El blog de SelfBank by Singular Bank

Como invertir en petróleo siendo un pequeño inversor

Una de las variables económicas que más ha impactado los mercados en los últimos años ha sido la fuerte bajada del precio del petróleo. El coste de la energía es una de las variables que influyen en casi toda la actividad económica. La caída del precio del crudo ha tenido efectos no solo en las empresas del sector petrolero, sino en toda la economía mundial, que depende en gran medida del precio de la energía para producir sus bienes y servicios.

La inversión en materias primas siempre es complicada porque su evolución depende de múltiples variables macroeconómicas imposibles de anticipar con certeza. Sin embargo, siendo el petróleo uno de los activos fundamentales para el desarrollo de la actividad económica global, hay inversores que lo tienen en cuenta como parte de una cartera de inversión bien diversificada.

En este gráfico podemos ver como el precio del brent se redujo en más de la mitad en apenas dos años.

Fuente: Bloomberg

La inversión en petróleo, al igual que otras materias primas, puede sufrir una elevada volatilidad ya que sus precios varían en función de la ley de la oferta y la demanda. Sin embargo, cuando un activo baja de precio es lógico que los inversores nos paremos a pensar si puede llegar a ser una buena inversión.

¿A través de qué instrumentos o activos podemos invertir si creemos que es probable que el precio del petróleo suba en el futuro?

Hay diversas estrategias que el pequeño inversor puede seguir para intentar beneficiarse de una hipotética subida futura del precio del petróleo. La inversión directa en petróleo es posible, pero es más recomendable para inversores avanzados ya que requiere del uso de derivados financieros, como futuros o CFDs. Algunos de estos instrumentos utilizan apalancamiento financiero y por tanto pueden ser muy volátiles.

Otra opción disponible es invertir en empresas del sector petrolero, que se verán beneficiadas si el precio del petróleo sube. En cierto sentido este tipo de inversiones son más estables, ya que estamos invirtiendo en todo el activo de las empresas (sus plantas, refinerías, etc). Si optamos por este tipo de estrategia tenemos también dos posibles caminos: seleccionar empresas individuales en las que invertir o buscar fondos que inviertan en una cesta de empresas del sector. Seleccionando empresas concretas podremos tener más libertad, decidiendo en qué negocios queremos invertir. Sin embargo, un fondo de inversión nos proporcionará un mejor grado de diversificación con un bajo coste.

La inversión en petróleo realmente tiene un carácter global. Aunque existen empresas de tamaño reducido, la mayor parte del negocio está en manos de unas cuantas multinacionales con presencia en todo el mundo.

Vamos a ver algunos ejemplos de fondos cotizados (ETF) dedicados a invertir en el sector energético y petrolero norteamericano en los que podemos invertir a través de la plataforma de Self Bank:

Energy Select Sector SPDR® ETF

Con unos activos de más de 14.000 millones de dólares, este ETF cuenta con 5 estrellas Morningstar. Invierte principalmente en empresas petroleras norteamericanas. Su objetivo es replicar la evolución de todas las empresas energéticas del S&P500, ponderadas por capitalización. Sus cinco principal posiciones son:

Vanguard Energy ETF

Otra alternativa de características similares es el fondo cotizado de Vanguard. La gestora Vanguard es conocida por desarrollar productos financieros indexados de bajo coste. En el caso de este ETF los gastos de gestión son de apenas 0,10%. El fondo tiene casi 4.000 millones de dólares en su patrimonio y 4 estrellas Morningstar.

Las 5 principales posiciones son:

También existen ETF que invierten en empresas europeas relacionadas con el petróleo:

Lyxor ETF Stoxx Europe 600 Oil&Gas

Este ETF está denominado en euros, cuenta con 4 estrellas Morningstar e invierte en compañías como Total, BP, Shell o Repsol. En este gráfico del último año se puede apreciar su correlación con el precio del barril de petróleo brent (línea amarilla):

Conclusión

Hay muchas maneras en que el pequeño inversor puede beneficiarse de hipotéticas futuras subidas del precio del petróleo.

Si no se quiere entrar en el mercado de derivados, una opción es buscar invertir en empresas cuyo negocio se beneficie de la subida del crudo, como las petroleras u otras empresas del sector. Una de las formas de invertir en este tipo de activos con menor coste es mediante fondos cotizados como los que hemos mencionado.

Estos datos tienen finalidad informativa y no deben interpretarse en ningún caso como una recomendación de compra o venta, o de realización o cancelación de inversiones, ni puede servir como base de ningún tipo de decisión sobre inversiones actuales o futuras. Self Bank no se hace responsable de los perjuicios que pueda sufrir el inversor como consecuencia del uso de dicha información. El Cliente es responsable de las decisiones de inversión que adopte y del uso que haga de la información proporcionada a tal efecto. Self Bank proporciona esta información a través de un proveedor y no asume compromiso alguno de la actualización en el contenido de la información presentada. La evolución o resultados pasados de las inversiones no garantizan la evolución o resultados futuros.
Self Bank no acepta ningún tipo de responsabilidades por pérdidas, directas o indirectas, como consecuencia de este informe. Ninguna parte de este documento puede ser copiada o duplicada de cualquier forma o medio o redistribuida sin el previo consentimiento por escrito de Self Bank.
Salir de la versión móvil