914 890 888

El blog de SelfBank by Singular Bank

¿Cómo se reparte el dinero en los mercados financieros del mundo?

¿Cómo se reparte el dinero en los mercados financieros del mundo?

En ocasiones, oímos cifras llamativas en relación a algunos aspectos de la economía: la persona más rica del mundo, el PIB de un país, la deuda externa de otro o la cotización del Bitcoin o de otras criptomonedas, por ejemplo. ¿Te has preguntado alguna vez cuánto dinero hay en el mundo? o ¿Cómo se reparte el dinero en los mercados financieros del mundo? Una interesante cuestión, ¿verdad?

¿Hasta qué puntos son relevantes esas cifras? ¿Son una gota en la inmensidad del océano? Vamos a verlo con algunos datos.

La persona más rica del mundo

La lista Forbes nos informa de la persona más rica del mundo, ofreciendo anualmente un listado que durante muchos años fue encabezado por el fundador de Microsoft, Bill Gates. Pero la fluctuación de sus negocios, los vaivenes de la Bolsa y que haya donado parte de su fortuna ha favorecido que, en los últimos años, el fundador de Amazon, Jeff Bezos, se sitúe al frente de la lista.

También han aparecido puntualmente en el primer puesto otras personas, como el francés Bernard Arnault, dueño de la compañía dedicada al lujo LVMH o incluso Amancio Ortega, el fundador de Zara.

La fortuna de algunos de estos súper millonarios supera los 100.000 millones de dólares, que equivaldrían a unos 92.000 millones de euros.

El PIB de España: tan solo 1,6% del mundial

El Producto Interior Bruto de nuestro país superó los 1,2 billones de euros en 2019, o 1,4 billones de dólares.

El PIB es el valor de los bienes y servicios que produce el país en ese año. 1,4 billones de dólares (1.400.000.000.000) parece una cifra muy grande, pero no sería más que un 6% del PIB de Estados Unidos, por ejemplo, o un 1,6% del PIB mundial, que supera los 87 billones.

Dinero en efectivo: 90 billones de dólares

Cuando hablamos de dinero, todavía solemos pensar en billetes y monedas. Pero es solo una pequeña parte del total. El auge del comercio electrónico y la comodidad que supone el pago con tarjeta ha hecho que este medio supere ya al efectivo a la hora de pagar en España.

Además, se realizan millones de transferencias bancarias, en las que el movimiento de dinero es solo un apunte electrónico en las dos entidades que participan.

Por otro lado, el dinero físico interviene en diversas transacciones a lo largo del tiempo. No es necesario que haya una gran cantidad, sino más bien su velocidad de circulación.

De esta manera, actualmente habría en España menos de 10.000 millones de euros circulando en efectivo, cuando hace diez años se superaban los 70.000. No significa una reducción de la riqueza, simplemente que el dinero circula más (se han retirado una gran cantidad de billetes de 500 euros, que apenas intervenían en las operaciones normales) y se han incrementado enormemente las transacciones electrónicas.

El dinero en circulación a nivel mundial, contando billetes, monedas y cheques, rondaría los 36 billones de dólares, o unos 106 billones si se toman también en consideración otras formas análogas, como el dinero en cuentas corrientes o en depósitos bancarios, según los datos del Banco Mundial en 2018.

Oro: casi 9 billones de dólares

dinero mercados financieros

El metal precioso por excelencia siempre ha sido considerado como un valor refugio en épocas turbulentas como la actual y, prácticamente, como moneda de circulación equivalente al dinero. Según los datos del World Gold Council (Consejo Mundial del Oro), se calcula que los países acumulan unas reservas de oro de unas 35.000 toneladas, que supondrían aproximadamente el 20% del oro total en el mundo, de manera que la cantidad de metal precioso se situaría en unas 175.000 toneladas.

Al precio actual, de unos 50 dólares por gramo, el valor del oro sería de 8,75 billones de dólares.

Bolsa: 80 billones de dólares

Los mercados de valores son una de las grandes bolsas de acumulación de riqueza. La capitalización del IBEX 35 supera los 450.000 millones de euros, lo que representaría aproximadamente un tercio del PIB de nuestro país… Pero por debajo algo del valor de Apple en el mercado.

Si lo comparamos con uno de los grandes índices norteamericanos, el valor del S&P 500 supera los 28 billones de dólares, por lo que la capitalización del IBEX sólo sería un 2,5% de la del S&P.

Si sumásemos el valor de mercado de todas las bolsas mundiales, estaríamos hablando de una cifra superior a los 80 billones de dólares.

Ladrillo: más de 200 billones de dólares

En España hay una cierta predilección por la inversión en ladrillo, y a pesar del pinchazo de la burbuja inmobiliaria, sigue siendo  una inversión interesante en la que como en todas las inversiones un buen asesoramiento marca la diferencia.

¿Cuánto valen todas las propiedades inmobiliarias mundiales? Algunas consultoras inmobiliarias internacionales, como Savills, han realizado el cálculo, y su valor estaría por encima de los 200 billones de dólares.

Deuda: 200 billones de dólares

Al comienzo de la Gran Recesión, una de las cuestiones que más preocupaba a los expertos era el estallido de los mercados de deuda o de los derivados. Aunque suene extraño para el ciudadano de a pie, en estos mercados se mueven enormes cantidades de dinero.

Por si eso fuera poco, la propia crisis ha incrementado enormemente la deuda de los estados. Ahora vivimos una época de tipos de interés bajos, por lo cual es factible pagarlos, aun sobre un gran volumen, pero esto podría cambiar.

Recordemos, por ejemplo, que la deuda pública española pasó de estar por debajo del 40% al 100% que ronda en la actualidad. En el conjunto del mundo, prácticamente se ha duplicado con la crisis, hasta superar los 66 billones de dólares (unos 60 billones de euros), es decir, aproximadamente un 80% del PIB mundial.

Si le añadimos la deuda privada, que sería, según los datos del FMI, de unos 130 billones de dólares, estaríamos cerca de los 200 billones de dólares de deuda, más del doble del PIB mundial.

Derivados: 600 billones de dólares

El otro gran desconocido para el gran público es el mercado de los derivados. Un mundo para expertos y bancos de inversión, en el que es posible ganar mucho dinero, pero también es posible perder mucho.

No solo está relacionado con la especulación, sino que también puede ser utilizado en sentido contrario, para cubrir posibles cambios de tendencia en otras inversiones.

Por su propia naturaleza, el volumen del mercado de derivados es de muy difícil estimación, y mientras algunos lo sitúan en unos 600 billones de dólares, otros calculan que superaría los 1.000 billones (1.000.000.000.000.000) de dólares.

Singular Bank ha obtenido los datos contenidos en esta comunicación a través de otras fuentes de información que considera fiables pero no se hace responsable de la completa exactitud de los mismos. Estos datos solo tienen una finalidad informativa y no deben interpretarse como una recomendación de compra o venta.

Singular Bank no se hace responsable de: (i) cualquier pérdida derivada de la utilización directa o indirecta de la información contenida en esta comunicación ni; (ii) del uso que se haga de dicha información. Las decisiones que cada inversor adopte, tanto de inversión como de nivel de delegación y asesoramiento, son su responsabilidad. 

Singular Bank no se hace responsable del tratamiento fiscal de los productos de inversión.  Antes de efectuar cualquier contratación, es recomendable informarse legal, regulatoria y fiscalmente sobre las consecuencias de una inversión.

Rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras.

Ninguna parte de este documento puede ser copiada o duplicada de cualquier forma o medio o redistribuida sin el previo consentimiento por escrito de Singular Bank.