papás.

IRPF

Es la principal ayuda económica a la que pueden optar los recientes padres, pero no podrán optar a ella hasta bien entrado el año siguiente al nacimiento del hijo, en la siguiente declaración de la renta. En esta entrada puedes consultar todos los detalles sobre las ayudas a las que tenemos derecho en nuestra declaración de la renta, de entre las que podemos destacar como principales:

Mínimo Exento: Es una ventaja directa cuando tenemos a alguien a cargo, que puede ser un menor o un ascendente.

2.400 por el primer hijo

2.700 por el segundo

4.500 por el tercero y siguientes

A ello debemos sumar otro incentivo, y es que mientras el niño tenga menos de 3 años, debemos sumar a las cantidades anteriores 4.500 adicionales.

Madres trabajadoras

Las madres que se encuentren en situación activa (trabajan por cuenta propia o ajena) y tengan hijos menores de 3 años, pueden aplicar en su declaración de la renta una deducción de 1.200 euros anuales (100 euros mensuales). Hay dos formas de cobrarlo: como impuesto negativo al hacer el IRPF o solicitando el cobro anticipado (independientemente de que luego hagamos declaración o no).

Seguridad Social

En este apartado tenemos que incluir algunas ayudas que la Seguridad Social facilita, y que son independientes de los permisos de maternidad, paternidad y lactancia, mediante los cuales la propia Seguridad Social asume los pagos de nuestro salario reemplazando a nuestra empresa en esa obligación. Algunos beneficios a los que podemos optar:

Ayuda por nacimiento

El importe es de 1.000€ y se tiene derecho a ella en algunos de estos 3 supuestos:

-Ser familia numerosa

-Ser familia monoparental

-La madre o el padre tengan una discapacidad de más de un 65%

Ayudas recurrentes

Las familias cuyos ingresos anuales sean inferiores a 11.376,66 €, también pueden pedir una ayuda de 291 euros anuales hasta que el menor cumpla los 18 años Ese importe sube un 15% por cada hijo adicional. En el caso de hijos discapacitados, no hay límite de renta para solicitar esta ayuda.

Para familias numerosas se pagan 450,73 euros por el tercer hijo y en adelante. Si el niño tiene una discapacidad del 33% o mayor, esta cantidad se duplica. Los ingresos de los padres no pueden superar los 17.122€, con un incremento de 2.575,95 € a partir del cuarto menor dependiente.

Madres autónomas

Para aquellas madres que estén dadas de alta en el régimen de autónomos de la Seguridad Social y hayan cotizado al menos 180 días en los últimos siete años, existe una baja maternal de 16 semanas en la que seguirán pagando sus cuotas y cobrarán el 100% de la base cotizada (833,40 € al mes si cotizan el mínimo y 3.166,20 € si cotizan el máximo).

Otras ayudas

Aparte de las deducciones directas al hacer la declaración de la renta, el hecho de ser padres nos otorga algunas ventajas y ayudas, pero la mayoría de estas dependen de las CCAA y, por tanto, son muy variables entre sí. Vamos a ver los conceptos que se suelen considerar y, a partir de ahí, deberías consultar en tu comunidad autónoma cuáles son las que te aplican.

Cheque Bebé: Por nacimiento, algunas comunidades ofrecen un incentivo en forma de cheque bebé que lo añaden en la parte autonómica de la declaración de la renta. En todo caso, no hay que tener en mente el cheque bebé de 2.500€ que estuvo vigente hasta 2011. Ahora son importes mucho menores, en algunas comunidades de 100€. En el caso del País Vasco llegan a casi 1.000 € y va creciendo a medida que tienes más hijos.

Además, en algunas comunidades aún hay algunas ayudas para la compra de libros o cheques comedor en función de nuestra renta o situación familiar (familias numerosas, partos múltiples, discapacidades, etc.). Sería conveniente que revises qué beneficios ofrece la comunidad en la que resides.